fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LUH NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Análisis

Ayuso se acerca aún más a la ultraderecha y perfila su agenda internacional

El próximo lunes en Milán recogerá un premio, vinculado a la red ultraliberal Atlas Network, que han recibido ya Vargas Llosa, Leopoldo López o colaboradores de Bush padre e hijo, Thatcher y Reagan.

Ayuso se acerca aún más a la ultraderecha y perfila su agenda internacional
Montaje híbrido de Isabel Díaz Ayuso (PP) y Santiago Abascal (Vox)

Voy a trabajar para que ni homosexuales ni transexuales se dejen colectivizar y que sigan siendo ciudadanos libres y eligiendo Madrid como el lugar de apertura y de respeto que es hoy, no voy a permitir que ni asociaciones ni colectivos ni leyes injustas promuevan más divisiones por sexos ni por identidades en mi comunidad; llamo a los ciudadanos a estar alerta, porque cuando la izquierda va perdiendo el poder, cuando la izquierda va viendo el final en las urnas, cuando van viendo cómo se están sucediendo las encuestas, vuelven a las calles, y desde luego ni utilizar el feminismo ni el medio ambiente o la sexualidad para dividirnos o para dirigirnos es algo que voy a permitir en Madrid”. Así se ha expresado este viernes Isabel Díaz Ayuso en una rueda de prensa en la que la presidenta de la Comunidad de Madrid ha dado un paso más hacia el espacio político que ocupan sus socios de Vox, partido ultraderechista de cuyos votos depende su Gobierno autonómico y que ya ha anunciado que pretende derogar la ley autonómica de protección integral contra LGTBIfobia.

A estas alturas, caben ya pocas dudas de que Ayuso está más cerca de Santiago Abascal que del presidente de su propio partido, Pablo Casado. Mientras Ayuso y Casado se disponen a echar un pulso por el PP de la Comunidad de Madrid –Ayuso quiere presidirlo, y Casado, temeroso de que la presidenta autonómica acumule aún más poder del que tiene, prefiere que lo haga José Luis Martínez-Almeida o en su defecto un tercero en discordia–, Abascal ha vuelto a mostrar este viernes su sintonía con la primera. Ha sido en el espacio de Telecinco ‘El programa de Ana Rosa’, presentado por Ana Rosa Quintana y uno de los más volcados en el blanqueamiento de la ultraderecha en España. “Nosotros no entendemos que haya un colectivo LGTBI, entendemos que hay españoles (…) Lo que sí hemos dicho es que una bandera de un lobby que no representa a todos los homosexuales no tiene por qué estar en los ayuntamientos (…) Lo primero que hacemos es negarnos a que se hable de un colectivo, porque eso es lo que le interesa a un lobby determinado que se quiere arrogar la representación de todas las personas homosexuales (…) Nosotros no odiamos ni a los homosexuales ni a los inmigrantes ni a las mujeres, nosotros a quien detestamos es a la izquierda, es al PSOE y a Podemos, y eso tiene un precio: cuando uno se enfrenta a la dictadura de la corrección política, sufre todo tipo de insultos y de demonizaciones y se te trata de enfrentar con grupos de población en España”, ha dicho Abascal. Básicamente, lo mismo que Ayuso.

Mientras tanto, la presidenta autonómica perfila ahora una agenda internacional, y es que el próximo lunes el Instituto Bruno Leoni le entregará, en el Museo Diocesano de Milán y ante 300 invitados, su Premio Bruno Leoni, y lo hará nada menos que “por sus políticas en defensa de la libertad de los ciudadanos durante la pandemia de coronavirus”. El Instituto Bruno Leoni, con sede en Italia, forma parte de la red Atlas Network, un conglomerado –con sede en Estados Unidos– de 470 ‘think tanks’ ultraliberales muy bien financiado y volcado en la guerra cultural contra los procesos de profundización democrática y contra la izquierda política. De Atlas Network forman parte también FAES –fundación que preside José María Aznar– o la Fundación Internacional para la Libertad, que preside Mario Vargas Llosa.

Desde que fue instituido en 2008, el Premio Bruno Leoni ha ido a parar a manos de personas como el estadounidense C. Boyden Gray –consejero de la Casa Blanca con George Bush padre y embajador de Estados Unidos en la Unión Europea con George Bush hijo– en 2010; el británico Nigel Lawson –ministro de Hacienda con Margaret Thatcher– en 2013; el propio Vargas Llosa en 2014; el polacoestadounidense Richard Pipes –miembro del Consejo de Seguridad Nuclear con Ronald Reagan y autor de varios libelos contra Lenin y la Revolución de Octubre– en 2015; el venezolano Leopoldo López –a quien las autoridades venezolanas acusan de estar detrás del golpe de Estado de abril de 2019 para intentar derrocar al presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, con el objetivo de arrodillar Venezuela ante Washington– en 2017, o el polaco Leszek Balcerowicz –autor del ‘Plan Balcerowicz’, paquete de medidas que dirigieron la economía polaca desde el socialismo hasta el capitalismo– en 2019. Ayuso se unirá a ellos el próximo lunes.

Que este Premio Bruno Leoni vaya a parar a manos de Ayuso no es casual. Primero, precisamente porque ella y su equipo –sobre todo, su equipo, encabezado por su jefe de Gabinete, Miguel Ángel Rodríguez ‘MAR’, ministro portavoz del Gobierno con José María Aznar, con quien MAR sigue manteniendo una estrecha relación– están decididos a que la presidenta autonómica irrumpa en la escena internacional. Y después, precisamente porque el Instituto Bruno Leoni forma parte de Atlas Network, como la FAES de Aznar, próximo a personajes como Vargas Llosa –presidente de la Fundación Internacional para la Libertad, que también forma parte de Atlas Network– o Leopoldo López, quienes también han recibido el Premio Bruno Leoni.

Viendo quiénes son los galardonados con el Premio Bruno Leoni, no extraña quiénes están detrás del Instituto Bruno Leoni, fundado en 2003 por Carlo Lottieri, Carlo Stagnaro y Alberto Mingardi y que bebe fundamentalmente de economistas ultraliberales de la Escuela Austriaca, como Friedrich Hayek, o de la Escuela de Chicago, como Milton Friedman, el padre del neoliberalismo. Al frente del Instituto Bruno Leoni está su presidente, el presunto socialdemócrata Franco Debenedetti –el propio Leopoldo López también se dice socialdemócrata, aunque su conexión con la ultraderecha en general y con Abascal en particular es más que evidente–; pero sobre todo están el economista ultraliberal Nicola Rossi y los financieros Mario Carlo Ferrario (MCF Capital Partners), Massimo Lapucci (Fundación CRT) y Andrea Battista (Net Insurance).

“A la actual presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, yo la tuve durante un año y medio en Radio Intercontinental de Madrid; era una falangista de rompe y rasga –de rompe y rasga–; además, una falangista furibunda: me perseguía por los pasillos como un caniche para que yo le hablase de José Antonio [Primo de Rivera], le hablase de Ramiro [Ledesma], le hablase de Eugenio Montes, le hablase de David Jato, le hablase de Eugenio Lostau…”. La “flechilla” de Eduardo García-Serrano se hace mayor.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

3 Comentarios

3 Comments

  1. COSMOS VIA LACTEA

    11 de septiembre de 2021 08:59 at 08:59

    ¨una de las maneras mas eficaces de que la masa popular acepte verdades a medias,juicios de valor e incluso mentiras ,falsedades y falacias es la repetición frecuente,ya que la familiaridad no es fácilmente distinguible de la verdad¨

  2. Josu Monreal

    11 de septiembre de 2021 12:03 at 12:03

    Tengo entendido que no sólo FAES o Aznar están en este think tank, Atlas Network, también está en el ajo la diabólica familia Koch, que está tras Donald Trump y Steve Bannon, y todos los movimientos de extrema derecha en Europa y el mundo…

    En las redes sociales sus miembros principales no paran de repetir el eslogan: «Ellos son la libertad y los demás comunismo», que es lo que ha repetido como una lorito la señora Ayuso en estos últimos años…

    Pero ellos no son liberales, en todo caso NEOLIBERALES o LIBERTARIANS… los liberales son los progresistas de toda la vida.

  3. José L. Soto

    12 de septiembre de 2021 12:49 at 12:49

    Ya no se esconde, los ciudadanos tiene claro quien es cada uno, deben saber muy bien sin equívocos con quien se juegan su vida, para que no se llamen a engaño, si después de han dejado en la ruina o en la puta calle, sin sanidad, sin educación ni donde caerte muerto.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes