fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LÚH! NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

Felipe VI, en Qatar como único rey europeo y bajo la sombra de Juan Carlos I

Las muertes de miles de trabajadores fallecidos en siniestros laborales relacionados con la construcción de estadios para el Mundial “siguen sin investigarse”, denuncia Amnistía Internacional.

Felipe VI, en Qatar como único rey europeo y bajo la sombra de Juan Carlos I
Juan Carlos I, Felipe VI y la bandera de Qatar

El rey Felipe VI estará este miércoles en Doha, la capital de Qatar, para asistir al partido de fútbol entre las selecciones de España y Costa Rica, a disputar en el estadio de Al Thumama y que supondrá el debut del combinado español en el Mundial de Qatar 2022, que arrancaba este domingo. “Don Felipe asistirá al primer partido de la Selección Nacional de España en la Copa Mundial de la FIFA Catar 2022 que se enfrentará a la Selección de Costa Rica”, anunciaba el pasado viernes la Casa Real española en la agenda de su web.

El jefe del Estado es el único rey europeo que estará en Qatar para asistir, al menos, a la fase de grupos del Mundial, pues los otros tres Estados europeos con forma de Estado monárquica cuyas selecciones se han clasificado para la cita –Reino Unido, Países Bajos y Dinamarca– ya han anunciado a Quatar, monarquía absoluta encabezada por el jeque Tamim bin Hamad al Thani, que ni sus respectivos jefes del Estado –Carlos III, Guillermo Alejandro y Margarita II– ni ningún otro representante de sus casas reales estarán, al menos, en la fase de grupos.

Las relaciones de la monarquía española, restaurada por el general golpista Francisco Franco a su muerte en 1975, con las monarquías del Golfo Pérsico en general y con la monarquía qatarí en particular son muy estrechas. Con todas ellas: con el Qatar de Tamim bin Hamad al Thani, pero también con la Arabia Saudí de Salmán bin Abdulaziz, con el Omán de Haitham bin Tariq al Said, con el Kuwait de Nawaf al Ahmad al Yaber al Sabah, con el Baréin de Hamad bin Isa al Jalifa y, por su puesto, con los Emiratos Árabes Unidos de Mohamed bin Zayed al Nahayan, en cuya capital, Abu Dabi, vive recluido, desde agosto de 2020, Juan Carlos I, cuya inmensa fortuna tiene mucho que ver con esas monarquías.

Las ‘petromonarquías’ del Golfo Pérsico en general y Qatar en particular son muy ricas y, además de emir de Qatar, Al Thani es dueño del gigante QIA (Qatar Investment Authority), uno de los principales inversores en empresas del IBEX 35. El pasado mes de mayo, Al Thani realizó a España una visita de Estado llena de honores y en la que acordó una inversión de 5.000 millones de dólares –4.700 millones de euros– en diversos sectores como “prueba” de la “confianza” de Qatar en la “fuerza” de la economía española y como “punto de partida” para “fortalecer” las ya “sólidas” relaciones entre ambos Estados y sus respectivas monarquías.

Como anfitrión del Mundial de fútbol de este año 2022, Qatar acapara ahora la atención de todo el planeta y allí estará Felipe VI, pese a que organizaciones de derechos humanos de todo el mundo no están dejando de denunciar las violaciones de derechos humanos llevadas a cabo por las autoridades qataríes.

Miles de trabajadores –unos 6.500, según ha publicado el diario británico ‘The Guardian’– han muerto en siniestros laborales relacionados con la construcción de estadios para el Mundial desde 2010, cuando Qatar fue elegido sede de esa cita organizada por la FIFA, presidida por Gianni Infantino.

Las muertes de miles de trabajadores siguen sin investigarse (…), cientos de miles de trabajadores y trabajadoras migrantes siguen sin recibir indemnización por los abusos laborales que han sufrido en los últimos diez años (…), el trabajo forzoso y otras formas de abusos continúan, especialmente en el sector de la seguridad privada y en el caso de los trabajadores y trabajadoras domésticos, en su mayoría mujeres” y “el pago de exorbitantes comisiones de contratación para conseguir empleo sigue siendo generalizado, con cantidades que oscilan entre 1.000 y 3.000 dólares estadounidenses”, por lo que “muchas personas necesitan meses o incluso años para pagar la deuda, lo que provoca que se vean atrapadas en un círculo vicioso de explotación”, ha denunciado Amnistía Internacional este mismo mes de noviembre.

La organización de derechos humanos denuncia asimismo que los trabajadores, tanto los qataríes como los migrantes, en Qatar “sufren consecuencias por ejercer su derecho de reunión pacífica” y que los segundos además “siguen teniendo prohibido formar sindicatos o afiliarse a ellos”.

Amnistía Internacional también documenta casos de qataríes que han sido “detenidos arbitrariamente tras criticar al Gobierno” y “condenados después de juicios injustos sobre la base de confesiones obtenidas mediante coacción”.

También los juicios justos “distan mucho de estar garantizados” en Qatar, donde la organización de derechos humanos ha documentado en la última década casos de “juicios sin garantías” en los que “nunca se investigaron las denuncias de tortura y malos tratos de las personas encausadas” y “se impusieron condenas sobre la base de «confesiones» obtenidas mediante coacción”. “En muchos casos, las personas acusadas habían sido interrogadas mientras estaban recluidas en régimen de incomunicación, sin acceso a abogados o intérpretes”, añade.

Amnistía Internacional destaca asimismo que en Qatar “siguen sufriendo discriminación en la ley y en la práctica” tanto las mujeres como las personas LGBT.

Como denuncia por algunas de esas cuestiones o al menos por no aparecer vinculados con ellas, ni Carlos III de Reino Unido, ni Guillermo Alejandro de Países Bajos, ni Margarita II de Dinamarca ni ningún otro representante de sus respectivas casas reales estarán en la fase de grupos del Mundial de Qatar 2022. Sí lo estará Felipe VI de España, y además bajo la sombra de su padre.

“Zarzuela confirmó la visita de Felipe VI a Qatar después de publicarse que el Emérito quería ir”, titulaba este domingo –20 de noviembre–, ‘Vozpópuli’. Según el digital editado por Jesús Cacho, la Casa Real española ya había contactado con la Real Federación Española de Fútbol la semana anterior, pero no ratificó la presencia de Felipe VI en Doha hasta el pasado viernes –18 de noviembre–, al día siguiente de que el propio ‘Vozpópuli’ publicara un artículo titulado “Juan Carlos I planea dejarse ver en un partido de la selección española en Qatar”.

Así y según lo publicado el pasado jueves por el digital de Cacho citando personas “próximas” a Juan Carlos I y que conocen su “día a día” en Emiratos Árabes Unidos, el anterior jefe del Estado, cuya residencia en Abu Dabi está “a una hora de avión” de Doha, ya había “transmitido a su entorno” su “intención” de “dejarse ver” en un partido del combinado español y “encontrarse con amigos empresarios y patrocinadores” que ya han confirmado su presencia en Qatar. “Él no va a perder la oportunidad de trasladarse y asistir a los estadios”, en los que ocuparía “un lugar de honor”, pues “tanto los jeques como los empresarios españoles que se trasladen” a Qatar “cuentan con espacios reservados” en los mismos, apuntaron las mismas fuentes, que añadieron que “es posible” que, como en el funeral de Estado por la reina Isabel II, “coincida” también con su hijo Felipe VI, con la reina consorte, Letizia, y con Sofía de Grecia, aunque finalmente estas dos últimas no estarán en Doha.

Casualmente o no, fue al día siguiente de la publicación de ese artículo cuando la Casa Real española confirmó a la RFEF la presencia de Felipe VI en el España-Costa Rica, según destacó este domingo ‘Vozpópuli’ citando fuentes de la propia RFEF, y la anunció en la agenda de su web. “Ha sido publicarse que Juan Carlos I quería asistir a ver un partido de España en Qatar… y anunciarse que Felipe VI viajará a Doha el próximo miércoles. Es una reacción causa-efecto clarísima”, apunta “el entorno del rey emérito” en el artículo publicado este domingo por el digital editado por Cacho.

Las mismas fuentes, identificadas con “el círculo más próximo a Juan Carlos I”, enviaban un mensaje de “tranquilidad” a la Casa Real española al asegurar que “el padre de Felipe VI no buscará una foto con su hijo”, pero también advertía de que en este Mundial de 2022 “hay más partidos de España a los que puede asistir”, de que “cualquier decisión que tome ahora pertenece a su ámbito privado” y de que, si la selección española llega a la final, el anterior jefe del Estado acudiría a la misma “sí o sí”, pues “nadie entendería que, a una hora del estadio donde se juega ese partido, no fuera el rey emérito”. “Quiere ver en directo a la Selección y lo hará”, retaban las mismas fuentes, que aseguran que la intención de Juan Carlos I es, además, coincidir “con amigos de las monarquías de Qatar y Emiratos Árabes Unidos”, así como “con empresarios y patrocinadores españoles que se trasladarán a Doha”. “Ya ha tenido contacto con algunos de ellos, y esos planes no cambian pese al viaje de Felipe VI”, añadían las mismas fuentes.

La sombra de Juan Carlos I planea sobre Felipe VI, el único rey europeo en Qatar.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

1 Comentario

1 Comentario

  1. Century

    23 de noviembre de 2022 06:57 at 06:57

    Los Borbones dejando claro que les importan los Derechos Humanos, y cuanto el figurar en los medios y los negocios…

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes