fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LUH NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Cultura

Lola Gaos: cien años de compromiso antifranquista y defensa de la libertad

Nacida en 1921, la actriz fue una firme defensora de los derechos de las mujeres y se mantuvo fiel a sus ideas hasta el final de sus días pese a todos los inconvenientes

La historia de Lola Gaos cumple hoy cien años. El 3 de diciembre de 1921 nacía en Valencia una mujer cuya vida estaría marcada por su trayectoria como actriz y, especialmente, su infinita lucha feminista y antifranquista. Dicho compromiso político e ideológico fue, de hecho, la razón fundamental por la que su vocación como intérprete fue encaminada a papeles secundarios, en los que frecuentemente representaba a personajes malvados. Un condicionamiento que no fue capaz de evitar que el talento de Gaos la llevara a convertirse en una de las grandes actrices secundarias del cine español.

Aunque su intención inicial era ser estudiante de medicina, la Guerra Civil truncó su destino y obligó a Gaos y su familia a exiliarse a México, donde comenzó a trabajar en teatro. Tras volver a España en 1945, el talento de la valenciana como actriz de reparto la llevó a ganarse un gran prestigio y a trabajar bajo las órdenes de Luis Buñuel y Luis García Berlanga. El activismo que caracterizó a Gaos a lo largo de su vida no fue fruto de la casualidad; y es que su familia era un núcleo de profundas convicciones republicanas. Tanto es así, que el padre de la actriz, José Gaos y Berea, era un izquierdista y firme defensor de la cultura y la libertad que fue un referente en Valencia durante la Segunda República.

Valores que Lola Gaos heredó y defendió hasta el final de sus días, falleciendo hace 28 años debido a un cáncer intestinal. Un final al que llegó con una difícil situación económica y únicamente acompañada de sus ideas ante el abandono de buena parte de compañeros de profesión. Sin embargo, la prestigiosa actriz se mostraba orgullosa en una de sus últimas entrvistas de sus inamovibles principios pese a admitir que estos le habían provocado inconvenientes a lo largo de su carrera —atribuyéndole, por ejemplo, calificaciones de “extremista” y “radical”—: “Yo me he cerrado muchas puertas y he pagado el precio, pero me ha parecido que lo valía. No me arrepiento, volvería a hacer lo mismo. Yo vendo mi trabajo, no vendo mi persona ni mis ideas”.

Un centenario ha transcurrido ya desde que Gaos naciera, pero el eco de su lucha siempre será eterno. La voz de una mujer que renegó del silencio para defender la libertad, combatir el régimen franquista y reivindicar los derechos de las mujeres —motivo por el que fue una de las promotoras de la Asociación Democrática de Mujeres—. Fiel colaboradora de los movimientos de izquierda pese a no militar oficialmente en ningún partido, la reconocida comunista sigue siendo hoy un símbolo de protesta y un ejemplo de compromiso ideológico incluso cuando este conlleva grandes sacrificios personales y profesionales. Una sólida lucha por la libertad ante la que ni el paso cien años es suficiente para que Gaos sea condenada al olvido, ya que permanecerá para siempre eterna en la memoria de la democracia.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes