fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LUH NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Análisis

Las medidas arrancadas por UP provocan el pataleo de la patronal y de la derecha

Garamendi y el PP salen en defensa de Blackstone, CaixaBank, la Sareb, Lazora y el resto de los grandes propietarios afectados por el acuerdo que permitirá bajar los precios del alquiler de vivienda.

Las medidas arrancadas por UP provocan el pataleo de la patronal y de la derecha
Ione Belarra, ministra de Derechos Sociales y secretaria general de Podemos

El pataleo de la patronal y de la derecha constituye la mejor evidencia de lo positivo y de lo importante de las dos medidas que Unidas Podemos –y muy especialmente la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra– ha logrado arrancarle al PSOE este martes en el seno del Gobierno de coalición. Se trata de dos acuerdos históricos: uno para regular los precios del alquiler de vivienda –que afectará principalmente a los grandes propietarios de viviendas en alquiler, es decir a fondos de inversión y bancos– y otro para subir el Impuesto de Sociedades a las grandes empresas hasta un tipo mínimo del 15% efectivo.

Unos 40.000 pisos en alquiler en España tiene –a través de diversas sociedades como Testa o Albirana– el fondo de inversión estadounidense Blackstone, el mayor casero de España por delante del banco español CaixaBank con unos 25.000, la Sareb (Sociedad de gestión de activos procedentes de la reestructuración bancaria) o ‘banco malo’ con unos 10.000 y la inmobiliaria española Lazora con unos 7.000, según los datos del ‘Atlas Real Estate Analytics’. Tanto ellos como las grandes empresas, que deberán empezar a pagar un tipo mínimo del 15% efectivo en el Impuesto de Sociedades –algo de lo que han venido librándose hasta ahora y que permitirá al Estado aumentar entre 3.000 y 8.000 millones de euros su recaudación anual–, verán reducidos sus beneficios para que las clases populares puedan vivir algo mejor. Por eso patalean ellos y sus representantes políticos.

Es evidente que el PSOE sólo cede bajo presión y que ninguna de las dos medidas se habría aprobado si Unidas Podemos no formara parte del Gobierno, un Ejecutivo de coalición surgido del pacto que Pablo Iglesias y Pedro Sánchez firmaron tras la repetición electoral de noviembre de 2019. Entre otras cosas por eso ni los fondos de inversión y bancos ni las grandes empresas querían que UP llegara al Gobierno: porque sabían que con ello se les acabarían no todos pero sí algunos chollos, como acaba de pasar con el de especular con la vivienda sin ningún tipo de freno –a pesar de que el artículo 47 de la Constitución establece que “todos los españoles tienen derecho a disfrutar de una vivienda digna y adecuada” y que “los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer efectivo este derecho, regulando la utilización del suelo de acuerdo con el interés general para impedir la especulación”– o con el de pagar menos porcentaje de impuestos que sus trabajadores –a pesar de que el artículo 31 de la Constitución establece que “todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad”–.

Por eso la doble victoria que Unidas Podemos ha logrado este martes no ha gustado ni a los fondos de inversión y bancos ni a los grandes empresarios, y tampoco a los partidos políticos que representan los intereses de esos fondos de inversión y bancos y de esos grandes empresarios frente a los intereses de los inquilinos y de las clases populares.

Por eso el presidente de la patronal CEOE, Antonio Garamendi, carga contra el tipo mínimo del 15% efectivo en el Impuesto de Sociedades que Unidas Podemos ha logrado arrancarle este martes el PSOE; tanto, que ha llegado a sostener que las grandes empresas deberían seguir pagando porcentajes ridículos porque hay que “cuidarlas entre algodones” para que no se “deslocalicen”, es decir para que no se vayan del territorio español. ‘Patriotas’. Sobre la otra medida –la regulación de los precios del alquiler–, Garamendi ha acusado este martes al Gobierno de coalición de crear “inseguridad jurídica” al “injerir directamente sobre la propiedad privada”. “Las personas tienen derecho a ahorrar, y que el Estado venga ahora a entrar en cómo tienes que gestionar lo que ya has pagado y por lo que estás pagando impuestos es una distorsión brutal de lo que es la libertad y el derecho a la propiedad”, ha bramado el presidente de la patronal.

Por eso –en la misma línea– desde el PP han calificado este martes de “ataque sin precedentes contra la propiedad privada y la economía de mercado” la regulación de los precios del alquiler, que en el caso de los propietarios de menos de diez viviendas consistirá en congelar los precios y ofrecer incentivos fiscales para bajarlos, y sólo en el de los propietarios de más de diez viviendas consistirá en bajar por ley los precios, según un índice de referencia, en las zonas de mercado tensionado. “Cuando en un país no se respeta la propiedad privada, el horizonte es muy negro”, ha llegado a advertir la vicesecretaria de Sectorial del partido liderado por Pablo Casado y diputada Elvira Rodríguez, que sólo tres semanas después de tomar posesión como ministra de Medio Ambiente del Gobierno del PP de José María Aznar –adonde llegó presentada como una política muy cercana a Rodrigo Rato y para sustituir a Jaume Matas; dos corruptos condenados– adjudicó una obra al empresario Alfonso García Pozuelo, otro corrupto condenado. El exgerente y extesorero del PP Luis Bárcenas –otro corrupto condenado– incluyó, durante su declaración el pasado mes de julio en la Audiencia Nacional, a Rodríguez entre los ministros de Aznar que trataban sobre adjudicaciones de obras públicas con empresarios que donaban dinero a la ‘caja B’ del partido precisamente para lograr esas adjudicaciones. “Cuando en un país no se respeta la propiedad privada, el horizonte es muy negro”, dice ella ahora sobre las medidas arrancadas este martes por Unidas Podemos.

En cuanto al PSOE –que es evidente que no habría aprobado ni la regulación de los precios del alquiler de vivienda ni la subida del Impuesto de Sociedades a las grandes empresas hasta un tipo mínimo del 15% efectivo si Unidas Podemos no formara parte del Gobierno–, cada vez parece más consciente de los nuevos equilibrios parlamentarios y de que los tiempos del turnismo bipartidista que encarnaron por un lado PP/PSOE y por otro CiU/PNV han quedado definitivamente atrás. En cualquier caso –y como la cabra tira al monte–, el partido de Sánchez ha decidido –probablemente esta misma mañana, tras alcanzar, a regañadientes, el acuerdo con UP– introducir en la Ley de Vivienda –junto con la regulación de los precios del alquiler arrancada por UP– un bono de ayuda al alquiler dotado con 250 euros mensuales y dirigido a jóvenes de entre 18 y 35 años de edad con ingresos anuales de menos de 23.725 euros. Algunos medios de comunicación próximos al PSOE han tenido el valor de vender ese bono como la medida estrella de la Ley de Vivienda, aun sabiendo que –al contrario que la regulación de los precios del alquiler arrancada por UP– beneficiará a los caseros en vez de a los inquilinos.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

2 Comentarios

2 Comments

  1. SANTIAGO zamora

    6 de octubre de 2021 08:00 at 08:00

    Reacciones histéricas como las de la derecha nos indican que estamos en el buen camino.

  2. Josu Monreal

    6 de octubre de 2021 10:04 at 10:04

    En cuento hablas de más impuestos para los más ricos, o las grandes empresas, o cuando hablas de subir el SMI, siempre hablan de cierre de empresas o de recolocación, para crear miedo y temor en la gente… y no se dan cuenta que todas estas medidas, a la larga, son beneficiosas para ellos también, para todos. La redistribución de la riqueza sólo crea más riqueza.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes