fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LÚH! NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Análisis

Urbaser: quién manda en la empresa del barrendero muerto por un golpe de calor

Es propiedad del fondo de inversión estadounidense Platinum Equity, fundado y controlado por Tom Gores, y desde el pasado 25 de junio cuenta como consejero delegado con Fernando Abril-Martorell, ex consejero delegado de Telefónica, el Grupo PRISA o Indra e hijo de Fernando Abril Martorell.

Urbaser: quién manda en la empresa del barrendero muerto por un golpe de calor
Fernando Abril-Martorell, José Luis Martínez-Almeida y Tom Gores

Varias grandes empresas se reparten desde el pasado año 2021 y hasta el año 2027 el megacontrato de limpieza de la ciudad de Madrid, valorado en más de 1.600 millones de euros y por el que el Ayuntamiento de la capital de España —de coalición de PP y Cs con el apoyo de Vox— ha dividido la urbe en seis zonas y adjudicado la limpieza de cada una de ellas a una empresa o grupo de empresas.

Urbaser es una de esas empresas; concretamente, la más beneficiada por el Ayuntamiento, que le adjudicó la limpieza de dos de las seis zonas por un total de más de 500 millones de euros. Se trata de las zonas 3 —que incluye los distritos de Fuencarral - El Pardo, Latina y Moncloa - Aravaca— y 5 —que incluye los distritos de Moratalaz, Puente de Vallecas, Vicálvaro y Villa de Vallecas—.

Precisamente en una calle del distrito de Puente de Vallecas cayó desplomado, sobre las cinco de la tarde del pasado viernes, mientras barría el trabajador de 60 años de edad José Antonio González. "El barrendero fallecido por un golpe de calor en Madrid tenía un contrato de un mes y le había cambiado el turno a un compañero", titulaba 'El País' un artículo de este lunes en el que el hijo varón del fallecido —que tiene también una hija— calificó de "inmoral" hacer trabajar "a 42 grados, sin sombra y con esa ropa".

"Llegaba destrozado. Sé que era consciente de que esto le podía pasar, pero lo hacía porque quería conseguir un contrato largo. Estoy convencido de que él no paró de limpiar esa calle hasta que se desmayó. Pensaría que no le iban a renovar y estaba dándolo todo con tal de demostrar que valía. Esto, para mí, es inhumano. Esto debe hacernos a todos reflexionar. No son condiciones. Y mi padre lo ha vivido", añadió.

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (PP), dijo el jueves —es decir el día antes de que el trabajador cayera desplomado en una calle del distrito de Puente de Vallecas—, en la Cadena SER, que desconocía el material —poliéster— del que está hecha la ropa que utilizan los trabajadores de la limpieza de Madrid, y este lunes, en un acto del PP celebrado en la sede de la calle Génova, ha asegurado que “no conocíamos que hubiera quejas acerca de los uniformes”.

El hijo del trabajador ha asegurado que lo afirmado por Almeida "no es verdad"; ni lo que dijo el jueves en la SER ni lo que dijo este lunes en Génova, y ha insistido: "Hay que asumir responsabilidades por parte de todos. El Ayuntamiento tiene que hacer más, por encima de excusas, no hay que echarle la culpa solo a la empresa", en referencia a Urbaser, que según 'El País' no ha querido contestar a "ninguna pregunta" del diario.

El trabajador había sido contratado por una empresa privada —Urbaser—, pero esa empresa había sido contratada por un órgano público —el Ayuntamiento de Madrid—. Se sabe que, desde las municipales de 2019, el Ayuntamiento de Madrid está gobernado en coalición por PP y Cs con el apoyo de Vox, pero ¿quién manda en la multinacional Urbaser?

Urbaser fue fundada en 1990 como TecMed y pasó a llamarse Urbaser en 2014, cuando fue absorbida por de Dragados, propiedad del Grupo ACS, fundado y controlado por Florentino Pérez. ACS la vendió en 2016 a una empresa china, y desde junio de 2021 —dos meses antes de que Madrid le adjudicara la limpieza de las zonas 3 y 5— es propiedad del fondo de inversión estadounidense Platinum Equity, fundado y controlado por Tom Gores.

Urbaser está presidida por la estadounidense Mary Ann Sigler y desde el pasado 25 de junio cuenta como consejero delegado con Fernando Abril-Martorell, que —tras permanecer diez años en el banco estadounidense JP Morgan— para entonces había desempeñado el mismo cargo en Telefónica, en el banco suizo Credit Suisse para España y Portugal, en el Grupo PRISA —propietario de 'El País' y de la Cadena SER— y finalmente en Indra, desde donde pasó a Urbaser.

Fernando Abril-Martorell es hijo de Fernando Abril Martorell, una de las figuras clave de la Transición del franquismo al régimen del 78. Abril Martorell comenzó su carrera política en el franquismo: fue presidente de la Diputación de Segovia entre 1969 y 1970 y procurador en las Cortes franquistas desde 1971 hasta 1977, el año en que fue nombrado senador por designación real —es decir por designación de Juan Carlos I— y también ocupó diversos cargos en el Ministerio de Agricultura.

Muerto Franco y con Adolfo Suárez como presidente del Gobierno, Abril Martorell entró al Ejecutivo en 1976 como ministro de Agricultura y salió del Gobierno en 1980 como vicepresidente segundo y ministro de Economía. Entremedias, fue vicepresidente tercero para Asuntos Políticos desde julio de 1977 hasta febrero de 1978 y, como tal, pieza clave de normas como la Ley de Amnistía de octubre de 1977.

Ya en el régimen del 78, Abril Martorell no logró en las generales de 1982 renovar el escaño del Congreso al que aspiraba encabezando la lista de la UCD por València y cambió la política por la empresa. Eso sí: en 1990 fue nombrado —a propuesta del entonces presidente del Gobierno, Felipe González (PSOE)— presidente de la Comisión de Análisis y Evaluación del Sistema Nacional de Salud, puesta en marcha por el Ministerio de Sanidad.

“Fernando es un líder excepcional y un CEO consolidado, que encaja perfectamente en Urbaser por sus fuertes valores y su impresionante trayectoria construyendo y gestionando equipos de alto rendimiento en diferentes sectores”, dijo Daniel Madden, director general de Platinum Equity, hace apenas un mes, cuando Fernando Abril-Martorell, hijo de Fernando Abril Martorell, fue nombrado consejero delegado de Urbaser.

Otro hijo, en este caso el del trabajador de la limpieza José Antonio González, muerto el pasado viernes tras caer desplomado en una calle del distrito de Puente de Vallecas mientras barría: "Llegaba destrozado (...) No son condiciones. Y mi padre lo ha vivido". Su padre estaba contratado —por un mes— por Urbaser, y Urbaser está contratada —desde 2021 y hasta 2027— por el Ayuntamiento de Almeida.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

3 Comentarios

3 Comments

  1. Ander

    19 de julio de 2022 23:59 at 23:59

    Nada nuevo bajo el sol. La llegada del sr. Abril Martorell me augura una reestructuración, eres, ajustes de plantillas etc. Yo creo que es un liquidador de trabajadores (le llaman reestructuración). La muerte de esta persona quizás pare los planes un poco de tiempo. Pero, en mi opinión, supongo que el retraso será pequeño. Sería bueno seguir este proceso y espero que me equivoque.

  2. Carlos Primero de los Míos

    20 de julio de 2022 16:08 at 16:08

    Joerrr, como está Españistán, totalmente corrompida por la clase económica, mediática, judicial, religiosa y política desde Pxxe para la derecha, y parece que cada vez hay mas sinvergüenzas y/o tontos del culo con intención de votarles.

  3. Century

    20 de julio de 2022 17:12 at 17:12

    Lo que no puede hacer Almeida es presionar para que se trabaje normalmente, explotando a [email protected] trabajadores, y luego no dimitir…

    Ya son muchos chanchullos de adjudicaciones a familiares, muchas privatizaciones irregulares, mucha explotación laboral… Y en la comunidad y en el ayuntamiento, no dimite nadie, con el apoyo de la prensa.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes