fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LÚH! NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

El PSOE, una vez más, contra la aprobación de la Ley Trans

Las barreras colocadas por el partido socialista les ha costado la pérdida de una de sus figuras más importantes, la de la primera mujer trans diputada en España, Carla Antonelli

El PSOE, una vez más, contra la aprobación de la Ley Trans

Hace tres años que comenzó el planteamiento de la Ley Trans. En 2019 el PP y PSOE votaron a favor en múltiples ocasiones a nivel autonómico e, incluso, a nivel nacional en un dictamen aprobado en el Congreso de los Diputados. Lo que pocos esperaban, es que con el paso del tiempo estos partidos comenzaran a crear cada vez más trabas para dificultar la aprobación de la pionera medida y que su recorrido se basara en ir superando las barreras colocadas por miembros socialistas –como Carmen Calvo– como si de una carrera de obstáculos se tratara. Ahora, en 2022, la ley se encuentra completamente enquistada y se ha cobrado la dimisión de algunas figuras esenciales en política.

Dando un salto temporal llegamos al 18 de mayo de 2021, el día en el que la abstención del PSOE impidió que el Congreso de los Diputados tramitara la proposición de la ley registrada por ERC y otros grupos. Ese era el día en el que llegaba a la Cámara Baja para su debate y toma en consideración tras el bloqueo reiterado del PSOE para que el texto redactado por el Ministerio de Igualdad se aprobara. En este caso, no fue admitida a trámite por no alcanzar la mayoría simple de votos a favor necesaria, debido a que los socialistas decidieron abstenerse en la votación, por lo que la iniciativa terminó con 143 diputados en contra (Vox y PP) y la abstención de 120 (PSOE). Pilar Vallugera, portavoz de Igualdad de ERC, calificó entonces irónicamente de "curioso" que PP y PSOE no apoyaran la norma a pesar de ser “idéntica” a la de 2019.

El martes 29 de junio de 2021 la Ley Trans entró por primera vez al Consejo de Ministros en plena semana del Orgullo, y lo hizo por los pelos. En aquel entonces, los socios de Gobierno llevaban cerca de medio año envueltos en negociaciones para sacar adelante la fusión de las dos propuestas legislativas sectoriales en las que estaba trabajando el Ministerio de Igualdad: una ley trans y una ley LGTBI. Así, pasó a denominarse Anteproyecto de Ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos de las personas LGTBI’.

A partir de ese momento, todo apuntaba a que la ley para la igualdad efectiva de las personas trans y la igualdad LGTBI estaba en vísperas de ser una realidad tras más de seis meses de resistencias por parte del partido de Pedro Sánchez. Sin embargo, el bloqueo continuó y la formación roja comenzó a rechazar enmiendas estirando el proceso al máximo. 

A partir de diciembre de ese año, numerosas organizaciones alertaron por primera vez de un retraso “innecesario e injustificado” por parte del Consejo Fiscal y el Consejo del Poder Judicial (CGPJ) de unos informes que faltaban obligatorios para la toma en consideración de todos los anteproyectos. Irene Montero, ministra de Igualdad denunció entonces: “Es un CGPJ que no solo lleva años caducado, sino que no es capaz de cumplir con su propia ley y emitir un informe”. El documento tardó en aparecer más de tres meses.

La marcha de la primera mujer trans diputada en España

En junio de este año, el Gobierno de coalición aprobó el proyecto de ley para pasar a una nueva fase de tramitación en el Congreso, algo que fue concebido como una pequeña victoria para el colectivo. No obstante, pocos meses después, nos encontramos ante una situación similar a la que se lleva viviendo desde hace años. El PSOE —alineándose con PP y Vox para ampliar el plazo de presentación de enmiendas a la ley trans– ha vuelto a demostrar que no tienen ninguna prisa en sacar adelante la norma, dividiendo a su propio partido y desgastándolo. Por una parte, Carmen Calvo y sus seguidores no están dispuestos a equiparar otras formas de violencia con la violencia de género; y por otro lado, los defensores de los derechos LGTBI no piensan dejar de lado la despatologización. Una situación que ha enquistado aún más la situación y que le ha costado al partido de Pedro Sánchez la pérdida de una de sus figuras más importantes, la de la primera mujer trans diputada en España, Carla Antonelli.

Antonelli, que llevaba afiliada a la formación desde 1997 y de la que ha sido parlamentaria autonómica en la Asamblea de Madrid desde 2011 hasta el pasado año 2021, ha desgranado las razones que le han llevado a tomar esta decisión: "Prefiero ir por la calle y mirar de frente a mis compañeras/os/es trans que agachar la cabeza de la vergüenza por haberles traicionado”. Tal y como prometió en una entrevista con El Huffington Post, seguirá luchando desde fuera “hasta el último aliento y hasta el último suspiro”, y confía en que su marcha “sirva de algo”. Para muchos, una persona “icónica” y una de las activistas más importantes de la historia de España.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

1 Comentario

1 Comentario

  1. Century

    21 de octubre de 2022 13:10 at 13:10

    El PSOE de socialista tiene muy poco…actualmente es un partido de centro, centro-derecha, poco solidario, nada empático, y con cada vez más connivencia con el poder económico.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes