fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LUH NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

La Pizarra

Derrotas electorales no reconocidas, hoy en La Pizarra

Análisis del asalto al Capitolio y la crisis política en EEUU, hoy en La Pizarra

Pierden pero se declaran ganadores. ¿Pataletas políticas o elecciones robadas?

Que alguno de los candidatos se niegue a aceptar los resultados, no sólo pasa en EEUU y aunque es poco común tampoco es la primera vez que sucede.

A Trump ya se le veía la costura: Durante la campaña presidencial de Estados Unidos de 2016, el entonces candidato rehusó comprometerse a aceptar los resultados de las elecciones.

Pero antes de Trump, la mayoría de las elecciones impugnadas no presentaron amenazas a la legitimidad del gobierno.

EEUU

En 1800,
Thomas Jefferson y Aaron Burr recibieron el mismo número de votos del Colegio Electoral. Debido a que ningún candidato ganó una clara mayoría del voto electoral, la Cámara de Representantes se adhirió a la Constitución y convocó una sesión especial para resolver el empate por votación. Tuvieron que realizar 36 encuestas para otorgarle a Jefferson la victoria.

Las elecciones de 1960 y 2000 figuran entre las más disputadas de la historia reciente de Estados Unidos. En cada caso, el candidato y el partido perdedores reaccionaron a los resultados de manera diferente.

En 1960,
Nixon vs. Kennedy
La contienda entre el demócrata John F. Kennedy y el republicano Richard Nixon estuvo plagada de denuncias de fraude.

El voto popular fue el más ajustado del siglo XX, con Kennedy derrotando a Nixon por solo unos 100 mil votos, una diferencia de menos del 0,2 por ciento del censo.

Los simpatizantes de Nixon presionaron agresivamente para que muchos estados hicieran recuentos. Al final, Nixon aceptó la decisión a regañadientes en lugar de arrastrar el país a un malestar civil durante las intensas tensiones de la Guerra Fría entre EE.UU. y la Unión Soviética.

En el 2000,
El candidato republicano George W. Bush y el demócrata Al Gore se vieron envueltos en una disputada votación en Florida. Gore terminó perdiendo Florida ante Bush por 537 votos y, al perder este estado, perdió las elecciones.

El proceso para determinar el ganador de las elecciones presidenciales duró un mes.          La Corte Suprema puso fin a un recuento y Gore concedió la derrota públicamente, aunque no reconoció la legitimidad de la victoria de Bush diciendo,
"Mientras estoy firmemente en desacuerdo con la decisión de la Corte, la acepto".

En 1860, fue una historia diferente.

Después de que Abraham Lincoln derrotara a otros tres candidatos, los estados del Sur simplemente rehusaron reconocer los resultados. Consideraron ilegítima la elección de un presidente que no protegiera la esclavitud e ignoraron los resultados de la elección.

Solo fue a través de la profundamente sangrienta Guerra Civil que Estados Unidos se mantuvo intacto. La disputa por la legitimidad de esta elección, basada en las diferencias fundamentales entre el Sur y el Norte, costó 600.000 vidas estadounidenses.

Ucrania, 2004
Elecciones presidenciales (2da vuelta electoral)
Como ninguno de los candidatos tenía un 50% o más de los votos se lanzó una segunda vuelta entre los dos candidatos con más votación, Viktor Yushchenko y Viktor Yanukovich, que se celebró el 21 de noviembre.

Según oficiales de la Comisión Electoral Central, la segunda vuelta electoral fue ganada por Viktor Yanukovich. Los resultados de las elecciones fueron impugnadas por Viktor Yushchenko y sus partidarios con muchos observadores internacionales que afirman que las elecciones fueron amañadas viéndose cosas como:
- Elección múltiple en distintas urnas por parte de varias personas
- Boletas llenadas de antemano
- Participación superior a 100 por ciento en algunos distritos
- Prohibición de reportajes críticos en prensa, radio y televisión
- Cambio de padrones por padrones falsos
- Obligación a estudiantes de votar en su universidad y de mostrar su boleta a sus profesores
- Quema de urnas
- Votos por personas fallecidas

Uruguay, 1971

Llevadas a cabo en medio de un difícil momento político y social en el Uruguay de esos años que desembocaría dos años más tarde en una dictadura, fueron las primeras elecciones en las que, de acuerdo a la nueva constitución promulgada en 1966, el voto era obligatorio.

Hubo múltiples acusaciones de fraude y fueron impugnadas por el Partido Nacional con su candidato Wilson Ferreira al frente, quien afirmaba que "le habían robado la elección". También se tachó a la Corte Electoral de "comité político del Partido Colorado". Y es que según la Corte Electoral, había sido
derrotado por un margen de 0,76% del electorado, es decir por 12.802 votos.

2006, México

A pesar de que la máxima instancia electoral de México, el Tribunal Federal Electoral, validó la elección a favor de Felipe Calderón Hinojosa, un segmento significativo de ciudadanos mexicanos consideraron que hubo fraude electoral en su favor. La diferencia entre Calderon y AMLO fue un estrecho margen de 0,1%

AMLO y su partido, la Coalición Por el Bien de Todos, decidieron no reconocer el resultado, alegando fraude electoral sustentandose en probadas irregularidades que se presentaron en la jornada electoral.

De hecho, el propio candidato ganador también alegó descontento con el proceso electoral y con la autoridad electoral, quien según él, no fue lo suficientemente enfática al anunciar su triunfo.

Las denuncias de irregularidades llevó a un largo proceso que terminó en meses después con una proclamación simbólica a AMLO quien fue nombrado "presidente legítimo" por sus seguidores.

Venezuela, 2013

El dos veces perdedor, Henrique Capriles Radonski, candidato entonces de la opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), desconoció el boletín oficial emitido por el Consejo Nacional Electoral (CNE), que aventajaba al presidente encargado Nicolás Maduro.

Capriles llamó a, cito literalmente: “descargar la arrechera” (llamado a la violencia) y a un reconteo total de los votos, una auditoría que por cierto fue aceptada por el mismo Maduro. El 11 de junio el CNE anunció la finalización de la auditoría al 100% de los votos emitidos, la última de las 18 auditorías que se realizaron durante todo el proceso, los resultados confirmaron la victoria del hoy presidente venezolano.

Caso psicológico

La renuencia a admitir la derrota, incluso cuando la batalla está perdida sin remedio, es un fenómeno sorprendentemente poco estudiado. Pero hay algunas investigaciones que pueden ayudar a dar una idea de por qué algunas personas, particularmente aquellas que muestran un rasgo llamado "narcisismo grandioso", podrían tener dificultades para aceptar perder. En pocas palabras, estas personas
pueden ser incapaces de aceptar, o incluso comprender, que no han ganado.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes