fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LUH NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

“El del pelo blanco está on board”

Dos imputados en una de las piezas del caso Villarejo se jactaron, en conversaciones de chat mantenidas en 2017 e intervenidas después por la Policía, de haber “conseguido” que Felipe González trabajara para ellos.

“El del pelo blanco está on board”
Felipe González, durante una de sus visitas al programa de Antena 3 ‘El hormiguero’

El empresario Armando Mateo y el abogado Enrique Maestre –ambos, imputados en ‘Pit’, la pieza separada nº 4 de la macrocausa Tándem o caso Villarejo– se jactaron –en conversaciones de chat mantenidas en 2017, intervenidas después por el Cuerpo Nacional de Policía por orden del juez y que forman parte de la investigación del caso– de haber “conseguido” que Felipe González trabajara para ellos. “Estos aún no se han dado cuenta de que hemos conseguido que un tipo de nivel mundial, que como tú dices mañana llama a José Mota y se pone firme, trabaje para nosotros”, llegan a decirse Mateo y Maestre en esas conversaciones, que forman parte de un informe de más de 800 paginas elaborado por la Unidad de Asuntos Internos de la Policía el pasado mes de octubre y que ha salido a la luz este fin de semana. “Una buena noticia para tu wake up [despertar]: el del pelo blanco [Felipe González] está on board [a bordo]”, le dice Mateo a Maestre en otro momento, una noticia que Maestre celebra con un escueto “olé”… y le pregunta el “precio”, a lo que Mateo le responde: “El que nosotros le queramos dar”.

En la pieza ‘Pit’, que instruye la Audiencia Nacional, se investiga un ‘trabajo’ de José Manuel Villarejo para los hermanos Ángel y Álvaro Pérez-Maura García-Botín –miembros de una de las familias de navieros más potentes de España–, a los que el comisario de Policía jubilado habría cobrado 7,4 millones de euros como precio por intentar frenar la extradición de Ángel a Guatemala, aunque los tres han acabado imputados, junto a Mateo, Maestre –muy próximos a los Pérez-Maura; sobre todo Mateo, aunque Maestre, abogado de los navieros, es quien habría puesto en contacto a los Pérez-Maura con el empresario Adrián de la Joya, que a su vez es quien les habría puesto en contacto con Villarejo– y otros, precisamente en la pieza ‘Pit’, en la que acaba de salir a relucir el nombre de Felipe González, secretario general del PSOE desde 1974 hasta 1997, presidente del Gobierno español desde 1982 hasta 1996 y una de las piezas clave del régimen del 78, del que reivindicó hasta la etiqueta en el 40º congreso federal de su partido, celebrado el pasado mes de octubre en València.

Según se desprende de la investigación, Mateo y Maestre habrían contactado con Felipe González –al que se refieren como “el del pelo blanco”– a través del yerno de este, el empresario Eric Bergasa –casado con su hija María y con vínculos empresariales con González–, y lo habrían hecho con el objetivo de que intercediera para intentar poner en libertad a Juan José Suárez Meseguer –el hombre de los Pérez-Maura en Guatemala, al que Mateo y Maestre se refieren como “el Hippy”–, encarcelado en una prisión de Guatemala bajo la acusación de delitos de asociación ilícita y cohecho activo.

En sus conversaciones, Mateo y Maestre coinciden en la necesidad de centrarse con los Pérez-Maura –a los que se refieren como “los ratones”– en “el tema del del pelo blanco” para “soltar al Hippy”. De hecho, Maestre informa a Mateo sobre un encuentro que mantuvo con “el ratón” –uno de los Pérez-Maura–, en el que hablaron sobre “lo mal que estaba el Hippy y lo crítico que era para nosotros” y sobre el propio Felipe González: “Buenas palabras sin sustancia, pero no tengo dudas que hará lo del pelo blanco y máxime si tú vendes bien lo de la Comisión Iberoamericana de Derechos Humanos”. La Comisión Iberoamericana de Derechos Humanos (CIDH) es el órgano de la Organización de los Estados Americanos (OEA) “encargado de la promoción y protección de los derechos humanos en el continente americano” y tiene su sede en Washington.

Desde mayo de 2015, el secretario general de la OEA es el uruguayo Luis Almagro, que se ha destacado por su oposición frontal al chavismo y que ha llegado a abrir la puerta a la posibilidad de una intervención militar contra Venezuela. Almagro es muy cercano tanto a Felipe González como a su sucesor al frente del Ejecutivo español, José María Aznar, presidente del PP desde 1990 hasta 2004 y del Gobierno desde 1996 hasta 2004. En diciembre de 2017 –es decir un mes después de la detención de Villarejo en el marco de la operación Tándem–, Maestre mantiene otra conversación con Mateo, en la que se refiere a pagos que relaciona con González: “Armando [Mateo], para cobrar lo de la segunda parte del del pelo blanco yo le dije a los ratones que tú vas a ver mañana a [Luis] Almagro, secretario general de la OEA”. Según se desprende de la investigación, los Pérez-Maura acabaron pagando lo que Mateo y Maestre llaman “la segunda factura de pelo blanco”, que habría ascendido a 151.520 euros.

“Como un dios”

En sus conversaciones de chat, Mateo y Maestre insisten, como puntos a favor de Felipe González, en “su capacidad de navegar en este tipo de aguas” y destacan que “los líderes políticos” y “la judicatura” de Guatemala “ven al del pelo blanco como un dios, especialmente ahora que lucha con denuedo contra el despótico régimen venezolano”, en referencia al chavismo, la gran bestia negra de González. Sin embargo, la euforia de ambos acaba tornándose en pesimismo tiempo después, cuando Mateo constata que la figura de González se empequeñece a medida que se agrandan las de Villarejo y Rafael Redondo, el socio del comisario jubilado de Policía en la empresa Club Exclusivo de Negocios Y Transacciones (CENYT), ubicada en la madrileña Torre Picasso. “Yo creo que estos [los Pérez-Maura] piensan que la Torre [CENYT] les va a resolver todo sin el del pelo blanco”, le dice Mateo a Maestre. “[Eric] Bergasa me manda a la mierda. No voy a actuar en caliente, pero creo que debemos romper. Estoy quedando fatal con Felipe [González]”, le añade.

Las conversaciones entre Mateo y Maestre –ambos, imputados en la pieza ‘Pit’ de la causa Tándem, como los Pérez-Maura y Villarejo– suben de tono. “Si Eric [Bergasa] dice que su suegro no sabe nada, estos salen corriendo. Eric no lo va a aceptar, hablar en nombre de nadie”, dice el primero. “Es acojonante, ¿ahora resulta que los ratones van a contratar al yerno? ¿Cómo va a poner dinero nadie para contratar a Eric? ¿Quién es Eric? Esto es como contratar a Fernando Alonso y que corra su yerno”, responde el segundo. Es entonces cuando Suárez Meseguer tercia desde la cárcel de Guatemala: “Armando [Mateo], cuando viniste en agosto a verme, una vez más, me prometiste que se estaban haciendo muchas gestiones y se estaba involucrando a ciertas personalidades para lograr sacarme de aquí”. Sintiéndose “totalmente abandonado”, el hombre de los Pérez-Maura en Guatemala le dice a Mateo que ya no quiere “más promesas ni viajes”: “Quiero hechos y los quiero rápido, porque te aseguro que yo ya estoy llegando a mi límite”.

En 2016, Guatemala solicitó a España la extradición de Ángel Pérez-Maura, acusado de haber pagado sobornos de hasta 30 millones de dólares a altos cargos del Estado centroamericano para lograr la adjudicación de una gran infraestructura en Puerto Quetzal. Según se desprende de la investigación, aquel mismo año los Pérez-Maura –en busca de una solución para evitar que Ángel acabara en una cárcel guatemalteca– acudieron a Maestre, que a su vez acudió a De la Joya, imputado en la causa Lezo, además de en la Tándem. El instructor de la causa abierta en la Audiencia Nacional llegó a reflejar en un auto que De la Joya desempeñó “un papel fundamental en la trama internacional tendente a evitar la entrega” de Ángel a Guatemala y “el proceso penal” contra él en el Estado centroamericano, “destacando su papel con personas arraigadas en Estados Unidos”.

En 2018, la Audiencia Nacional rechazó extraditar a Guatemala a Ángel Pérez-Maura, aunque abrió la puerta a juzgarlo en España por los delitos que se le imputan en el Estado centroamericano. El pasado mes de abril, el juez instructor de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón asumió la causa dirigida contra Ángel en Guatemala, aunque la centró en los 7,4 millones de euros que los Pérez-Maura habrían pagado a las empresas de Villarejo y su socio a cambio de los “ilícitos servicios contratados”, un dinero que después se habría dedicado entre otras cosas a “el mantenimiento de la estructura societaria investigada” y a “efectuar pagos a mercantiles vinculadas a terceras personas relacionadas con el proyecto ‘Pit’”.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

3 Comentarios

3 Comments

  1. Topo Gigio

    11 de diciembre de 2021 21:12 at 21:12

    Esta es la forma de actuar de la Casta, de la que forma parte Felipe González, y el motivo por el que le tiene tanta inquina a Podemos, porque iglesias se «atrevió» a señalarlo por lo que es y no por lo que nos han estado y siguen vendiendo de este siniestro y antipatriota personaje.

  2. mochuelillo

    12 de diciembre de 2021 13:20 at 13:20

    Leo ya tantos nombres,tanta gente,tantas empresas….
    que hasta los grillos me parecen sospechosos,no se si su cri-cri es morse para mensajes clasificados encriptados.

  3. Bernal de Loureiros

    12 de diciembre de 2021 16:39 at 16:39

    De los del régimen del 78 no se salva ni uno.
    De la corrupción a la corrupción, mediante la corrupción.
    Es una de las consecuencias de aceptar la reforma en lugar de la ruptura con la dictadura.
    Aquí no se rompió con la dictadura, solo se reformó lo mínimo necesario para que siguieran mandando los mismos y por eso pasa lo que pasa.
    Nada extraño.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes