fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LÚH! NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

El taxi de Madrid se manifiesta contra Ayuso

El próximo jueves 12 de enero, miles de taxistas tanto madrileñas y madrileños como de otras comunidades autónomas que han anunciado venir a apoyarnos, nos vamos a manifestar contra el gobierno de la Comunidad de Madrid, presidida por el PP o más bien, como reza en la convocatoria, contra la "Dictadura de Ayuso".

Una concentración para protestar contra la precariedad consecuencia de la gestión de la presidenta de la Comunidad de Madrid con el servicio público del taxi, que no es más que el reflejo de sus políticas, unas políticas basadas en utilizar las instituciones públicas para beneficiar a unos pocos a costa de desmantelar los servicios de todas y de todos.

Una política la de Ayuso con el taxi que lo único que pretende es cambiar las normas establecidas de un servicio público. En otras palabras, de modificar de manera torticera una serie de preceptos legales que se crearon desde la administración pública para garantizar la prestación del servicio al ciudadano y a la ciudadana (como servicio público que es) y dotar de unas condiciones laborales dignas para los taxistas como trabajadores y trabajadoras (gran parte de ellos autónomos o asalariados), con el único objetivo de beneficiar a empresas como Uber, Cabify, Bolt o Free Now o a un par de empresarios que bajo la falsa apariencia de gestionar cientos de licencias de taxi (algo ilegal por otra parte y conocen desde la administración autonómica desde hace años sin que haya actuado) disponen de ellas sin trabajarlas.

En resumen, se está intentando privatizar otro sector público en perjuicio del trabajador y de la trabajadora y sobretodo (y esto es muy importante), en perjuicio de los miles de usuarios y usuarias del servicio público del taxi, ya que todas estas modificaciones que pretenden implementar desde el gobierno de Ayuso van desde permitir la entrada de grandes empresas como propietarias de 50 de licencias de taxi (como sucede con las flotas de vehículos vtc) pasando por la implementación de precios según la necesidad de servicio (por lo que en momentos de alta demanda el coste de un trayecto en taxi podría incrementarse como también sucede con Uber o con Cabify) y llegando a eliminar requisitos de entrada para los conductores de taxi (por lo que se acabaría con esa profesionalización del servicio, tan característica del taxi y que es sinónimo de garantía y seguridad para el mismo usuario).

Por último, otra de las cuestiones más importantes de estas imposiciones de Ayuso para beneficiar a las grandes empresas es la liberalización de horarios, eliminando las restricciones en cuanto al tiempo que pueda estar trabajando un taxi durante una jornada, pudiendo trabajar las 24 horas durante los 7 días de la semana.

Una medida ésta última, que significaría simple y llanamente la precarización del sector. En pocas palabras y como estaréis escuchando mucho últimamente en redes, sería la ruina del pequeño autónomo (que es mayoría en el sector y que votó hace poco en un referéndum en contra de Ayuso).

De ahí la pregunta del compañero hace una semanas, "Ayuso, cuánto tiempo va ha tardar en arruinar a los taxistas" ya que a más vehículos en la calle con el mismo número de clientes, una persona que trabaja únicamente para su taxi (como es casi el 90% del taxi en Madrid actualmente) teniendo que trabajar más horas para conseguir recaudar lo mismo o incluso menos, perdiendo poder de adquisición y afectando gravemente a la conciliación familiar, entre otras cuestiones.

Del mismo modo y como se ha demostrado con las VTC, si a esta liberalización se le suma el incremento de precios por alta demanda como también pretende Ayuso (o más bien las multinacionales que están detrás, ella estoy seguro que como para todo, sólo está colocada ahí para ejecutar) habría un deterioro importante del servicio ya que, para poder rentabilizar el tiempo y luchar contra las grandes flotas que pueden permitirse tener los vehículos circulando las 24 horas los 7 días de la semana, el taxista se centraría en trabajar las zonas de máxima afluencia, donde la necesidad de servicio es mayor por lo que haría que el precio por viaje se pudiera incrementar, dejando abandonados a otros clientes que también tienen derecho a este tipo de servicio en otras zonas o haciendo que paguen este incremento por alta demanda sin tener culpa por ello, como sucede con Uber o con Cabify.

Un ejemplo muy gráfico, un día de un gran evento con mucha afluencia de público en el que el precio se dispare por la alta demanda como un partido de fútbol, haría que una persona que tuviera que coger un taxi para cualquier otro tipo de trayecto en ese mismo momento, como ir al hospital, tuviera que pagar más por lo que realmente vale el servicio. Están ajustando la ley de la oferta y de la demanda a un servicio público por lo cual deja de tener su valor universal y pasa a ser únicamente de unos pocos que puedan permitírselo.

Un coste por alta demanda que va únicamente al bolsillo de estas empresas porque también conlleva la subida de comisión que exigen al taxista. Al final todos perdemos menos ellos…. Y todo ello teniendo a estas empresas, a Uber, Cabify, Bolt o Free Now controlando el mercado al poder ser dueños de cientos de licencias desde sus diferentes filiales gracias también a los cambios que va a implementar Ayuso.

Ese es el verdadero monopolio que llevan intentando crear estás empresas y que ahora tienen en Ayuso a su figura para ejecutar su plan.

Es una privatización encubierta. Aunque bueno, ya ni se esconden. Por eso cuando a Ayuso la preguntan en la calle se queda en shock. Porque aparte de ser una política mediocre (siendo vehemente, y mucho) y pese que sus hilos son movidos por otros, sabe muy bien lo que está haciendo, por eso calla.

Y todo sin contar las adjudicaciones de contratos sanitarios que se dieron a Uber en estado de alarma por unas cantidades disparatadas de dinero público que también hemos llevado ante la Fiscalía y de otras licitaciones recientes que también se adjudicaron a varias empresas de vehículos VTC pertenecientes al mismo propietario por una cantidad de millón y medio de euros para unos servicios de transporte sanitario que el taxi estaba haciendo por cincuenta mil y que casualmente, se han dado a uno de los ex-presidentes de una de las dos asociaciones de taxistas minoritarias que que ahora se va a ver beneficiada por este movimiento de Ayuso y que según revelaron los medios, también tiene conexiones e intereses con el hijo de un ex diputado del PP, compañero de lista de la misma Ayuso en la candidatura de Cifuentes y actual presidente de Unauto, la patronal de las VTC.

Casi nada para el cuerpo….

Es decir, Ayuso por una parte como ya hizo en junio, ha utilizado las instituciones públicas sin tener competencias para permitir que miles de vehículos VTC de Uber, de Cabify y de Bolt, entre otras, que deberían de haber sido retiradas de la circulación (por ser ilegales como ha sucedido en Catalunya), sigan operando sin control (porque tampoco las ha puesto normas, no tienen régimen sancionador) y según entendemos y así hemos denunciado ante los juzgados, vulnerando la Constitución (ya que consideramos que pasado por encima de las competencias de las administraciones estatales y municipales que son las que realmente tienen potestad para regular los vehículos VTC y no ella desde la administración autonómica como ha hecho, por lo que como indicaba, también y gracias a Unidas Podemos y a 53 diputados de diferentes partidos, hemos presentado un recurso de inconstitucionalidad que ya ha sido admitido a trámite) y por la otra, va a modificar la ley que regula el servicio público del taxi privatizando el servicio para favorecer también los intereses de estas mismas multinacionales,Uber, Cabify, Bolt y Free Now y perjudicando en ambos casos tanto al taxista autónomo, como al asalariado así como al usuario, siendo mermados sus derechos.

Sin olvidar el gran perjuicio que supone para el resto de servicios públicos de transporte en cuanto a movilidad y ordenación y para los demás ciudadanos y ciudadanas en cuanto a sostenibilidad, el hecho de que haya miles de vehículos VTC y miles de taxis circulando las 24 horas.

Es más, todo esto que Ayuso lleva intentando hacer con el taxi durante estos últimos años, es simplemente lo mismo que está haciendo con la sanidad, con la educación y con las infraestructuras. La diferencia es que este desmantelamiento no ha llegado a ser un proceso tan agresivo como en los demás servicios como está sucediendo desde la pandemia porque desde que empezaron a intentar cambiar las normas del taxi para ajustarlas al modelo de negocio de Uber, de Cabify y de la parte empresarial del taxi (allá por el 2019 con Ángel Garrido), hemos estado batallando en los tribunales. Por eso, tras sendos fracasos en los juzgados para el gobierno de la CAM, han metido la directa y están intentando agilizar al máximo este procedimiento a las bravas, que la legislatura se agota pronto y luego todo son prisas.

Es por ello que, como uno de los responsables en Madrid de Taxi Project, una de las asociaciones que apoyan la movilización del día 12 contra el gobierno del PP en la CAM, hago un llamamiento tanto a todas y todos los compañeros taxistas para salir a protestar por nuestros puestos de trabajo, por un futuro para nuestras familias y por un servicio público de calidad y con garantías para todas y todos y al resto de colectivos para que apoyen nuestra lucha, que al final de la de todas y todos ya que las políticas de Ayuso afectan también como he indicado, al resto de servicios públicos.

Y por supuesto con Ayuso nos veremos en las urnas, eso por descontado.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

1 Comentario

1 Comentario

  1. cuidadito

    21 de enero de 2023 09:01 at 09:01

    los taxistas de madrid los encontrabas con la cope o con onda 0 despotricando contra la izquierda

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes