fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LUH NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

Esperanza Casteleiro: así es la mano derecha de Margarita Robles en el CNI

Tras ser destituida como secretaria general del CNI, la nueva directora de ‘La Casa’ fue destinada a Cuba, desde donde otros dos miembros de la agencia de inteligencia y ella volvieron precipitadamente a España en 2009 después de ser descubiertos realizando labores de espionaje.

Esperanza Casteleiro: así es la mano derecha de Margarita Robles en el CNI
Esperanza Casteleiro, directora del CNI, y Margarita Robles, ministra de Defensa

En pleno escándalo Pegasus, el presidente del Gobierno de coalición y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha destituido a Paz Esteban como directora del CNI y la ha sustituido por la hasta ahora secretaria de Estado de Defensa, Esperanza Casteleiro. El CNI depende del Ministerio de Defensa, que dirige Margarita Robles, pero Sánchez no ha destituido a Robles sino a Esteban, una persona muy cercana a la ministra de Defensa, y la ha sustituido por Casteleiro, una persona aún más cercana a Robles; tanto, que es su mano derecha.

Resulta todo un tanto surrealista: Sánchez concede a sus socios de gobierno –Unidas Podemos– y de investidura –ERC y EH Bildu– la cabeza de la directora del CNI –Esteban–, pero la responsable política del CNI –Robles– sale reforzada, coloca a su mano derecha –Casteleiro– como directora de la agencia de inteligencia y se permite insultar la inteligencia de toda la sala de prensa de Moncloa al asegurar que Esteban no ha sido destituida, porque aquí no se ha hecho mal nada, sino “sustituida”. Sin embargo, el BOE establece que lo de Paz Esteban sí ha sido un “cese”, y el propio Sánchez ha destacado este miércoles que la causa del “relevo” de la directora del CNI es “un fallo en la seguridad de las comunicaciones del Gobierno”. Preguntada sobre esta cuestión, la vicesecretaria general del PSOE –‘número dos’ de Sánchez en el partido–, Adriana Lastra, ha zanjado: “Llámelo como quiera”.

Efectivamente se llame como se quiera, el caso es que Robles sigue controlando –y aún más, si cabe– el CNI, pues ha logrado colocar al frente de la agencia de inteligencia a su mano derecha, que además lleva casi 40 años dentro de ‘La Casa’, que es como sus espías más veteranos se refieren al CNI.

Nacida en Madrid en 1956, Esperanza Casteleiro es hija del militar franquista Antonio Casteleiro, que en enero de 1974 –apenas dos años antes de la muerte de Franco–, cuando era coronel de Aviación, fue condecorado con la gran cruz del Mérito Naval con distintivo blanco. Aquel enero de 1974 –un mes después de que ETA volara por los aires al almirante Luis Carrero Blanco, que en 1972 había puesto en marcha el SECED– cohabitaban en España tres agencias de inteligencia –el SIAEM, el SIPG y el propio SECED–, que en 1977 –en pleno proceso de Transición del franquismo al régimen del 78– serían unificados y reconvertidos en el CESID, que a su vez en 2002 sería reconvertido en el CNI.

Esperanza Casteleiro ingresó en el CESID en 1983 –durante la etapa de gobierno de Felipe González–, por lo que lleva casi 40 años en la agencia de inteligencia, para la que ha estado destinada en diversos Estados y en la que ha ocupado diversos cargos. El más alto hasta esta semana lo ocupó de 2004 a 2008 –durante la etapa de gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero–, cuando fue secretaria general del CNI, es decir número dos de la agencia de inteligencia.

Tras ser destituida como secretaria general del CNI, Casteleiro fue destinada a Cuba, desde donde otros dos miembros de la agencia de inteligencia y ella –los tres, asignados a la Embajada de España en Cuba– volvieron precipitadamente a España en 2009 después de ser descubiertos realizando labores de espionaje y justo antes de que las autoridades de la isla les retiraran sus acreditaciones diplomáticas. La prensa ocultó la identidad de los tres, una de los cuales era Casteleiro. Poco después del incidente, Raúl Castro –que era el presidente de Cuba desde que Fidel Castro renunciara al cargo en 2008– destituyó a Felipe Pérez Roque como ministro de Exteriores y a Carlos Lage como secretario del Consejo de Ministros, y Fidel Castro publicó –el 3 de marzo de 2009– una de sus ‘Reflexiones’, titulada ‘Cambios sanos en el Consejo de Ministros’. En ella, Fidel destacaba que “la miel del poder” despertó en los dos destituidos “ambiciones que los condujeron a un papel indigno”, y a continuación añadía: “El enemigo externo se llenó de ilusiones con ellos”. Pérez Roque y Lage salieron del Consejo de Ministros de Cuba prácticamente al mismo tiempo que Casteleiro y los otros dos miembros del CNI lo hicieron de la isla. Apenas tres semanas después –el 25 de marzo de 2009–, Fidel publicaba otra de sus ‘Reflexiones’, titulada ‘La mentira al servicio del imperio’ y en la que retrataba un “viejo imperio español en muletas” intentando ayudar al “corrupto, tambaleante y genocida imperio yanqui”. “Nada han aprendido la superpotencia de Estados Unidos y la minipotencia española de la heroica resistencia de Cuba a lo largo de más de medio siglo”, añadía el líder de la Revolución. ¿Eran Casteleiro y los otros dos agentes del CNI parte de ese “viejo imperio español en muletas” sobre el que escribió Fidel Castro? Hay quien sostiene que sí.

Cuando Sánchez accedió a la Presidencia de un gobierno del PSOE en solitario tras el triunfo de la moción de censura de junio de 2018 contra Mariano Rajoy, nombró a Robles ministra de Defensa y Robles nombró a Casteleiro jefa de su Gabinete, ascendiéndola a secretaria de Estado de Defensa en julio de 2020, ya bajo el Gobierno de coalición formado tras las generales de noviembre de 2019. Y como secretaria de Estado de Defensa salió Casteleiro indemne del escándalo provocado cuando, en febrero del pasado año 2021, la prensa publicó que un yate de nueve metros de eslora propiedad de un cuñado suyo –un militar casado con su hermana– estuvo atracado durante siete meses en uno de los muelles de la ferrolana Estación Naval de La Graña, propiedad del Ministerio de Defensa y que acoge la ESENGRA (Escuela de Especialidades de la Estación Naval de La Graña), uno de los centros de formación y perfeccionamiento de la Armada. Pero Robles se negó a destituirla… o al menos a “sustituirla”.

Excepto durante la etapa de Soraya Sáenz de Santamaría como vicepresidenta del Gobierno –en la que la agencia de inteligencia dependió precisamente de la Vicepresidencia del ejecutivo–, el CNI siempre había dependido del Ministerio de Defensa, y fue Margarita Robles quien presionó a Sánchez para que lo devolviera a Defensa, acabando así con su transversalidad con respecto al conjunto del Gobierno. Curiosamente, la ministra sustituyó a un militar –el general Félix Sanz Roldán– por una civil al frente de la agencia de Inteligencia. La civil era su fiel Paz Esteban, que había ingresado en el CNI –entonces, CESID– en 1983, precisamente el mismo año en el que lo hizo su aún más fiel Esperanza Casteleiro. ‘La Casa’ la dirigía entonces el teniente general Emilio Alonso Manglano, que en 1995 dimitiría de su cargo por otro escándalo de escuchas ilegales.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

5 Comentarios

5 Comments

  1. Lucía Draín

    11 de mayo de 2022 23:11 at 23:11

    Menudo fichaje del PSOE, da el perfil belicista de Javier Solana, Josep Borell o la bocazas Robles … toda una garantía de que el CNI estará al servicio del terror americano.

    PSOE fascistas.

  2. Nando

    11 de mayo de 2022 23:33 at 23:33

    Jajajajajajajajajaja. Me río porque no todo va a ser quejidos.
    CNI no está de servicio, está de parranda fascista…

  3. Agustín Montes C.

    12 de mayo de 2022 00:15 at 00:15

    ¿No queréis caldo? ¡Pues dos tazas! Cuando crees que ya se lo has visto todo, los sucialistas van y se superan.

  4. mariano tomas Fuentes Alvaro

    13 de mayo de 2022 10:19 at 10:19

    Los mismos perros con distinto collar y que me perdones los «canelos»
    por esa comparación.
    Son democratas pero orgánicos como lossalvapatrias del difunto.

  5. manuel alonso

    14 de mayo de 2022 07:55 at 07:55

    Bueno, pienso que como perfil no hay nada que objetar,es una espía y con experiencia en el campo de la administración y como ejecutiva de campo, y todos sabemos para que están los espías. Pero si no se corta la cabeza de la serpiente todo sigue igual, y la cabeza, se llama Margarita Robles.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes