fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LUH NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

El colosal paripé

El colosal paripé

“Los hipócritas, como las manecillas de las encrucijadas, señalan el camino que ellos no siguen”
Thomas Moore

Según la RAE, por paripé debe entenderse aquello que es un “fingimiento, simulación o acto hipócrita”. En España venimos sufriendo eso desde mucho antes de la muerte del dictador.

Para algunos, el vocablo proviene del idioma caló. Que es aquella lengua utilizada por el pueblo gitano. El término se deriva del caló “parouipén”, que significa cambio o trueque. Los gitanos, comerciantes natos, solían hacer valer su gracejo para mejorar el beneficio en las negociaciones. Hacían “el paripé”. Claro que una derivación de aquellas prácticas, que hoy serían parte de un seminario de negociación, nos trajo hasta la apología de la mentira y la traición. Aunque con ellas solas no sea suficiente. El paripé exige el uso de la teatralidad y de falsos argumentos para conseguir el engaño. Crear comisiones para no resolver problemas urgentes es un paripé.

Franco nos tenía habituados a estas prácticas. Construyó una España inexistente y se la ofreció alternativamente a cada uno de sus amos, fuesen estos los Hitler o Mussolini, o los Churchill, Roosevelt o Truman, y más tarde Eisenhower. Pese a que España fue excluida de la Conferencia de San Francisco que daría lugar a las Naciones Unidas. A partir de allí en el frente doméstico se construyó el paripé de crear un Franco como “Caudillo de la Paz”. No olvidar que en 1947 EEUU se opuso en la ONU, a una nueva condena del régimen franquista. En 1950 se completó la rehabilitación del franquismo luego de que en junio estallase la Guerra de Corea. El paripé daba resultados. Se hacían negocios.

Todo transcurrió, hasta que en 1953 se formalizaron, el 23 de setiembre, los tres acuerdos para instalar en territorio español cuatro bases militares estadounidenses a cambio de ayuda militar y económica. Ello, junto con el concordato con la Iglesia, supuso que la España franquista, la de las 200.000 víctimas olvidadas en las cunetas, se convirtiese en parte del bloque occidental en su lucha contra la dictadura comunista.

Todo el aparato franquista abrevó de estas prácticas de sostenimiento del poder. La Transición no fue ajena. No en vano se evita desclasificar los documentos oficiales que desmentirían estas suposiciones del presente análisis. No, los secretos de la monarquía franquista siguen bajo llave. De los negociados con los recursos naturales. Los procesos de continuidad del régimen y alternancia del sistema bipartidista. Todo se mantendría funcionando merced a un colosal paripé.

Eso explica que haya monárquicos republicanos. Neoliberales socialistas en el gobierno. Que el jefe de Estado, el custodio de la Constitución, no se someta a la ley. Patriotas evasores con banderitas, misa e himno. Instituciones degradadas a la corrupción. Ultraderechistas homófobos y xenófobos en el parlamento. Además de militares que desean fusilar a 26 millones de españoles. No parece que eso sea extraño si hemos llegado aquí desde aquellos orígenes de la historia.

La apertura del Año Judicial 2021-2022 en el acto del CGPJ hace unos días pudo haber sido la metáfora colosal del paripé español. El incumplimiento del pacto de gobierno con Unidas Podemos, otro tanto.

Piénselo. No caiga en la trampa.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes