fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LUH NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

El precio por denunciar la corrupción en España es la indefensión judicial

El inspector que destapó a Villarejo ha recurrido a la Audiencia Provincial de Madrid el archivo provisional de la causa abierta por acoso laboral, amenazas, revelación de secretos, delito contra la intimidad y coacción

El agente Rubén López se querelló contra ocho mandos de la anterior cúpula policial por proteger los negocios de José Manuel Villarejo. López fue el investigador principal del 'caso del pequeño Nicolás' hasta que fue apartado de su cargo y actualmente ha recurrido el archivo provisional de la causa abierta por acoso laboral, amenazas, revelación de secretos, delito contra la intimidad o coacciones después de que la jueza Josefa Bustos cerrara el caso, con el apoyo de la fiscal Cristina Jiménez, sin aceptar ninguna de las pruebas dispuestas por el demandante, tanto las testificales como los elementos documentales.

Además la jueza del Juzgado de Instrucción número 49 de Madrid y la fiscal rechazaron aplicar la directiva europea que protege al denunciante de corrupción, conocida como Directiva Whistleblower, que previsiblemente se verá reforzada en nuestro país con un anteproyecto de ley ya aprobado por el Gobierno. Con esta directiva se pretende proteger al denunciante con componentes como invertir la carga de la prueba, siendo el denunciado quien debe demostrar su inocencia y se debe velar por investigar todos aquellos actos objeto de represalia contra el denunciante. Actos como los que denuncia López: acoso laboral, amenazas, revelación de secretos, delito contra la intimidad o coacciones. De esta forma y a la espera de la resolución del recurso, el agente queda absolutamente desprotegido y "castigado" por denunciar la corrupción.

Tanto Rubén López como todo su equipo de investigación han sido presuntamente perseguidos y desahuciados de sus cargos por sus superiores, que fueron denunciados por el agente por presuntamente orquestar una campaña de desprestigio contra la unidad de investigación del 'caso Nicolás'. Entre esos superiores se encuentran denunciados Germán López, director general de la Policía con el Partido Popular y Eugenio Pino, director operativo por, presuntamente, boicotear el trabajo del equipo de investigación de López tras destapar las cloacas de Villarejo dos años y medio antes de que se produjera su detención.

LA SOLEDAD DEL DENUNCIANTE

El 5 de octubre de 2017 Villarejo escribía sus impresiones de una conversación que acababa de tener con José Luis Olivera (alias "Oli"), entonces jefe del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO):"OLI: Plantea que hay que aniquilar a RUBÉN y MARCEL. Verse con MAURIC CASALS el LUNES". (Mauricio Casals es uno de los hombres fuertes de Planeta y Atresmedia, además de presidente y accionista de La Razón).

El inspector Rubén López, fue número dos de Martín Blas en la investigación del caso Nicolás, primero como jefe del grupo de Asuntos Internos asignado al caso y, luego, como miembro de la comisión judicial que el juez crea para investigar el caso apartando a Interior cuando Martín Blas es cesado por Pino. Sucedió, además, desde dos flancos; a los pocos días de ese apunte, se les 'aniquila' en la Policía expulsándolos de Asuntos Internos y enviándolos a destinos de rango inferior y también se intenta acabar con ellos por la vía judicial, aprovechando el cambio de titular del juzgado y la disolución de la comisión.

López pasó de ser el denunciante de una trama que afecta a todos los españoles y sus instituciones a ser el objetivo de altos mandos de la policía y la justicia no ha venido a reparar el agravio. Como en la obra de Henrik Ibsen, "Un enemigo del pueblo" a los ojos de la sociedad y a través de tres fuertes poderes; judicial, policial y mediático, se hace pasar al decente por sospechoso y en ese viaje caen el prestigio de nuestras instituciones y las personas más necesarias de nuestra sociedad.

 

 

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

2 Comentarios

2 Comments

  1. Enrique HJ.

    23 de mayo de 2022 00:04 at 00:04

    Un día explotará todo esto y ese día no está muy lejano

  2. AbuJavi

    23 de mayo de 2022 07:57 at 07:57

    Aquí no explotará nada, ya se encargarán los mismos que se han encargado hasta ahora. Son los que tienen el poder y juegan con todos nosotros a su antojo.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes