fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LUH NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Análisis

La ultraderecha política y mediática no soporta la memoria de Gernika

Cuentan que Picasso dejó escrito, a su muerte en 1973, que el 'Guernica' no debería volver a España hasta que no se restaurara la República.

La ultraderecha política y mediática no soporta la memoria de Gernika

En apenas tres semanas se cumplirán 85 años; demasiados como para esperar justicia pero no tantos como para que los más viejos del lugar no lo recuerden aún. Corría el 26 de abril de 1937 cuando la villa vizcaína de Gernika –símbolo de los fueros vascos– sufría un ataque aéreo que, por muchas razones, ha pasado a la historia.

Siendo letal –provocó cientos de muertos–, el bombardeo sobre la población civil de Gernika –ejecutado, al servicio del Ejército del general golpista Francisco Franco, por la Legion Condor [Legión Cóndor] de la Alemania nazi de Adolf Hitler y por la Aviazione Legionaria [Aviación Legionaria] de la Italia fascista de Benito Mussolini– no fue el ataque aéreo más letal de la Guerra Civil, pero sí, por muchas razones, uno de los más paradigmáticos de la contienda.

“Guernica, la villa más antigua de los vascos y el centro de su tradición cultural, fue completamente destruida ayer por la tarde mediante incursiones aéreas de los insurrectos. El bombardeo de esta ciudad, abierta y muy alejada del frente, requirió exactamente tres horas y cuarto, durante las cuales una poderosa flota de aviones consistentes en tres modelos alemanes, bombarderos Junkers y Heinkel y cazas Heinkel, no cesó de descargar sobre la villa bombas de 500 kilos para abajo, y un número de proyectiles incendiarios de aluminio y un kilo de peso, que se ha calculado en más de tres mil. Entretanto, los cazas volaban rasantes desde el centro de la población para ametrallar a aquellos elementos de la población civil que se refugiaban en los campos”, publicaba entonces el corresponsal del diario londinense 'The Times'.

Pablo Picasso inmortalizó el horror vivido aquel 26 de abril en Gernika en su imponente lienzo 'Guernica', uno de las obras pictóricas más relevantes –quizás, la más importante– del pasado siglo XX. Se lo había encargado la II República –el Gobierno legítimo de España, aunque acabaría siendo derrocado por Franco precisamente con la ayuda de Hitler y Mussolini– para exponerlo en la Exposición Internacional de París de 1937. Cuentan que cuando, tres años después, los nazis ocuparon la capital de Francia, un oficial de la Gestapo que asaltaba el piso parisino de Picasso le preguntó –señalando un boceto o una foto del 'Guernica'– si “eso” lo había hecho él, a lo que el pintor malagueño respondió algo así como “no, eso lo hicieron ustedes”.

El cuadro acabó expuesto en el neoyorquino MoMA (Museum of Modern Art), desde donde viajó a Madrid para ser mostrado en el Museo Reina Sofía. Lo hizo en 1981 –una vez culminada la Transición del franquismo al actual régimen del 78–, a pesar de que cuentan también que Picasso había dejado escrito, a su muerte en 1973, que el lienzo no debería volver a España hasta que no se restaurara la República, derrocada por el franquismo y sus secuaces nazis y fascistas, autores precisamente del ataque aéreo a Gernika.

Por supuesto, la República nunca fue ni ha sido restaurada, pues Franco nombró como sucesor en la Jefatura del Estado, a título de rey, a Juan Carlos de Borbón, que en 1975 fue coronado como Juan Carlos I y en 2014 abdicó, siendo sucedido por su único hijo varón, Felipe VI. Por supuesto, ni las víctimas del bombardeo nazifascista de Gernika ni ninguna otra víctima del franquismo ha recibido justicia, y siguen sin recibirla.

La apelación que el presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, hizo –durante su comparecencia de este miércoles ante el Pleno del Congreso por vía telemática– al ataque aéreo sobre Gernika para intentar recabar más apoyo del Congreso a Ucrania gustó poco en la bancada del PP –partido fundado por siete prebostes franquistas– y entre poco y nada en Vox, su escisión ultraderechista: “Puestos a establecer comparaciones, quizá habría sido más acertado hablar de Paracuellos”, ha llegado a escribir en su perfil de Twitter el presidente de Vox, Santiago Abascal.

Tampoco gustó demasiado en la ultraderecha mediática. Sirva como ejemplo la perla que soltó la periodista María Jamardo en el programa de Telecinco 'Ya son las ocho', conducido por Sonsoles Ónega: “Ni el que bombardeaba era bueno ni los bombardeados eran tan buenos tampoco; ni el que bombardeaba era malo ni los que eran bombardeados eran tan buenos”.

Jamardo es jefa de Tribunales del digital 'El Debate', lanzado el 1 de octubre –coincidiendo, casualmente o no, con el 85º aniversario de la 'Exaltación de Franco a la Jefatura del Estado'; fue el 1 de octubre de 1936 en Burgos, y la fecha se conmemoró durante todo el franquismo con el nombre de 'Día del Caudillo'– del pasado año 2021 con el impulso de la ACdP (Asociación Católica de Propagandistas), organización fundada en 1909 y que constituyó una de las 'familias' más influyentes del franquismo, sobre todo durante la etapa que fue desde la derrota del nazifascismo en la II Guerra Mundial –que, por imperativos tácticos, desplazó de ciertos círculos a los sectores vinculados más directamente a la Falange– hasta la irrupción de los tecnócratas del Opus Dei. El director de 'El Debate' es Bieito Rubido, que fue director del diario 'ABC' –propiedad del grupo de comunicación Vocento– desde 2010 hasta 2020.

Ónega es hija del también periodista Fernando Ónega, subdirector del diario 'Arriba' –órgano oficial de FET y de las JONS [Falange Española Tradicionalista y de las Juntas de Ofensica Nacional Sindicalista]– durante el franquismo y ya en el régimen del 78 colaborador de cadenas de radio como SER, COPE u Onda Cero –con el que sigue colaborando– y de diarios como 'La Vanguardia', donde igualmente sigue colaborando. En cuanto a Telecinco, es propiedad del grupo de comunicación Mediaset, propiedad a su vez del grupo de comunicación MFE (Media For Europe), propiedad a su vez del oligarca y político italiano Silvio Berlusconi, que ha llegado a decir en entrevistas que Mussolini –a cuyas órdenes los aviones de la Aviazione Legionaria atacaron Gernika– “hizo cosas buenas” y “no mató a nadie”.

Jamardo –que, además de en Telecinco, colabora en TeleMadrid (la cadena autonómica de televisión propiedad de la Comunidad de Madrid) y esRadio, la cadena de radio propiedad del grupo de comunicación Libertad Digital, propiedad a su vez de Federico Jiménez Losantos– ha dicho, públicamente y en 'prime time', lo que ha dicho gracias al micrófono, la cámara y los focos que le ofrece Berlusconi en Telecinco, vía Ónega.

Y es que el problema no es Jamardo, que al fin y al cabo sobre el bombardeo nazifascista de Gernika ha dicho lo mismo que todos los franquistas –después de negar durante décadas la autoría del ataque aéreo, que atribuyeron a la II República– y sus herederos piensan y además lo ha dicho –aunque públicamente y en 'prime time'– de forma bastante edulcorada. El problema es –vuelve a ser– un régimen que es heredero directo del franquismo, con una Jefatura del Estado sucesoria y heredada del franquismo, con un PP fundado por prebostes del franquismo, con un Vox fundado por prebostes del PP, un régimen sin ningún tipo de memoria democrática digna de tal nombre y con un poder mediático en buena medida heredado también del franquismo, en buena medida concentrado en manos poco recomendables y en buena medida volcado en el blanqueamiento del franquismo, esta vez con menos ambages que nunca o casi nunca, y es que la ultraderecha política y mediática no soporta, por muchas razones, la memoria de Gernika. Y se le nota.

Hace ya 35 años –cuando se cumplía medio siglo del bombardeo nazifascista sobre la población civil de la villa vizcaína–, el grupo guipuzcoano Kortatu componía, en euskera, el tema 'Gernika 37-87' –incluido en su disco 'Kolpez kolpe' (1988)–, que empezaba en 1937 con “el año mil novecientos treinta y siete, nada más que otro año más si no fuera por algunos recuerdos” y acababa en 1987 con “saben que van a perder aunque se nieguen a verlo, ¡Gernika en nuestra cabeza!”. 35 años después, el grito aún resuena, aún duele… y aún les duele.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

4 Comentarios

4 Comments

  1. Mohicano mohicano

    7 de abril de 2022 10:30 at 10:30

    Guernica es la masacre fascista que más fama ha tenido pero hubo otra tan brutal como ella: DURANGO.
    https://www.eldiario.es/euskadi/durango-llora-85-anos-despues-300-muertos-bombardeo-fascista_1_8879022.html

  2. Lucía Draín

    7 de abril de 2022 10:32 at 10:32

    Ahora que los diputados de Podemos aplauden al régimen nazi ucraniano, ahora que aceptan y colaboran con los montajes bélicos mediáticos de la OTAN y EE.UU., están mostrando un gran respeto institucional.

    Pero ningún respeto a sus votantes y afiliados que somos antifascistas. Menudo ascazo veros aplaudir al nazi Zelensky, no tenéis vergüenza.

    Seguiré votando a Unidas Podemos por puro interés personal mientras no haya nada mejor, pero sois la misma mierda que el PSOE. Una palabra de agradecimiento para Roser Serrano y Miguel Angel Bustamante.

    Por cierto, diputaditos de Podemos, a ver si moveis el culo y hacéis algo por vuestro compañero Alberto Rodriguez, que ya os vale.

  3. Nando

    7 de abril de 2022 12:00 at 12:00

    Después de la indecencia ideológica de nuestros gobernantes, congresistas y demás, aplaudiendo a un criminal títere, demostrando una hipocresía nauseabunda y la bajada de pantalones con la estrategia de los EEUU
    Solo queda por añadir: China eres el siguiente país al que los ladrones y asesinos internacionales tienen en su punto de mira, con el beneplácito de una Europa ya rota.
    Europa no es la unión de los Pueblos que la componen, sino de las élites y oligarcas de la codicia y la crueldad que la están gobernando para enriquecerse sin tener en cuenta al ciudadano. No existe ninguna Democracia en Europa, existe la fachada de que te dejan votar de vez en cuando a cualquier grupo de esas mafias llamadas partidos políticos.
    Víctima de la paz y de la guerra: el de siempre, El Pueblo.

  4. Lucía Draín

    7 de abril de 2022 18:34 at 18:34

    @Nando … el movimiento «No a la guerra» durante la invasión de Irak fue posible porque los líderes de la izquierda no aceptaron los montajes y propaganda de EE.UU.

    Ahora, Pablito Iglesias, alias «el alertas antisfascistas» y sus mariachis han optado por tragarse sin cuestionamiento los montajes bélicos de propaganda, han optado por aplaudir al nazi Zelensky. Y luego se extrañan del auge de Vox.

    Los votantes antifascistas de Podemos estamos desolados, solo Roser Maestro y Miguel Angel Bustamante están manteniendo la dignidad antifascista.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes