fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LÚH! NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

"He sido víctima de un abuso policial"

La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía eleva al Defensor del Pueblo una "queja contra la Secretaría de Estado de Seguridad, la Dirección General de la Policía Nacional y el Ayuntamiento de Sevilla" por el caso de la actriz María León.

"He sido víctima de un abuso policial"
María León

"He sido víctima de un abuso policial". Así lo ha asegurado este lunes la actriz María León, que la madrugada del viernes al sábado en Sevilla fue detenida por la Policía Local, introducida en un vehículo policial y trasladada primero a comisaría, después a un hospital de la capital andaluza —donde habría sido atendida del ataque de ansiedad que habría sufrido en dependencias policiales— y finalmente a un juzgado de Instrucción, donde se habría negado a declarar y habría quedado en libertad provisional, investigada por un supuesto delito de atentado contra la autoridad, que conlleva pena de cárcel.

"Detenida María León en Sevilla por agredir a un agente de policía" ('El País'), "Detenida en Sevilla la actriz María León por agredir a un agente de la Policía Local" ('El Mundo'), "María León, en libertad provisional tras agredir a un Policía Local en Sevilla" ('ABC'), "Detenida la actriz María León por agresiones a una policía local en Sevilla" ('La Voz de Galicia'), "Libertad provisional para la actriz María León, detenida por pegar un puñetazo a un policía en Sevilla" ('El Correo'), "María León, en libertad provisional tras agredir a un agente de policía en Sevilla" ('El Periódico de Catalunya'), "La actriz María León, detenida por atacar a un policía" ('La Razón')... Son titulares del sábado, además de fuentes policiales tomadas por verdades absolutas. De los principales diarios impresos, sólo 'La Vanguardia' incluyó un "presuntamente" en su titular sobre el caso: "Libertad provisional para la actriz María León tras agredir presuntamente a un agente de Policía".

León no habló el pasado sábado en los juzgados de Instrucción de Sevilla, pero sí lo ha hecho este lunes en su perfil de Twitter. "Quiero dar las gracias por todas las muestras de apoyo recibidas. Estas últimas 48 horas han sido verdaderamente difíciles. Niego haber agredido a nadie. No es mi intención poner en entredicho el trabajo necesario que hacen los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado en nuestro país. Pero sí debo denunciar que he sido víctima de un abuso policial por parte de unos agentes de la Policía Local de Sevilla. El caso está en manos de mis abogados y desde este momento pongo toda mi confianza en la justicia", ha dicho la ganadora del Goya de 2012 a la mejor actriz revelación por 'La voz dormida'.

Tampoco se ha quedado de brazos cruzados el área de Cárceles de la APDHA (Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía), que ya ha elevado al Defensor del Pueblo de España, Ángel Gabilondo, una "queja contra la Secretaría de Estado de Seguridad, la Dirección General de la Policía Nacional y el Ayuntamiento de Sevilla". El secretario de Estado de Seguridad, 'número dos' del Ministerio del Interior —que dirige Fernando Grande-Marlaska—, es Rafael Pérez Ruiz; el director general de la Policía Nacional es Francisco Pardo y el Ayuntamiento de Sevilla, del que depende la Policía Local, está gobernado por el PSOE.

La queja, a la que ha tenido acceso LÚH! y que recuerda que "los hechos han sido conocidos a través de numerosas noticias emitidas en distintos medios de comunicación", destaca que los "motivos" de la misma son dos:

Directiva (UE) 2016/343

El primero, que "las noticias difundidas se basan en referencias emitidas por autoridades públicas que vulneran lo dispuesto en el artículo 4 de la 'Directiva (UE) 2016/343'", que en su apartado primero establece que "los Estados miembros adoptarán las medidas necesarias para garantizar que, mientras no se haya probado la culpabilidad de un sospechoso o acusado con arreglo a la ley, las declaraciones públicas efectuadas por las autoridades públicas y las resoluciones judiciales que no sean de condena no se refieran a esa persona como culpable" y en su apartado segundo establece que "los Estados miembros velarán por que se disponga de medidas adecuadas en caso de incumplimiento de la obligación establecida en el apartado 1 del presente artículo, de no referirse a los sospechosos o acusados como culpables, de conformidad con la presente Directiva, en particular con su artículo 10", que a su vez establece que "los Estados miembros velarán por que, en caso de vulneración de los derechos establecidos en la presente Directiva, los sospechosos y acusados dispongan de vías efectivas de recurso" y que "sin perjuicio de las disposiciones y sistemas nacionales en materia de admisibilidad de la prueba, los Estados miembros garantizarán que se respeten el derecho de defensa y las garantías de un juicio justo a la hora de valorar las declaraciones que haga un sospechoso o acusado, o las pruebas que se obtengan vulnerando su derecho a guardar silencio o a no declarar contra sí mismos".

En ese sentido, la queja al Defensor del Pueblo destaca que agencias como Europa Press y diarios impresos y digitales como 'El País' (Grupo PRISA), 'ABCdesevilla' (Vocento) o 'elDiario.es' (Diario de Prensa Digital) —a los que el escrito cita expresamente— han publicado las siguientes "referencias" de "autoridades públicas policiales", de las que la queja incluye recortes:

Europa Press: "Fue en ese momento cuando se disparó la tensión. Siempre según esta versión, los acompañantes de la actriz rodearon el vehículo, mientras ella gritaba desde el interior; uno de ellos abrió la puerta y [nombre borrado en el recorte de la queja] se dispuso a salir, algo que trató de impedir un agente que fue quien recibió el puñetazo que requirió asistencia médica. [nombre borrado] fue entonces detenida y llevada a comisaría".

'El País': "Siempre según la versión policial, los acompañantes de la actriz de 'Carmina' o 'La voz dormida' rodearon el vehículo, mientras ella gritaba y golpeaba las puertas desde su interior. Después, uno de ellos abrió la puerta del coche policial y [nombre borrado] se intentó salir de él, algo que trató de impedir un agente, que fue quien resultó agredido. Según cuenta 'Diario de Sevilla', al tratar de escapar del coche, [nombre borrado] le propinó un puñetazo en la cara y patadas en las piernas al policía que intentó interceptarla, por lo que este requirió asistencia médica en un centro hospitalario de la capital hispalense. Entonces, otro miembro del grupo agarró por detrás a [nombre borrado], que fue entonces detenida por un atentado a un agente de la autoridad y llevada a comisaría".

'ABCdesevilla': "Ahí es cuando los jóvenes que le acompañaban rodearon el vehículo policial y continuaron increpando a los agentes, mientras ella también gritaba desde el interior del coche de la Policía Local. Uno de ellos logró abrir la puerta y salió del mismo, según fuentes policiales. Una agente trató de interceptarla para volver al vehículo cuando le dio un puñetazo que le impactó en el rostro y una patada, por lo que tuvo que recibir asistencia médica".

'elDiario.es': "Fue en ese momento cuando se disparó la tensión. Siempre según la versión municipal, los acompañantes de la actriz rodearon el vehículo, mientras ella gritaba desde el interior; uno de ellos abrió la puerta y León se dispuso a salir, algo que trató de impedir una agente que fue quien recibió el puñetazo en el rostro y las patadas en las piernas. La uniformada tuvo que recibir posteriormente asistencia médica. [nombre borrado] fue entonces detenida y llevada a comisaría, para pasar a disposición judicial".

En su queja al Defensor del Pueblo, la APDHA lamenta que, a pesar de lo dispuesto en el artículo 4 de la 'Directiva (UE) 2016/343', la Dirección General de la Policía Nacional —dependiente de la Secretaría de Estado de Seguridad, a su vez dependiente del Ministerio del Interior— "no ha adoptado ninguna medida encaminada a garantizar el derecho reconocido en la Directiva, del mismo modo que tampoco se han adoptado medidas adecuadas en caso de incumplimiento".

Ley Mordaza

Según el propio escrito, el segundo motivo de la queja al Defensor del Pueblo es que tras "comenzar a grabar" con su teléfono móvil la actuación de unos agentes de la Policía Local, León fue "requerida por esos mismos agentes para que se identificara" y, al no llevar encima su DNI, "se le indicó que debía acudir a comisaría para su identificación", una actuación "contraria a lo dispuesto en el artículo 16 de la 'Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana'" —más conocida como Ley Mordaza— "por dos motivos":

Uno, que la "identificación de personas" sólo es posible si existen "indicios de que han podido participar en la comisión de una infracción" o si, atendiendo a las "circunstancias concurrentes", se considera "razonablemente necesario que acrediten su identidad para prevenir la comisión de un delito". La APDHA destaca que ninguno de los dos supuestos se produjo en el caso de León, cuya "grabación de la intervención policial" se enmarca en el "legítimo ejercicio del derecho a la libertad de información" —reconocido por el artículo 20 de la Constitución— "tal y como ha sido interpretado por el Tribunal Constitucional" en el fundamento jurídico 7 de su sentencia 172/2020.

El otro, que "el traslado a dependencias policiales a efectos de realizar la identificación personal solo es posible «cuando no fuera posible la identificación por cualquier medio o, incluida la vía telemática o telefónica, o si la persona se negase a identificarse»", pero el traslado de León a comisaría se habría producido sólo por no portar en aquel momento el DNI, no habiéndose aludido "a cualquier otro medio disponible de identificación solicitado por los agentes para evitar el traslado a dependencias policiales".

Al hilo, la APDH lamenta que esa "práctica de identificación y potencial traslado a dependencias policiales se encuentra extendida entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado" al haber sido "incentivada" por el apartado tercero del punto cuarto de la 'Instrucción 13/2018, de 17 de octubre, de la Secretaría de Estado de Seguridad, sobre la práctica de los registros corporales externos, la interpretación de determinadas infracciones y cuestiones procedimentales en relación con la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana'. Y es que dicho apartado, aunque establece que "no constituye infracción la mera toma de imágenes o el tratamiento de los datos de los agentes si ello no representa un riesgo o peligro para ellos, sus familias, las instalaciones o las operaciones policiales", ampara "la posibilidad de identificar a la persona que haya tomado las imágenes, al objeto de proceder, en su caso, al ejercicio de actuaciones oportunas para salvaguardar los derechos de los actuantes, o a su sanción administrativa o penal si se hiciese un ulterior uso irregular de los datos o imágenes".

Cuatro solicitudes

Por todo ello, la APDH le ha hecho al Defensor del Pueblo cuatro solicitudes (una, relacionada con la Dirección General de la Policía Nacional; dos, relacionadas con la Secretaría de Estado de Seguridad, y otra, relacionada con la Policía Local de Sevilla):

La primera, que —de acuerdo con la 'Directiva (UE) 2016/343'— "emita" a la Dirección General de la Policía Nacional una Recomendación "para que se adopten las salvaguardas necesarias mediante las que se garantice que, mientras no se haya probado la culpabilidad de un sospechoso o acusado con arreglo a la ley, las declaraciones públicas efectuadas por las autoridades públicas no sean de condena o se refieran a esa persona como culpable" y que "en particular" dicha Recomendación "debe ser remitida a la Oficina de Prensa y Relaciones Informativas de la Dirección General de la Policía Nacional".

La segunda, que "emita" a la Secretaría de Estado de Seguridad otra Recomendación para que la 'Instrucción 13/2018' sea modificada "en el sentido de aclarar que solo procederá la identificación de los particulares en los dos supuestos previstos" en el artículo 16 de la Ley Mordaza. La tercera, que "emita" también a la Secretaría de Estado de Seguridad un Recordatorio de deber legal advirtiéndole de que "el traslado a dependencias policiales por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a efectos de realizar la identificación personal solo es posible «cuando no fuera posible la identificación por cualquier medio, incluida la vía telemática o telefónica, o si la persona se negase a identificarse»".

Y la cuarta, que "se requiera" a la Policía Local de Sevilla "para comprobar si cuenta con un libro-registro en el que consten las diligencias de identificación practicadas, así como los motivos, circunstancias y duración de las mismas". En caso de que la Policía Local de Sevilla no contara con dicho documento, la APDH solicita al Defensor del Pueblo que "emita" al Ayuntamiento de Sevilla una Recomendación para que empiece a contar precisamente con un libro-registro donde "consten las diligencias de identificación practicadas en los términos expuestos".

La APDH ha recordado asimismo que, entre 2012 y el pasado año 2021, el Ayuntamiento de Sevilla impuso "sanciones disciplinarias por mala praxis" a un total de 23 agentes de la Policía Local: cinco en 2012, otras cinco en 2013, cuatro en 2014, una en 2015, otra en 2017, otra en 2019, cuatro en 2020 y dos en 2021, según consta en un documento oficial del Área de Gobernación del Ayuntamiento de Sevilla fechado el pasado 25 de febrero.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

3 Comentarios

3 Comments

  1. AbuJavi

    4 de octubre de 2022 08:56 at 08:56

    Y el P$O€ y Marlasca sin querer derogar la leyordaza, que solo sirve para que …..

  2. Century

    4 de octubre de 2022 20:27 at 20:27

    Cuando un país, otorga siempre la razón, por sistema, a sus fuerzas de seguridad, se convierte en un estado totalitario, carente de democracia.

    Esto es lo que está ocurriendo con Marlaska y Pedro Sánchez, que no creen en la democracia, y por eso mantienen la Ley Mordaza, como fuerza represora del pensamiento único del PP-PSOE.

  3. Century

    4 de octubre de 2022 20:29 at 20:29

    Es evidente que con la ley mordaza estamos en el medievo, y hay que derogarla… pero el señor Pedro Sánchez no quiere.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes