fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LÚH! NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

La sanidad pública como víctima de la pandemia

Sanitarios y sindicatos se manifiestan ante el Gregorio Marañon por el abandono de la sanidad pública en los presupuestos de la CAM para 2022: “Si no llegan más recursos, la atención primaria se muere”

La sanidad pública como víctima de la pandemia

La calidad de la Sanidad Pública madrileña continúa cayendo en picado. La intención de Ayuso y el partido del PP de deteriorar los servicios públicos y beneficiar a empresas y sectores privados se mantiene. Este año, la comunidad ha realizado numerosos actos buscando la privatización del sector, por ejemplo, triplicar la inversión en hospitales privados, recortar en recursos y material y despedir en masa a profesionales sanitarios, sobrecargando así al resto de la plantilla. En general, un abandono sistemático de los servicios públicos en la capital.

Ahora, los presupuestos de la CAM para 2022 perpetúan este maltrato, convirtiéndose en la comunidad que menos porcentaje del PIB invierte en Sanidad con un 3,5%, a años luz del porcentaje de Extremadura, con un 8,6% y muy por debajo del 6% de la media estatal

Estos datos son extremadamente alarmantes, si tenemos en cuenta que la situación pre pandemia era ya precaria. Esto perpetúa la situación estructural de la plantilla y las cifras alcanzadas por las listas de espera, que ya supera el medio millón de personas a la cola por la falta de profesionales. Ejemplo de ello es la situación que Alejandra Jacinto vivió hace menos de un mes, cuando acudió a urgencias con su hija y para su sorpresa, resultó que había solo un pediatra para todo un distrito. Médicos de familia se han manifestado en varias ocasiones, denunciando que esta falta de personal les obliga a tener solamente dos o tres minutos por paciente y que esto “no son condiciones dignas” para nadie. 

María Justicia, responsable de atención primaria del sindicato médico de Madrid, Amyts, señalaba que: “Si no llegan más recursos, la atención primaria se muere

Sanitarios y sindicatos salen a la calle

Varias organizaciones sociales, vecinales y sindicales, entre ellas UGT, CCOO y el Sindicato de Enfermería de Madrid (SATSE), se han congregado hoy de la mano de profesionales sanitarios, frente al Hospital Gregorio Marañon para denunciar la precariedad del sector, mientras las cifras de covid comienzan a repuntar y la nueva variante ómicron es detectada en el país. “La sanidad no se vende, la sanidad se defiende”, se ha podido escuchar durante el encuentro.

La sanidad pública como víctima de la pandemia

FOTO: José Coy

En su comunicado, reflejan su inconformidad ante el borrador de los presupuestos, ya que este no incluye algunas de las partidas que se les fueron prometidas a la Mesa Sectorial. Entre ellas, el incremento presupuestario -de 43 millones de euros- para la estabilización del empleo precario, la reconversión del 50% de los contratos COVID en estructurales (cuando ni siquiera tienen asegurada la renovación del 35% de estos) y la partida de 85 millones que el SERMAS le debe al personal estatutario no fijo desde el 2017. 

El gobierno de Ayuso, además, despedirá a unos 7.500 profesionales repartidos entre la Atención Primaria, Hospitales y el SUMMA 112. También, mantiene cerrados desde hace dos años los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) -con sus respectivos médicos, enfermeras y técnicos en emergencias- sin proyectos para su apertura. 

Charo, trabajadora de UCI en el Gregorio Marañon y afectada por los despidos, acudía hoy a la manifestación. Recordaba, que durante el principio de la pandemia, no tenían “ni batas, ni mascarillas” y que aún así lucharon para sacar adelante a la gente, “no es normal, es injusto, pedimos lo mínimo. No somos basura, somos sanitarios”. 

“...No vamos a permitir, como hicimos en el año 2012, que la sanidad por la que luchamos y la que nos merecemos todos los madrileños quede en manos de especuladores, que es o que las políticas de este gobierno están haciendo”, defendía finalmente el comunicado leído por los convocantes de la marcha.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

5 Comentarios

5 Comments

  1. Virgintz virgintz

    2 de diciembre de 2021 23:26 at 23:26

    Se veía venir, la culpa la tienen los que apoyando el slogan de LIBERTAD Y CAÑAS DE CERVEZA ahora lo van a pagar muy caro. No busquéis muy lejos, el voto de MADRID a la actual Presidenta arrasó. La próxima vez a ver si estáis más finos.

  2. mochuelillo

    3 de diciembre de 2021 09:43 at 09:43

    Pues ya ni comento cosas de madrid,cuando los entienda si acaso.

  3. Virgintz virgintz

    3 de diciembre de 2021 10:13 at 10:13

    Compañero, llevas más razón que un santo. El que los entienda, que los compre. Y para hacerles propaganda, lo mejor es correr un tupido velo

  4. Nando

    3 de diciembre de 2021 22:10 at 22:10

    Puedo entender y entiendo que la Sanidad en España es víctima del cruel fascismo económico, privatizando hasta lo esencial o creando listas de espera sanitarias que son un genicidio muy descarado. Pero no entiendo que los sanitarios voten a fascistas. Me supera, es lo contrario al propósito de sus profesiones.
    Naturalmente, en un mundo con tanta gente sobrante para el fascismo, al parecer, los ricos necesitan crear pobres para sentirse ricos a su manera, creando mortandad, insalubridad y criminalidad sanitaria. Si triunfase una ley pro Salud Mental, los políticos y empresarios deberían ser diagnosticados como psicópatas muy peligrosos, pero sin ninguna duda. O hay que explicarlo.
    De lo que no se comenta ni hay apenas hay noticias es sobre las auténticas víctimas, las que estamos sufriendo recortes, crueldad médica, desprecio sanitario, ausencia de respeto, ataques a la dignidad, digo de las personas con problemas de salud, no solo de algunos profesionales sanitarios. Que en realidad somos pacientes todas las personas, unas más que otras pero todas.
    Pues sobre resolver los problemas de los pacientes, nada, ni siquiera que van a aumentar las plantillas de personal sanitario, que como no lo hagan, se van a recoger cadáveres por las calles, como en la Edad Media, ya que no se está atendiendo sanitariamente a la mayoría de la población de España.
    Porque si lo que está ocurriendo es atender a los pacientes, qué será desatenderlos. Mejor no quiero saberlo, total moriré en cualquier lista de espera cualquier día de estos…
    No es la Atención Primaria quien morirá, seremos los pacientes.

  5. mariano tomas Fuentes Alvaro

    4 de diciembre de 2021 11:23 at 11:23

    Lo malo no es que los que han dirigido y dirigen la Sanidad Pública en Madrid apliquen una politica que provoca el crecimiento de las empresas privadas de seguros médicos y si alguien duda de ello solo tienen que ver los anuncios en la tele de empresas de seguros en que empresas que se dedicaban a seguros de vida , de autos,..ofrecen ahora un nuevo servicio: el seguro de salud.Y lo peor es que una gran parte de los madrileños se apuntan a lo de «Viva la cerveza» y solo se acuerdan de Santa Barbara cuándo truena y les cae a ellos el chaparron.Sin cultura ni educación, pan-no mucho- y circo.
    Asi que el negocio de la sanidad privada les debe ir bien, parece que muy bien, los asegurados privado aumentan y como muestra puede valer, quizás, que en una compañia de seguros médicos con mucho renombre si Ud. pide, en Madrid, una cita para un traumatologo el 8 de Noviembre le van a ofrecer el primer horario disponible para mediados de Diciembre. Hace un año la espera no era superior a 6 días.-(Estos datos no son una suposición es real, basado en experiencia familiar).Claro que comparado con lo público madrileño en que la cita puede ser para 2023 pues lo privado «chachi piruli». Y los iluminados felices.
    Eso si a los dirigentes de la sanidad madrileña, con sus presidenta a la cabeza, les preocupa poco, más bien nada, el desastre de la sanidad pública en Madrid y saben que el vender humo no les reporta consecuencias. Ejemplo: El hospital La Paz en su entrada tiene una maqueta desde hace más de cinco años en que se ve la sustitución de los actuales edificios, decrepitos, por unos nuevos e indicandose el tiempo de obra de cada edificio nuevo: 3 meses, 5 meses, etc. y la gente que lo ve les parece maravilloso el ver la nueva La Paz pero la «cosa» tiene truco: no indica el comienzo de obra. Humo traigo, humo vendo.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes