fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LUH NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

¿Cumplir lo pactado? Unidas Podemos y su manía de seguir viviendo peligrosamente

Unidas Podemos insiste en exigir a su socio de Gobierno, otra vez y ni se sabe cuántas veces van ya en lo que llevamos de legislatura, que se cumpla con aquello que ambos espacios políticos firmaron a finales de 2019. Sí, eso que presentaron como acuerdo de Gobierno y que llamaron entonces pomposamente “Coalición progresista, un nuevo acuerdo para España”.

La ley de vivienda, el precio de la luz, la subida del SMI, el Ingreso Mínimo Vital, la ley del solo sí es sí, la ley trans, el debate sobre la ley mordaza o sobre la libertad de expresión, y ahora la derogación de la reforma laboral del Partido Popular. ¿No se cansan de exigir?

Es que no hay un mes en que el Gobierno de coalición no ande a la gresca por la manía del socio minoritario de pedir que se cumpla con lo pactado. Uno tras otro todos sus dirigentes y cargos gubernamentales están empeñados siempre en lo mismo. Pablo Iglesias mientras era Vicepresidente, Ione Belarra, Irene Montero, Enrique Santiago, Pablo Echenique, Jaume Asens, Yolanda Díaz. No se salva nadie con sus exigencias. Eso no hay Gobierno que lo resista ni democracia que lo aguante. Así no se puede dar estabilidad a nuestro país de países.

Con lo sencillo que resulta entender que las circunstancias han cambiado desde la firma de dicho acuerdo, con nada más y nada menos que una pandemia y casi dos años de por medio, y que aquí lo que se debe hacer es lo que mejor considere el PSOE en cada ley y en cada decisión de calado que se abra políticamente en cada momento. Pero nada. Que no se enteran.

Luego que si hay desafección de la ciudadanía con la política y descrédito de las instituciones. Normal, no se puede estar 40 años haciendo creer a la gente que un Gobierno no tiene la obligación de cumplir con aquello por lo que gente lo vota cuando tal o cual partido se presenta a las elecciones y ahora de repente decir que no, que era mentira, que es justamente lo contrario. Así sólo conseguimos marearlos y que ya no sepan ni qué pensar.

Vamos a dejar las cosas como están. Vamos a dejar de atribuirle al Gobierno obligaciones que no le corresponden. Vamos a seguir con lo de siempre, no vaya a ser que se extienda demasiado la costumbre y al final los y las pobres votantes hasta acaben por saber distinguir, por quién lo haga, entre lo que se promete en campaña para cumplirse y lo que se promete por prometer (hasta el meter). O peor todavía, ¡qué de verdad se vayan a creer que los acuerdos están para cumplirse!

Además, ¿es que acaso no se dan cuenta de lo que consiguen con ello? Pues nada menos que provocar que todos esos que mandan sin presentarse a las elecciones se enfaden con ellos y ellas y se vean obligados a tener que poner a funcionar toda la maquinaria mediática, judicial y hasta las cloacas del estado para acosarlos, perseguirlos y desacreditarlos.

Mira que intuyendo que esto podía suceder si alguna vez Unidas Podemos era capaz de llegar al Gobierno del estado, hicieron todo lo posible para evitarlo preventivamente. Pero nada, que parece que ni por esas han escarmentado. No ha bastado con la policía patriótica, los informes falsos, la guerra judicial, el escarnio mediático y hasta el acoso personal en sus casas. Siguen empeñados en que es posible gobernar cambiando algunas cosas y cumpliendo con lo que se firma para gobernar y con lo que se promete al electorado antes de llegar al Gobierno.

Con lo tranquilos que podrían vivir si aceptaran de una vez las reglas del juego. Con lo bien que se les iba a tratar desde los grandes medios, los aparatos del estado profundo y hasta el poder judicial, si dijeran que sí a todo lo que quieran imponer en nuestras leyes los fondos buitre, el oligopolio eléctrico, las multinacionales o la patronal. Con lo bien que les iban a tratar los principales medios progresistas de referencia, en radio, prensa, televisión e internet, si aceptaran la primacía de la voluntad del PSOE sobre los acuerdos firmados por la coalición.

En fin que no hay manera de que se bajen del burro ese de pedir, de exigir, que se cumpla con lo pactado en el acuerdo de coalición. Tocará de nuevo poner en marcha toda la maquinaria de acoso y derribo contra sus dirigentes. Ahora especialmente, y con carácter de urgencia, contra Yolanda Díaz y su empeño en derogar la reforma laboral del PP. Con lo que haga falta.

Ya son ganas las que tiene esta gente de seguir viviendo peligrosamente.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

2 Comentarios

2 Comments

  1. mekong --

    3 de noviembre de 2021 14:12 at 14:12

    En plan irónico,casi rozando el sarcasmo, está perfecto el artículo.Con él LÚH, me hace recordar a «La Codorniz» ( «la revista más audaz para el lector más inteligente»).

    Esto se publica en la prensa «seria» y al autor le también le lloverían las loas.Lo que aquí se puede leer, los y las lectores/as de ABC y cía. se lo creerían literalmente a pie juntillas.

  2. Enrique Asenjo cobos

    4 de noviembre de 2021 15:45 at 15:45

    Que se puede esperar de un partido podrido ,con una historia llena de traiciones y latronios.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes