fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LÚH! NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Análisis

Castilla y León: unos comicios en clave nacional

Uno de los últimos libros que he leído es “Comuneros: el rayo y la semilla”, del profesor y doctor Miguel Martínez. Un ensayo histórico que reflexiona sobre la revolución de los comuneros de 1520 a 1521. El año pasado se cumplían 500 años del aniversario del fin de la revuelta comunera y de la contienda en la que los ejércitos de Carlos V pusieron fin a la Santa Junta. Una revuelta muchas veces olvidada por la propia historia y cuyos defensores buscan que repensemos su papel en la actualidad. O como dice el autor del mencionado libro, la historia moderna de España, que empieza convencionalmente en 1492 con conquistas y expulsiones, podría comenzar en 1520 con una promesa de emancipación. Una interesante reflexión en tiempos donde está en disputa la propia idea de España.

Siguiendo con el hilo comunero, recordemos que el 23 de abril se celebra el aniversario de la batalla de Villalar (1521), declarado día oficial de la comunidad autónoma de Castilla y León. Este año esta fiesta vendrá marcada por la conformación de un nuevo gobierno salido de las urnas este 13 de febrero. Un gobierno que quizás sea el primero que incluya a Vox dentro del Ejecutivo. Ante este escenario: ¿A quién creeis que votarían los comuneros hoy día? Probablemente el clivaje izquierda-derecha no sea el que mejor defina sus aspiraciones electorales, si bien es cierto que se situarían a favor de quienes reclaman más libertad, igualdad y justicia social frente a los que buscan recortar derechos y libertades.

Y en este contexto se ha abierto este nuevo nuevo ciclo electoral inaugurado en as elecciones en la Comunidad de Madrid, que continuará tras las elecciones en CyL con las andaluzas y que marcará el devenir político nacional del próximo año que culminará con las elecciones generales de 2023.

Y en Madrid saben lo mucho que está en juego mañana. Por eso los principales partidos políticos, han decidido involucrarse en estas elecciones, poniendo todos sus esfuerzos en esta campaña electoral. Por eso también muchos líderes nacionales quisieron estar presentes en esta campaña. Desde el propio Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la vicepresidenta Yolanda Diaz, Rajoy o las ministras Ione Belarra e Irene Montero. De todos ellos, el más desubicado fue Pablo Casado, que cada vez que hablaba subía el pan a golpe de trending topic en redes sociales por sus discursos ridículos y fuera del esperado contexto electoral castellano leonés. La remolacha, los Reyes Católicos, ETA, Cuba, la Hispanidad o Zapatero fueron algunos de los temas mencionados por el líder del Partido Popular. Tanto es así que hasta el propio Mañueco, tuvo que salir del paso diciendo en un mitin que “quien se juega todo aquí soy yo, no Pablo Casado”. En este sentido, el PP ha sufrido el efecto soufflé conforme iba avanzando la campaña electoral.

Por su parte el PSOE, comenzó con una campaña con muy malas perspectivas y ha ido remontando, reivindicando hoy un posible gobierno tras 35 años intentándolo. Recordemos que Luis Tudanca, actual candidato del PSOE consiguió la victoria por primera vez para los socialista castellanoleoneses desde 1983, sin embargo, un pacto entre PP y Cs le impidió a llegar al gobierno. Las encuestas pese a partir en desventaja, han ido augurando mejores resultados para los socialistas en detrimento del PP.

Ciudadanos busca en estos comicios la supervivencia. Los de Arrimadas llevan sumando fracaso tras fracaso en las últimas citas electorales, y en estos comicios el CIS les pronostica entre dos y cinco diputados, mientras que el resto de encuestas les dejan sin representación parlamentaria. El candidato Francisco Igea se presenta, según su formación, como “la alternativa más centrada frente a los que están dispuestos a pactar con los extremos". Veremos si finalmente sobreviven o se consolida su debacle y pasan a la irrelevancia política.

En cuanto a Unidas Podemos, su campaña electoral ha estado marcada por el acuerdo entre Podemos e Izquierda Unida, que les lleva a presentarse por primera vez juntos en estas elecciones. Los morados supieron aprovechar el bulo lanzado contra Alberto Garzón al inicio de la campaña, para situar el debate sobre la ganadería extensiva, tan importante en territorios como Castilla y León. El actual candidato, Pablo Fernandez, llegó a retar a Mañueco a un debate para hablar de las macrogranjas, debate que nunca se produjo debido a la negativa del PP.

 

Respecto a Vox, ya ha anunciado que pedirá entrar en un Gobierno con el PP si supera la barrera de los 10 escaños. Aquí veremos el papelón del PP si finalmente acuerdan ir de la mano por primera vez dentro de un Ejecutivo. Quizás por eso, Casado ha acudido con un discurso desquiciado a esta campaña electoral, pues sólo un milagro, puede evitar la temida foto en Génova del PP con Vox, a menos de un año de las elecciones generales.

 

La ley d'Hondt favorece a PSOE y PP

¿Es cierto que PP y PSOE parten con ventaja respecto al resto de partidos debido al sistema electoral? La respuesta es inequívoca. Como es bien sabido, y según el estatuto de autonomía de Castilla y León, los miembros de las Cortes se denominan procuradores, elegidos por "sufragio universal, libre, igual, directo y secreto, mediante un sistema de representación proporcional que asegure, además, la representación de las diversas zonas del territorio".

La circunscripción electoral es la provincia y, en este caso, se otorga a cada una un número mínimo de tres procuradores. Después se asignará un asiento por cada 45.000 habitantes o fracción superior a 22.500 habitantes. El sistema para contabilizar escaños es el modelo D'Hondt. En total, se escogen 81 representantes. Además del beneficio que les da la fórmula de conteo, el PP y el PSOE son muy competitivos en las circunscripciones pequeñas, por lo que siempre se benefician electoralmente. Sin embargo, la España Vaciada puede arrebatarles escaños en provincias como Soria, donde tradicionalmente se repartian los escaños entre PSOE y PP. Y esa será una de las grandes incógnitas de la noche: el papel de la España vaciada, y la suma de la derecha para gobernar en coalición.

Veremos qué deciden los ciudadanos castellanoleoneses y si finalmente el orgullo comunero les inspira para votar por opciones políticas que garanticen justicia y libertad para su tierra y para sus gentes.

 

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes