fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LUH NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Deporte

El legado de Smith, Carlos y Norman

La Regla número 50 del COI prohíbe expresamente "protestas y manifestaciones". Establece literalmente que "no se permite ningún tipo de manifestación o propaganda política, religiosa o racial en ningún sitio, lugares o áreas".

Hace poco más de un mes una de las mejores lanzadoras de martillo de los EEUU, Gwen Berry, se apartó de la bandera estando en el podium para mirar a las gradas mientras sonaba el himno nacional después de haber disputado los Trials clasificatorios para los JJOO de Tokio. El revuelo fue tremendo.

Berry ya lo había hecho durante la ceremonia de premiación en los Juegos Panamericanos en Perú en 2019, donde ganó la medalla de oro. Durante el himno, Berry, levantó el puño en alto en protesta contra la injusticia social y la represión policial contra el colectivo afroamericano en su país. "Trump lo está empeorando todo", dijo.

Su protesta tuvo consecuencias. El Comité Olímpico Internacional la reprimió duramente prohibiéndola cualquier manifestación o forma de protesta durante 1 año. Su acto le costó patrocinios que la propia atleta estimó en más de 50.000 dólares.

"Estoy aquí para representar a todos los que murieron víctimas de este racismo sistémico", dijo en rueda de prensa.

Hace poco menos de dos meses más de 150 deportistas, educadores y activistas firmaron una carta para instar al COI a que no castigue a ningún atleta que haga algún tipo de protesta durante los JJOO de Tokio. Entre ellos, dos ex atletas cuya historia es leyenda viva del atletismo. Sus nombres, Tommie Smith y John Carlos, junto a ellos, la firma de Gwen Berry. Hay mucha expectación, la norteamericana ha avisado que si logra la medalla aprovechará el podium olímpico para denunciar el racismo imperante en los EEUU.

La carta de cinco páginas afirma que "no creemos que los cambios realizados reflejen un compromiso con la libertad de expresión como un derecho humano fundamental ni con la búsqueda de la justicia racial y social en el deporte". La carta se ha publicado en la Web del Centro Muhammad Alí y está firmada también por su hija Laila. "Permanecer neutral significa permanecer en silencio ,y guardar silencio significa apoyar la injusticia actual".

Los firmantes critican un sondeo realizado por la comisión de deportistas del COI. Según este sondeo los deportistas dan un apoyo amplio a la Regla número 50. Pero los firmantes de la carta afirman que el sondeo es infame puesto que en ningún momento se proporciona información demográfica sobre razas o grupos étnicos  del mismo, así como el instrumento de investigación utilizado.

El compromiso y la lucha por los derechos civiles vuelve a rearmarse. En los mismos Juegos Panamericanos de 2019, Race Imboden, se arrodilló tras colgarse el bronce en la final por el tercer puesto del florete individual de esgrima. "Me siento muy orgulloso de representar al equipo de EEUU, pero mi orgullo se ha reducido por las múltiples irregularidades en el país que con tanto honor llevo en mi corazón. Racismo, armas, maltrato a los inmigrantes ", escribió en sus redes sociales.

Hace 53 años Tommie Smith y John Carlos, junto al atleta australiano Peter Norman escribieron una página de dignidad en la historia del olimpismo. Su lucha tuvo consecuencias nefastas para sus vidas: fueron vilipendiados, expulsados de sus equipos, rechazados en sus países de origen. Durante años no encontraron trabajo, abocados a la miseria. El COI lo permitió, lo consintió, y fue cómplice de todo ello. Tuvieron que pasar más de 35 años para que el Comité Olímpico Australiano pidiera perdón por ello. Por entonces Norman había fallecido y sus ex rivales norteamericanos habían portado a hombros su féretro.

El ex quarterback de la NFL Colin Kaepernick, está sin empleo desde que comenzó a arrodillarse durante la interpretación del himno nacional en protesta por los abusos policiales.

Gwen Berry ha estado sancionada durante un año, y se ha quedado sin sponsors.

La historia se repite. Mandan los mismos.

El deporte es una forma también de reivindicar la igualdad, y la justicia social en el mundo. Hay más dignidad en cada uno de estos atletas que en todo el COI junto. Defender y hacer pública la injusticia, el racismo y la violencia sobre cualquier colectivo vulnerable no sólo debería estar permitido, sino que además debería de aplaudirse. Silenciar, sancionar e incluso castigar a los deportistas que visibilizan esto demuestra la escasa voluntad de cambio por parte del COI.

La imagen de Berry con una camiseta sobre su cabeza durante el himno nacional norteamericano en la que se leía "Yo soy una atleta activista", es la imagen de la dignidad y de la honestidad. De la lucha y del compromiso. De lo que significa en esencia ser un deportista con principios.

El deporte como medio para combatir el racismo, el machismo, y la homofobia.

La regla número 50 es la regla de la infamia, de la vergüenza y de la deshonra. Defender esta regla es traicionar el legado eterno de Tommie Smith, John Carlos y Peter Norman.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes