fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LUH NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

Ganar la calle

Vayamos al resumen. La información ya la tienen ustedes.

Un Ferrari. Un Lamborghini. Un yate. Un Rolex. Miles de fallecidos en los primeros días de la pandemia. Un contrato. Un hermano, una comisión de más de 280 000 euros. Un protocolo aprobado por la Consejería de Sanidad del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso y firmado por Carlos Mur, director de Coordinación Sociosanitaria, el 18 de marzo de 2020, y 5 343 mayores que murieron en sus residencias sin recibir atención hospitalaria en los primeros veinte días posteriores a este documento. Una investigación bloqueada por PP y Vox.

El hijo de un duque de pasado bochornoso, nieto de Rafael Medina, que formó parte de una de las más funestas organizaciones en los primeros años de la Guerra Civil, la Guardia Cívica, experta en la represión dura en la retaguardia en los pueblos de Huelva y Sevilla, que dice que la Fiscalía es de izquierdas y que va por ahí riéndose de todos. Una cuenta de 247 euros y una huída al extranjero. 6 millones de euros en comisiones gracias a ser amigo de un primo del alcalde de Madrid.

Un Ferrari. Un Lamborghini. Un yate. Un Rolex. Miles de tragedias detrás. Una memoria, un olvido. Unas cañas y unas tapas y millones de votos. La libertad para hacer negocios con el dinero de todos. Un alcalde. Un primo. Una responsabilidad política. Una presidenta muda, unos contratos que nadie enseña.

Un producto necesario para salvar vidas, inflado hasta en un 244 % sobre el precio real. Casi 6 millones de dólares cobrados en transferencias realizadas desde Malasia a una cuenta bancaria en Madrid. Documentos falsificados para justificar las comisiones. Muertes, dolor, mucho dolor. Negocios cerrados y mucha angustia, y un alcalde de vacaciones hoy en Málaga. Y silencio. Mucho silencio.

Un Ayuntamiento y 72 contratos a través de la funeraria municipal por un valor de 42.1 millones de euros sin ningún tipo de control. Comisiones, y nadie que indague salvo un periódico que investiga y se hace eco de la corrupción. Un alcalde que tiene que dimitir ya. Se llama responsabilidad política. Se llama tener dignidad. Se llama respeto por los muertos.

Medios afines convertidos en lacayos de la indigencia moral para blanquear ladrones que se ríen del Estado. Ciudadanos atolondrados, víctimas de la desinformación y la desidia, sordos por el ruido de quienes salen riéndose de los juzgados y de políticos que juegan al despiste con tal de no asumir sus responsabilidades. Socialismo o infamia. Socialismo o capitalismo de amiguetes.

En Madrid faltan referentes, falta decisión, falta una izquierda unida por una causa justa que hoy debería estar en la calle pidiendo explicaciones, reclamando democracia, exigiendo justicia. ¿Qué más hace falta para salir a ganar?

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes