fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LUH NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Análisis

La oligarquía se descompone y los grandes medios lo silencian

“En cualquier otro país” la vinculación de empresas como Iberdrola, CaixaBank, Repsol y BBVA con un caso como el de Villarejo “sería un escándalo” y “estaría en todas las tertulias como un debate nacional”, destaca Rafa Mayoral.

La oligarquía se descompone y los grandes medios lo silencian
Ignacio Sánchez Galán y Felipe VI, en una imagen de 2013

Cuatro de las principales empresas del IBEX 35 –Iberdrola, CaixaBank, Repsol y BBVA– están salpicadas por el caso Villarejo. Iberdrola Renovables, CaixaBank y Repsol han sido imputadas como personas jurídicas esta semana en la causa Tándem o caso Villarejo, y el consejero delegado de ACS, Florentino Pérez, acaba de enviar una carta al juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón, instructor de la causa, pidiéndole que impute directamente a la propio Iberdrola, pues Iberdrola Renovables sólo es una filial del holding.

Iberdrola, CaixaBank y Repsol están en lo alto del IBEX y las tres tienen imputados a sus capos: Ignacio Sánchez Galán, consejero delegado de Iberdrola; Isidre Fainé, presidente de Fundación Bancaria ‘la Caixa’ y de Criteria CaixaHolding –máxima accionista de CaixaBank–, y Antonio Brufau, presidente de Repsol.

La oligarquía –la minoría más poderosa del propio poder económico– se descompone, pero los grandes medios de comunicación lo relegan cuando no lo silencian directamente en sus informativos, sus portadas y sus tertulias políticas.

El dirigente de Podemos y diputado de Unidas Podemos en el Congreso Rafa Mayoral, consultado por LUH, vincula ese proceso de descomposición de la oligarquía con esos “últimos escándalos que se están produciendo en la Audiencia Nacional” –los que vinculan a Iberdrola, CaixaBank, Repsol y BBVA con la “trama mafiosa de espionaje y extorsión que encabezaba Villarejo”– y también con un “proceso de transformación del IBEX” marcado por fenómenos como la “entrada de los nuevos fondos internacionales a raíz de la crisis de 2008” o la “hegemonía de BlackRock en el accionariado de las principales empresas” del IBEX.

El dirigente de Podemos insiste en que “en la práctica” todo ello evidencia un proceso de descomposición “de lo que ha sido la oligarquía histórica en el país”, un proceso de descomposición que “también ha tenido que ver con el escándalo de la lista Falciani de defraudadores de Hacienda, entre los que estaba la familia Botín pero de la que prácticamente todos ellos salieron convenientemente limpios porque en aquel momento la hacienda pública la encabezaba Cristóbal Montoro, al que, en vez de abrirles directamente una inspección, se le ocurrió mandarles una carta diciéndoles que si querían regularizar, y una parte de ellos, entre ellos los Botín, lo hizo”.

Mayoral insiste en que “en cualquier otro país” la vinculación de empresas como Iberdrola, CaixaBank, Repsol y BBVA con un caso como el de Villarejo “sería un escándalo” y “estaría en todas las tertulias como un debate nacional, en la medida en que están implicadas dos de las principales entidades financieras y dos de las principales empresas energéticas del país”.

Una situación “prácticamente de omertá”

Pero en España, no. Y es que en España ese proceso de descomposición de “importantes sectores de la oligarquía que cada vez es más evidente que no tienen proyecto de país” se une a una situación “prácticamente de omertá por parte de los grandes medios de comunicación” en cuanto a ese proceso y su trascendencia. Algo que por otra parte “tiene su lógica”. ¿Por qué? Por cuestiones como la presencia del estadounidense BlackRock –el mayor fondo de inversión del mundo– en el accionariado de la mayoría de las 35 empresas del IBEX 35 –entre ellas, Iberdrola y Repsol– y de los principales medios de comunicación de España, como Atresmedia, propietario de Antena 3 o de laSexta; Mediaset, propietario de Cuatro o de Telecinco, o el Grupo PRISA, propietario de ‘El País’ o de la Cadena SER. O por otras como la imputación en el propio caso Villarejo de Mauricio Casals, directivo del Grupo Planeta –accionista mayoritario de Atresmedia– y de la propia Atresmedia. “Si uno de los implicados en el caso es Planeta, obviamente a Planeta no le interesa que este tema sea un gran tema, aunque es un temón”, advierte Mayoral.

Y es que Villarejo habría trabajado para Iberdrola contra entre otros Florentino Pérez (ACS) o para CaixaBank y Repsol contra entre otros Luis del Rivero (Sacyr), trabajos que se remontan a hace una década, aunque es ahora cuando “se están viendo las costuras de las palizas que se han estado dando”, y se están viendo porque “Villarejo al fin y al cabo está siguiendo una lógica muy aplastante: «¿Me voy a comer yo esto solo? ¿Me voy a tirar yo cinco años en la cárcel y vais a estar todos diciendo que no me conocéis?»”. “Villarejo está diciendo «¿yo? Pues todos»”, insiste el dirigente de Podemos.

La oligarquía, esa oligarquía que venía funcionando tan bien engarzada con la monárquica Jefatura del Estado –“uno de los grandes papeles que la monarquía ha jugado desde el año 78 es el de engranaje fundamental de la relación entre el Estado y el poder económico”, destaca mayoral–, se descompone y “no tiene proyecto” capaz de superar el marco institucional monárquico que corre el riesgo de descomponerse con ella. Algo que entraña peligro, como bien sabía Antonio Gramsci. “En los claroscuros, en ese momento en el que lo viejo se está descomponiendo y lo nuevo no termina de surgir, aparecen los monstruos”, recuerda Mayoral, que enmarca precisamente ahí la “emergencia de la extrema derecha como un proceso de respuesta, en este caso de reacción, ante el proceso de descomposición de la oligarquía y el avance de posiciones democratizadoras en el ámbito del Estado”. “Por eso es una situación peligrosa”, insiste.

“Lo que representa el caso Villarejo es la utilización del Estado para servicios privados, la privatización del ámbito del Ministerio del Interior para intereses privados, utilizando lógicas de la Policía política franquista para resolver asuntos privados a cambio de suculentos contratos”, destaca el dirigente de Podemos. Es comprensible que por ejemplo los medios de Atresmedia no sitúen estas y otras cuestiones en lo más destacado de sus agendas, pero es que en el resto de grandes medios también sale “muy poco” y tampoco se le da “la trascendencia que tiene”, perdido entre acalorados debates sobre la preparación de los chuletones al punto.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

2 Comentarios

2 Comments

  1. mariano tomas Fuentes Alvaro

    10 de julio de 2021 09:34 at 09:34

    Dice el refran: » No hay día sin sol, ni España sin corruppción».

  2. ESTRELL@

    10 de julio de 2021 12:56 at 12:56

    gracias por el articulo es muy bueno y verdadero … Y bendita venganza la de Don Villarejo ¡¡

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes