fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LUH NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

De aquellos polvos reales estos lodos democráticos

“Existen dos maneras de ser engañados. Una es creer lo que no es verdad, la otra es negarse a aceptar lo que sí es verdad.” Kierkegaard

El poder que el dictador Francisco Franco delegó en su sucesor, dado en llamar Juan Carlos I, fue absoluto. Felipe VI aún lo disfruta. En aquellos tiempos fue un difícil encaje en las parodias montadas para organizar la llamada “transición”. Así, nos dejó como herencia del Régimen un entramado de compromisos, lealtades y las corruptelas consecuentes, difíciles de encajar en una nueva democracia para España. Por tanto, recibimos lodos con apariencia neodemocrática, aunque sólo se tratase del mismo tinglado montado por las tramas.

Fue tal la sensación de impunidad heredada desde las profundidades del franquismo, que el llamado “emérito” se sintió “inviolable”. Tanto en sus polvos, como en sus poco claros negocios. Así tenemos que, en estos tiempos, la Fiscalía del Tribunal Supremo actuase diligentemente en cerrar los procedimientos por cinco delitos fiscales por los que lo habían pillado. No hablemos ya del origen de esos fondos. Tampoco la residencia elegida por este Borbón, Emiratos Árabes Unidos, es casual. Se trata de un paraíso fiscal. Todo un baño de lodos para los que fueron sus súbditos. Las revistas del corazón alimentaban de más ficciones a las fantasías populares. Hasta que llegó un buen día en que los excesos quebraron esa escenografía tipo Show de Truman.

Entonces, nada explicaba el origen de los 1.790 millones de euros que le estimaba en 2002 la ya extinguida revista Eurobusiness. Del mismo modo, los casi 2.000 millones que le calculaba en 2003 la revista Forbes. Sin dejar de mencionar los 2.300 millones de dólares que, en 2012, le calculaba The New York Times. Esos fondos, según diversas fuentes, provenían de las comisiones derivadas de un ejercicio corrupto de sus funciones. Resulta lógico que tales polvos reales, aireados por su amante más contundente, iluminaran el camino de la corrupción imperante en este país. La justicia británica ha sido la institución que deja en evidencia la degradación de las instituciones en los primeros cuarenta años de monarquía en España.

Muchas personas de este país aún consumen las ficciones que les han venido vendiendo, mientras el saqueo de los grupos corporativos que recibieron la gestión de los recursos, sigue a toda marcha. Por ello, nada explica el bloqueo de las investigaciones a los crímenes del franquismo, tanto como el origen de las fortunas acumuladas por los clanes que lo conformaban. Por si mismos, son indicios suficientes de la calidad de estos lodos democráticos que nos han ahogado.

Fuera del debate de monarquía o república, este país necesita recuperar la dignidad institucional de una vez por todas. Porque sólo desde esa recuperación se podrán expulsar de los cargos de gobierno a los y las representantes de los lobbies financieros, económicos y energéticos. De lo contrario, siguiendo el ejemplo del ex monarca, seguirán gestionando los fondos públicos para beneficio de dichos grupos.

La honradez debe ser el requisito. La corrupción motivo de inhabilitación y expulsión de la vida pública. Ardua tarea. Estamos cubiertos de lodos con apariencia democrática.

Que no te engañen.

 

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

1 Comentario

1 Comentario

  1. Enrique Añino Cañal

    2 de abril de 2022 15:33 at 15:33

    Sin prisas y sin pausas, para que se finiquite de una puñetera el trueque desde EL PARDO hasta LA ZARZUELA:
    «Todo Atado y Bien Atado»: 1936-1939-1940-1975.
    «Todo Amamantado y Bien Anexionado»: 1978-1999-2000-2010-2020-2021-2022…, sin visos de caducidad.
    Dentro de 14 años: Centenario Golpe Estado FFB.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes