fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LUH NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

La proclamación de Feijóo un 1 de abril

La proclamación de Feijóo un 1 de abril

Desde la proclamación de José María Aznar al liderazgo del Partido Popular en 1990, sin tutelas ni tutías -según decidió Fraga Iribarne en un discurso fragoroso-, la política de centro ha brillado por su ausencia siempre que esta formación política estuvo en la oposición.

Son de recordar por su agresividad la legislatura de 1993, cuando el PP fue derrotado sin que se lo esperara, y la de 2004, año en que le ocurrió lo mismo, tras su oprobiosa versión falaz de los atentados del 11 M. La actual legislatura, con Pablo Casado al frente del partido, se pareció bastante a aquellas en el airado y faltón protagonismo con que el Partido Popular quiso emular a sus competidores en las urnas, los diputados de la extrema derecha, criados en sus propias filas.

No me parece que con Feijóo vayan a cambiar mucho las cosas, a pesar del denodado empeño que hasta los medios de la progresía han puesto en blanquear su imagen con el membrete de moderado y olvidar las contrataciones millonarias de su hermana Micaela o sus viejas amistades peligrosas con un narco.

El expresidente de la Xunta de Galicia pactará con la extrema derecha con toda seguridad, tal como lo hizo Mañueco en Castilla y León, lo hará Moreno en Andalucía y lo harán los siguientes si está en juego cualquier gobierno municipal o autonómico. Las encuestas mantienen a Vox al alza, mientras en el Partido de Popular no dejan de cernirse sombras de corrupción que cercan al alcalde y a la presidenta de la Comunidad de Madrid, sin que dejen de asomar las propias de su pasado con esa tercera condena de la Audiencia Nacional por beneficiarse de la trama Gürtel.

Puede que el PSOE haya querido cuidar a su electorado centrista ofreciéndose conciliador a esa falsa imagen mediática del líder gallego, pero Pedro Sánchez debería recordar los negativos efectos que tienen para el partido que lidera moderaciones como la del candidato Ángel Gabilondo en la Comunidad de Madrid.

Y reparar también en la fecha en que fue proclamado el nuevo líder del PP, un partido fundado por exministros franquistas que pudiendo convocar su vigésimo congreso en cualquier otra fecha, lo hizo coincidir con un primero de abril, Día de la Victoria durante la dictadura, la jornada en la que Franco dio por derrotado al “ejército rojo” y cumplidos los “objetivos militares”.

Habrá quien piense que se trató de una casualidad. Algunos no lo creemos.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes