fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LUH NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

El Megáfono

La Revolución de Octubre en Londres

Decía Lenin que hay décadas donde nada ocurre, y hay semanas donde ocurren décadas. En ese sentido, la próxima quincena puede ser decisiva para el devenir de la democracia en el Reino Unido y a nivel global. Para empezar, el 20 de octubre habrá una manifestación a favor de los refugiados. Comenzando en Parliament Square, los manifestantes marcharemos por la ciudad para pedir justicia para aquellas personas que huyen de conflictos que en su mayoría han sido originados por la intervención imperialista. Por ejemplo, Afganistán sucumbió ante la invasión soviética en 1979 y la posterior intervención estadounidense, y ambos ejércitos dejaron un país asolado. Plantaron una semilla de odio que comenzó a crecer en forma de Al-Qaeda o los Taliban. El historiador Ali A. Olomi fue muy explícito al respecto, al declarar que, tras los años de intervención de los Estados Unidos y la Unión Soviética, el "caos resultante nos dio a Al-Qaeda y a los Taliban, ambos con manuales de entrenamiento, fondos y armas estadounidenses."

Además del contexto histórico, la fecha elegida para llevar a cabo la manifestación se debe al estatus legal de los refugiados. Hace unos meses, se elaboró un proyecto de ley relacionado con las fronteras y la llegada de refugiados al Reino Unido. Aunque todavía no ha sido aprobada en el Parlamento, las consecuencias de la legislación podrían ser desastrosas para los refugiados. Incluso la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) se ha opuesto enérgicamente a estos planes. Dado que el organismo no tiende a manifestarse respecto a las políticas nacionales, el estamento que se ha elaborado retrata perfectamente las consecuencias que podría traer la aprobación de la llamada 'Nationality and Borders Bill': "Si la ley se aplica, puede socavar Convención de 1951 y el sistema de protección internacional, no sólo en el Reino Unido, sino en todo el mundo." El pasado martes 12 de octubre, salió a la luz un informe elaborado por abogados especializados en derechos humanos, que declararon que este proyecto de ley "destruye las leyes nacionales e internacionales." Esta medida ha sido propuesta por Priti Patel, del Partido Conservador, y el informe es concluyente respecto a los que sucedería si finalmente se aprobase: "Este proyecto representa el mayor asalto legal la ley internacional de refugiados en la historia del Reino Unido."

Ante este paradigma, se prevé una movilización masiva en Londres, una ciudad que históricamente ha sido testigo de movimientos sociales multitudinarios. Desde la Batalla de Cable Street en 1936 contra la Unión Británica de Fascistas, hasta Rock Against Racism en 1978, pasando por las marchas contra la guerra de Vietnam e Irak en 1968 y 2003, respectivamente, Londres siempre ha mostrado su compromiso internacional contra la xenofobia.

Aparte de la marcha en favor de los refugiados, habrá otro evento en la capital británica que será de vital importancia para el futuro de la libertad de expresión. Los días 27 y 28 de octubre, la audiencia de apelación en el Tribunal Superior decidirá el destino de Julian Assange. El juicio al fundador de WikiLeaks quizá se trate del caso de libertad de prensa más importante del siglo XXI. Si el tribunal de apelación confirma la decisión de denegar la extradición a los Estados Unidos tomada por el Tribunal de Magistrados de Westminster el pasado mes de enero, hará muy difícil que el país americano siga solicitando la extradición. No obstante, hemos de ser cautos al respecto. Si el pasado 4 de enero Julian Assange no fue extraditado a los Estados Unidos no fue tanto porque se le considerase inocente, sino porque el equipo médico demostró que, en la actual condición física y mental en la que se encontraba, su encierro en la prisión americana podría haber acarreado su muerte.

Esto hecho es bien sabido por los defensores de los derechos humanos, y antes del juicio a Julian Assange, la esfera pública se colmará de personas demandando justicia para el fundador de WikiLeaks. El 23 de octubre tendrá lugar una manifestación delante de la sede de la BBC, y un día antes, se organizará 'The Belmarsh Tribunal', donde se juzgará al gobierno de los Estados Unidos "por los crímenes cometidos en el siglo XXI, desde las atrocidades en Irak hasta los mecanismos de tortura en la Bahía de Guantánamo." Representado por ilustres figuras de los movimientos sociales como Tariq Ali, Apsana Begum, Jeremy Corbyn, Selay Ghaffar, Yanis Varoufakis, Renata Ávila o Rafael Correa, entre otros, este juicio será online y se podrá accede a través de la página web Progressive International. En el juicio se analizará la información ofrecida por WikiLeaks sobre las acciones cometidas por los Estados Unidos en Oriente Media durante la llamada 'Guerra contra el Terrorismo'.

Porque cómo dijo Julian Assange, "si las guerras pueden empezar con mentiras, la paz puede empezar con la verdad."

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

1 Comentario

1 Comentario

  1. mekong --

    17 de octubre de 2021 16:55 at 16:55

    ¡Gracias por la información!

    (¡Qué poco se escribe sobre las verdades!)

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes