fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LUH NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Análisis

El TC se suma a la presión del poder judicial sobre el Gobierno

El ponente de la sentencia que declaró inconstitucional el confinamiento del primer estado de alarma es un habitual de los actos de la fundación FAES y un asiduo colaborador de diarios como ‘ABC’ o ‘La Gaceta’.

El TC se suma a la presión del poder judicial sobre el Gobierno
Sede del Tribunal Constitucional

Nada más conocer el sentido de la sentencia del Tribunal Constitucional que declaró inconstitucional el confinamiento del primer estado de alarma –decretado por el Gobierno de coalición ante la pandemia mundial de coronavirus–, Javier Pérez Royo, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Sevilla y uno de los constitucionalistas más reconocidos del Estado español, calificaba –en su columna de ‘elDiario.es’– de “incomprensible en términos jurídicos” la decisión del TC y destacaba que tiene la impresión de que “la mayoría de magistrados” que dictó la sentencia lo hizo para “enviar un doble mensaje”: uno, positivo, al partido ultraderechista Vox –el de animarlo “a recurrir en el futuro” aunque el recurso sea “disparatado”–, y otro, negativo, al Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos: el de que pierda “toda esperanza”.

El TC se suma así a la presión, sobre el Ejecutivo, del poder judicial, cuyo órgano de gobierno –el Consejo General del Poder Judicial– y su presidente –Carlos Lesmes– llevan más de dos años y medio en situación de interinidad porque el PP sigue bloqueando su renovación, a pesar de que la Constitución y la Ley Orgánica del Poder Judicial instan a renovarlos cada cinco años. “Hasta el momento, el mundo judicial en España había sido prudente con este tipo de operaciones y se había mantenido al margen de ellas, pero la aparición de Vox ha revolucionado a un sector de la judicatura y de la Fiscalía”, aseguraba a LUH en mayo del pasado año 2020 un letrado que conoce de cerca varios casos de ‘lawfare’ o ‘guerra judicial’ llevados a cabo en Latinoamérica.

Pese a su nombre –Tribunal Constitucional–, el TC ni es un tribunal jurisdiccional ni forma parte del poder judicial, al contrario que el Tribunal Supremo, la Audiencia Nacional, los tribunales superiores de justicia de las comunidades autónomas o las audiencias provinciales. El Tribunal Constitucional es un órgano constitucional autónomo de todos los demás poderes del Estado y sometido sólo a la Constitución –de la que es el intérprete supremo– y a la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional. Por eso es especialmente grave que, en palabras de Pérez Royo, su mayoría haya pretendido enviar un mensaje negativo al Gobierno y otro positivo a un partido ultraderechista.

Teóricamente, de los 11 magistrados que –tras la dimisión el pasado mes de octubre de Fernando Valdés– componen el TC, ocho –Juan José González Rivas, su presidente; Encarnación Roca, su vicepresidenta; Andrés Ollero, Santiago Martínez-Vares, Pedro José González-Trevijano, Antonio Narváez, Alfredo Montoya y Ricardo Enríquez– son conservadores y tres –Juan Antonio Xiol, Cándido Conde-Pumpido y María Luisa Balaguer– progresistas, aunque la decisión de declarar inconstitucional el confinamiento del primer estado de alarma fue tomada –tras unas intensas deliberaciones que se prolongaron durante dos plenos– por una ajustada mayoría de seis votos contra cinco que acabó decantando Roca, que curiosamente desembarcó en el TC de la mano de Convergència i Unió y del PSC, es decir con aureola progresista, o al menos más progresista que los magistrados llegados de la mano del PP.

Ernesto Ekaizer, periodista de larga trayectoria y actualmente en el diario ‘Ara’, ha publicado que, durante las deliberaciones, Roca “fundamentó” su “voto clave” no en el decreto del Gobierno sobre el confinamiento del primer estado de alarma –que era lo que el Pleno del TC estaba abordando–, sino en el anteproyecto de Ley de modificación de la Ley 36/2015, de 28 de septiembre, de Seguridad Nacional que el Ejecutivo redacta precisamente para afrontar crisis como la de la actual pandemia de coronavirus. “Cuando he visto el anteproyecto de Ley de Seguridad Nacional, le he dicho a mis letrados que ya estábamos en el momento del incendio del Reichstag”, asegura Ekaizer que durante las intensas deliberaciones llegó a decir Roca, en referencia al fuego que el 27 de febrero de 1933 destruyó el edificio del Parlamento de Alemania, lo que sirvió de pretexto al entonces canciller, el nazi Adolf Hitler, para aprobar el decreto que acabaría sentando las bases del III Reich.

«No va a haber renovación del TC»

El periodista –ex director adjunto de ‘El País’ y ex editor ejecutivo de ‘Público’– ha publicado asimismo que cuando, también durante las deliberaciones, Conde-Pumpido recordó a Gonzalez-Trevijano –ponente de la sentencia– que los mandatos de varios magistrados del TC están caducados, este le respondió «tenemos que acostumbrarnos a los mandatos caducados, porque estoy seguro de que no va a haber renovación ahora de los cuatro magistrados y tampoco el año que viene, porque si no se renueva el CGPJ, no va a haber renovación del TC». De hecho, dos de los miembros del TC los propone el CGPJ, por lo que aunque hubiera renovación del TC, la no renovación del CGPJ –bloqueado por el PP– ya decanta votaciones del TC.

La sentencia del TC que declara inconstitucional el confinamiento del primer estado de alarma –a la que ha tenido acceso LUH– recibió los cinco votos en contra de González Rivas, presidente del Tribunal y conservador; del también conservador Ollero, y de los tres progresistas –Xiol, Conde-Pumpido y Balaguer–, y todos ellos emitieron votos particulares. Por el contrario, recibió los seis votos a favor de los conservadores González-Trevijano, Martínez-Vares, Narváez, Montoya, Enríquez y la propia Roca, que es la única de los seis que no llegó al TC de la mano del PP. Y es que algunos de ellos son habituales de los actos de la fundación FAES –presidida por José María Aznar–, para cuyos ‘Cuadernos de pensamiento político’ ha escrito algunos textos el propio ponente de la sentencia, González-Trevijano, asiduo colaborador de diarios como ‘ABC’ o ‘La Gaceta’.

Pérez Royo ha insistido en que “desde que pasó a ser ponente de la sentencia” –tras la dimisión del anterior ponente, Valdés–, González-Trevijano ha venido trabajando “subrepticiamente” para articular una mayoría que legitime “el discurso político de Vox y PP”. Y ha alertado de que la sentencia del TC es “un paso más en la tarea de agitación contra el Gobierno por parte de órganos constitucionales que carecen de legitimación democrática directa y cuya renovación resulta imposible cuando el PP se encuentra en la oposición”. Y, sobre todo, de que el “olor a podrido” que emana de ella “se va a ir extendiendo por todo el sistema político”, generando un clima “difícilmente respirable”.

En los sistemas constitucionales, el Tribunal Constitucional a menudo es definido como el custodio de la Constitución, es decir de la norma fundamental y constituyente del Estado. Pero, a este respecto, en los debates doctrinales, e incluso políticos, a menudo surge una pregunta de difícil respuesta: ¿quién custodia al custodio?

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

3 Comentarios

3 Comments

  1. Josu Monreal

    20 de julio de 2021 00:13 at 00:13

    Es la justicia corruPPta que parece que tenemos.

  2. Mohicano mohicano

    20 de julio de 2021 10:35 at 10:35

    Hay interesantes votos particulares en esta Sentencia. Uno de ellos es el del Sr. Conde Pumpido; otro el del magistrado emérito Sr. Martín Pallín; otro del Sr. Ollero.
    Merece la pena leerlos.

  3. Jesusillo Pode Mos

    20 de julio de 2021 11:34 at 11:34

    Si el PSOE no está por luchar esta batalla de conseguir unos Jueces JUSTOS, podremos perder una batalla pero hay que seguir luchando para ganar la guerra.
    Salud y República.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes