fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LUH NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Editorial

Defender Madrid para defender los espacios públicos frente a la ultraderecha

Blanqueamiento Voz Ayuso La Sexta

El presente está contaminado por la ultraderecha. Tras la irrupción de Vox en las pasadas elecciones andaluzas del 2018, el partido de Santiago Abascal ha ido ocupando cada día más protagonismo en la agenda mediática y en el debate público. La consecuencia es una sociedad más violenta. La crispación de la convivencia es uno de los males junto a la maldita pandemia. Han subido el volumen de la política demasiado alto, evitan el acuerdo mediante el mensaje de eliminación del adversario, que ya no es adversario, se ha convertido en enemigo. Se ha normalizado que “sepulturero” o “criminal” pueda ser la manera que utilizan los portavoces de la ultraderecha para referirse al Gobierno y al Presidente. Vandalizan la estatua de Largo Caballero y destrozan el mural feminista, y lejos de esconderse, reclaman la autoría del ataque en sus redes sociales.

Mientras el partido de Abascal siga gozando de la normalización que le otorgan los principales medios de comunicación, aflorarán más personajes como Ayuso, y los límites de su ofensiva y el deterioro de nuestra convivencia no pueden calcularse. Aquí debemos ser claros: no se puede levantar el puño con una mano mientras con la otra agarras el micrófono para entrevistar en prime time a los portavoces de la ultraderecha. La Sexta regó durante meses la semilla de Vox.

Compartir y participar en algunos espacios se está convirtiendo en algo insoportable para muchos ciudadanos. Ser de izquierdas conlleva unos valores pacifistas, de respeto y tolerancia, y frente a la provocación y la violencia siempre se elige evitarlas. Pero el resultado no puede ser un paso atrás y ceder poco a poco los espacios públicos. Y ahora, eso es lo que está sucediendo.

Es una obligación, un deber, recordarles que la calle no es de su propiedad, pero tampoco los grupos de WhatsApp. España no es de su propiedad. Y Madrid tampoco, por eso las elecciones del 4 de Mayo gozan de especial relevancia.

Somos más los demócratas. Y deberían entender por las buenas, que una mayoría que está representada en este Gobierno de coalición, está preparada para defender la libertad y los derechos igual que lo hicieron nuestras madres y abuelos.

Si no ponemos freno, poco a poco van a destrozarlo todo.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

4 Comentarios

4 Comments

  1. antonio bellido

    20 de marzo de 2021 23:15 at 23:15

    exactamente, la sesta antepone el espectáculo y el negocio y después se dicen progresistas.

  2. Lucía Draín

    21 de marzo de 2021 08:41 at 08:41

    Sí, poco a poco lo están destrozando todo.

    La impunidad de la ultraderecha no es solo consecuencia de la judicatura fascista, también lo es de la inacción del PSOE. Su candidato Iñaki Gabilondo es la perfecta caricatura de esa inacción.

    La inacción resulta en connivencia suicida y tiene su origen en la complicidad socialista con la Transición Franquista y con el latrocinio monárquico. Disfrazaron durante años como moderación y concordia lo que ha resultado ser inacción y debilidad.

    La ultraderecha criminal que hoy sufrimos es el «regalito» que las nuevas generaciones reciben de todos los señoros de la izquierdita cobarde del Régimen del 78.

  3. Jose Ramon T L

    21 de marzo de 2021 16:48 at 16:48

    https://www.vozpopuli.com/sanidad/vacuna-coronavirus-astrazeneca-politicos.html
    Esta seria la mejor forma de defender Madrid y España. Vacunando primero a todos los politicos y a los mercenarios a sueldo de las farmaceuticas de las grandes estrellas de los medios de comunicacion, motos, ferreras, griso, wayomi, Ana Rosa etc etc.

  4. mekong --

    22 de marzo de 2021 18:46 at 18:46

    Perdón, en Madrid no son más los demócratas. Si así fuera, no estaría pasando lo que está pasando.

    Madrid es un nido de pancistas. Esa es la cruda realidad.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes