fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LÚH! NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

El Megáfono

Crónica de una muerte anunciada

No por estar prevista desde hace tiempo ha sido menos dolorosa para los profesionales que formamos el sector del Taxi en Madrid, pero con la aprobación de la nueva ley de ordenación de transporte terrestre de la CAM se ha consumado la defunción del concepto de Servicio Público del taxi de Madrid.

Una aberración legislativa que se ha tramitado por procedimiento de lectura única (en lenguaje común porque yo quiero y me da la gana), aplicando el rodillo parlamentario y sin ninguna posibilidad de presentar alegaciones o correcciones a la misma por parte del resto de grupos políticos de la Cámara.

Las pistas desde hace unos meses eran claras viendo a la señora Ayuso otorgando contratos públicos de traslado de personal sanitario, asistiendo a todo tipo de eventos y actos promocionales e incluso regalándonos posados fotográficos con vehículos de la aplicación que más se beneficia de esta legislación.

Aparte de todo esto, el grupo parlamentario de Vox que había comunicado la intención de rechazar dicho proyecto, (así lo declaró unos de sus diputados el día anterior, al no estar de acuerdo con la tramitación del mismo), sorprendentemente (a nosotros no nos ha sorprendido), en el último momento decidió abstenerse facilitando su aprobación.

Consumada la traición viene la sonrisa de la señora Monasterio, que seguramente piense que ha salvado los muebles de cara a su posible electorado dentro del sector del taxi, vendiéndonos que ellos no votaron a favor cuando la realidad es que han aprovechado la oportunidad actuando como compinches para aprobar un proyecto de ley que concuerda perfectamente con su ideario neoliberal.

Los grupos parlamentarios de izquierdas han mostrado el rechazo a esta ley pero por desgracia, lo suyo ha sido predicar en el desierto.

Para que se entienda, esta ley envía a los pequeños autónomos a una pelea imposible de ganar contra grandes fondos de inversión tenedores de autorizaciones de VTC en cantidades por encima de 2000 autorizaciones y respaldados por la política de “dumping” de las aplicaciones que todos conocemos: bajar los precios al máximo hasta eliminar la competencia, y ya lo recuperaremos cuando la competencia desaparezca. Nada nuevo bajo el sol.

De hecho ya lo hemos vivido en otras ocasiones con las grandes superficies contra el comercio tradicional de barrio, que posiblemente y visto con la perspectiva del tiempo haya sido el verdadero origen de la Uberización de la economía.
Quizás todos hayamos sido un poco culpables de haber llegado a la insostenible situación a la que estamos llegando. Barrios sin vida donde todo se concentra en el macrocentro comercial con las mismas franquicias de ropa, de comida rápida y de supermercados de alimentación en los que en la tarde de sábado o domingo solucionamos la compra de una o dos semanas y alimentamos a los mismos buitres financieros que nos explotan en nuestros trabajos.

Hoy nos ha tocado a nosotros y como explicaba, hace tiempo les tocó a los pequeños comercios. Estamos alimentando una fiera que sigue creciendo de forma imparable y acabará devorando todo lo que se le ponga por delante

¿Estamos aún a tiempo de poder revertir esta situación?

Escribo hoy desde el más absoluto sentimiento de rabia a quien se mofa de las desgracias ajenas, amparándose tanto en el anonimato de las Redes Sociales como en la supuesta ideología de derechas y conservadora de un sector formado por 20000 profesionales de cualquier orientación política o religiosa.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes