fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LUH NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Análisis

Los capos del oligopolio eléctrico

Francesco Starace (Endesa), Ignacio Sánchez Galán (Iberdrola), Isidre Fainé (Naturgy) o Rui Teixeira (EDP), los rostros tras las empresas que han disparado y siguen disparando la factura de la luz.

Las eléctricas amenazan con el cierre de sus nucleares si el Gobierno sigue adelante con su plan de abaratamiento de la luz

Eran cinco y, ahora que EDP ha comprado Viesgo/Repsol, son cuatro, los Cuatro Jinetes del Apocalipsis eléctrico. Endesa, Iberdrola, Naturgy –las tres principales– y EDP España son las eléctricas que conforman el oligopolio que ha disparado y sigue disparando la factura de la luz después de aprovecharse de la privatización y liberalización del sector eléctrico iniciada por el Gobierno de Felipe González (PSOE) y culminada por el de José María Aznar (PP). Desde entonces, numerosos políticos de PP y PSOE –así como del PNV y de la antigua Convergència Democràtica de Catalunya– han acabado sentados en los consejos de administración de esas eléctricas; entre ellos, los propios González (Naturgy) y Aznar (Endesa).

El precio medio de la luz en el mercado mayorista ha alcanzado este miércoles un nuevo máximo en lo que va de junio –mes en el que ha entrado en vigor la nueva estructura de tramos horarios–, superando los 94 euros el megavatio-hora, una cota que sólo había superado el pasado mes de enero en pleno temporal ‘Filomena’, según los datos del OMIE (Operador del Mercado Ibérico de Energía). ¿Es casual que estas espectaculares subidas se produzcan precisamente cuando un Gobierno, el de coalición de PSOE y Unidas Podemos, acaba de tomar, por primera vez, medidas para destinar parte de los multimillonarios beneficios de las eléctricas al abaratamiento del recibo de la luz? No lo parece. Más empieza a parecer un sabotaje a las medidas del Ejecutivo, a pesar de lo tímidas que han sido.

Las cuatro grandes eléctricas –y especialmente tres: Endesa, Iberdrola y Naturgy– dominan tanto los mercados eléctricos –mayorista y minorista– como todos los segmentos –producción, distribución y comercialización– del sistema eléctrico, constituyendo así un oligopolio que controla un negocio de dimensiones colosales que les reporta cuantiosos beneficios garantizados por el Estado y financiados por el usuario. Pero ¿cómo son, a quién pertenecen y cómo funcionan?

Endesa

Endesa (Empresa Nacional De Electricidad, SA) fue fundada en 1944 y su privatización la inició González y la culminó Aznar, que acabó en el Consejo de Administración de la eléctrica. Actualmente, más del 70% de Endesa es propiedad de la eléctrica italiana Enel –cuyo principal accionista es el Estado italiano–, quedando el menos del 30% restante en manos de accionistas privados.

En el Consejo de Administración de Endesa se sientan José Bogas –“Iberia Country Manager” de Enel– como consejero delegado, Juan Sánchez-Calero como presidente y el italiano Francesco Starace –consejero delegado y director general de la italiana Enel– como vicepresidente. Otros tres italianos comparten con ellos Consejo de Administración: Antonio Cammisecra, administrador único de Global Infrastructure and Networks –filial de Enel–; María Patrizia Grieco, presidenta del banco Monte dei Paschi di Siena –accionista de Enel–, y Alberto de Paoli, director general de Administración, Finanzas y Control de Enel. También forman parte del Consejo de Administración de Endesa Ignacio Garralda, consejero delegado y presidente de Mutua Madrileña; Pilar González de Frutos, presidenta de Unespa (Unión Española de Entidades Aseguradoras y Reaseguradoras), o Alicia Koplowitz, administradora única del grupo Omega Capital y presidenta de la sicav Morinvest.

El brazo ejecutor de la privatización de Endesa fue el presidente de la eléctrica, nombrado por Aznar, desde 1997 hasta 2002: Rodolfo Martín Villa, quien lo había sido todo tanto en el franquismo –incluido jefe nacional del SEU, el sindicato universitario franquista, y secretario general de la OSE, el sindicato vertical franquista– como en la Transición del franquismo al régimen del 78 –entre otras cosas, tomó el mando de las fuerzas policiales en 1976 como ministro de Gobernación y lo dejó en 1979 como ministro del Interior–. Martín Villa tomó el mando de Endesa cuando más de dos tercios de la eléctrica eran propiedad del Estado y lo dejó un lustro después, tras haber completado su privatización.

Martín Villa, uno de los políticos que mejor personifican la Transición –de FET y de las JONS, el partido único franquista, pasó a la Unión de Centro Democrático, de la UCD al Partido Demócrata Popular y del PDP al PP; habiendo sido procurador en las Cortes franquistas de 1964 a 1977, senador por designación real de 1977 a 1979 y diputado en el Congreso de 1979 a 1983– está imputado en la causa penal que la juez argentina María Servini instruye, en virtud del principio de justicia universal, por presuntos delitos de genocidio y/o crímenes de lesa humanidad cometidos por el franquismo en España entre el 17 de julio de 1936 y el 15 de junio de 1977; entre ellos, el cometido el 3 de marzo de 1976 –siendo Martín Villa ministro de Relaciones Sindicales– en Vitoria-Gasteiz durante la represión de una huelga de trabajadores “en la que fueron asesinados Pedro Martínez Ocio, Francisco Aznar Clemente, Romualdo Barroso Chaparro, José Castillo García y Bienvenido Pereda Moral, y en la que hubo más de cien heridos, muchos de ellos por armas de fuego”.

Además de Aznar y del propio Martín Villa, por el Consejo de Administración de Endesa han pasado otros políticos del PP como Luis de Guindos, ministro de Economía del Gobierno de Mariano Rajoy y actual vicepresidente del Banco Central Europeo, e incluso del PSOE como Elena Salgado, vicepresidenta económica del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero.

Iberdrola

Iberdrola fue fundada en 1992 como producto de la fusión de Iberduero –producto a su vez de la fusión de Hidroeléctrica Ibérica y Saltos del Duero– e Hidrola (Hidroeléctrica Española). Actualmente, sus principales accionistas son el Estado de Catar –monarquía absolutista–, el fondo de inversión estadounidense BlackRock –el mayor fondo de inversión del mundo, presente en la mayoría de las 35 multinacionales del IBEX 35 y en los principales medios de comunicación de España, pues controla parte del accionariado del grupo Atresmedia, propietario de Antena 3 o de laSexta; del grupo Mediaset, propietario de Cuatro o de Telecinco, o del Grupo PRISA, propietario del diario ‘El País’ o de la Cadena SER–, el Banco de Noruega –el banco central del Estado noruego– y el banco Kutxabank, producto de la fusión de las privatizadas cajas de ahorros BBK –Bizkaia–, Kutxa –Gipuzkoa– y Caja Vital –Araba–.

Ignacio Sánchez Galán es el presidente y consejero delegado de Iberdrola, además del presidente de las sociedades subholding de la eléctrica en Reino Unido –ScottishPower–, en Estados Unidos –Avangrid– y en Brasil –Neoenergia–. Galán inició su actividad profesional en 1972 en la Sociedad Española del Acumulador Tudor –donde ocupó varios cargos directivos–, en 2001 se incorporó a Iberdrola como vicepresidente ejecutivo y consejero delegado y desde 2006 es el presidente ejecutivo y consejero delegado de la eléctrica.

Iberdrola habría pagado al comisario de Policía jubilado José Manuel Villarejo más de 350.000 euros por servicios –de espionaje y de intento de descrédito, a través de la rama mediática de las cloacas del Estado, a multinacionales rivales y a grupos ecologistas– prestados a la eléctrica entre 2004 y 2017, es decir durante 13 años, por CENYT (Club Exclusivo de Negocios Y Transacciones), una de las empresas del comisario. Por Iberdrola está imputado –a instancias de Fiscalía Anticorrupción y por presuntos delitos de cohecho y revelación de secretos relacionados con estos hechos– en la pieza 17 del caso Tándem o caso Villarejo el exjefe de Seguridad de la eléctrica Antonio Asenjo, que reconoció ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón que Iberdrola efectivamente contrató los servicios de Villarejo pero aseguró que Galán ni tuvo nada que ver con esa contratación ni sabía nada de ella. Sin embargo, Villarejo ha sostenido que sí.

Junto a Galán, se sienta en el Consejo de Administración de Iberdrola Juan Manuel González Serna –presidente de Cerealto Siro Foods– como vicepresidente y consejero coordinador. También es consejero de la eléctrica Íñigo Víctor de Oriol, hijo de Íñigo de Oriol e Ybarra, que en 1959  se incorporó ya como directivo a Hidrola y que en 1985 fue nombrado presidente de la eléctrica en sustitución de su padre –José María de Oriol y Urquijo–, que había ocupado la Presidencia de Hidrola desde 1941 precisamente hasta su muerte en 1985. O Xabier Ormaza, presidente de BBK Fundazioa. O María Helena Antolín, vicepresidenta del Grupo Antolín y miembro de la Ejecutiva de la patronal CEOE. O Sara de la Rica, directora de la fundación ISEAK (Initiative for Socio-Economic Analysis and Knowledge), presidida por Ana Revenga, ex economista jefe adjunta del Banco Mundial y actual consejera y accionista del BBVA, cuya fundación es una de las entidades colaboradoras de la propia ISEAK. O el estadounidense de origen cubano Jose W. Fernandez, secretario de Estado adjunto de Energía y Asuntos Económicos y Empresariales de Estados Unidos durante el Gobierno de Barack Obama, es decir subordinado de la entonces secretaria de Estado Hillary Clinton. O el también estadounidense Anthony L. Gardner, embajador de Estados Unidos en la Unión Europea también durante el Gobierno de Obama. O Ángel Acebes, ex secretario general del PP y exministro de Aznar de infausto recuerdo por haber faltado a la verdad durante la gestión de los atentados del 11M de 2004 en Madrid.

Además de Acebes –quien actualmente sigue siendo consejero de Iberdrola–, por el Consejo de Administración de la eléctrica han pasado otros políticos como Manuel Marín (PSOE), presidente del Congreso desde 2004 hasta 2008.

Naturgy

La SCAG (Sociedad Catalana para el Alumbrado por Gas), fundada en 1843, dio lugar en 1912 a CGE (Catalana de Gas y Electricidad), que en 1987 pasó a denominarse Catalana de Gas, que en 1991 se fusionó con Gas Madrid y con parte de Repsol –cuya privatización también fue iniciada por González y culminada por Aznar–, dando lugar a Gas Natural, que en 2009 compró Unión Fenosa –producto de la fusión en 1983 de Unión Eléctrica y Fenosa (Fuerzas Eléctricas del NorOeste, SA)–, convirtiéndose en Gas Natural Fenosa, que en 2018 pasó a denominarse Naturgy. Actualmente, más de un 25% de Naturgy es propiedad de Criteria Caixa –la empresa que gestiona el patrimonio de la Fundación la Caixa, accionista mayoritaria del banco CaixaBank–, presidida por el banquero Isidre Fainé; más de un 20%, de la instrumental luxemburguesa Rioja Acquisition –participada por el fondo de inversión estadounidense CVC y por la familia March, propietaria de la Banca March–, y más de otro 20%, del fondo de inversión estadounidense GIP.

Fainé –expresidente de CaixaBank y de Naturgy y actual presidente del accionista mayoritario de la eléctrica– está imputado por García-Castellón –a instancias de la Fiscalía Anticorrupción y por un presunto delito de cohecho directo– en la pieza 21 del caso Villarejo, que investiga el encargo conjunto de CaixaBank y Repsol a CENYT para que espiara a Luis del Rivero, entonces presidente de Sacyr, para evitar que la constructora española, con el apoyo de la petrolera mexicana Pemex (Petróleos Mexicanos), se hiciera con el control del Consejo de Administración de Repsol, controlado entonces por CaixaBank.

Francisco Reynés es el consejero delegado y presidente de Naturgy, a cuyo Consejo de Administración llegó promovido por Criteria Caixa –es decir por Fainé–, como Enrique Alcántara e Isabel Estapé. Promovidos por Rioja Acquisition llegaron Javier de Jaime –directivo de CVC y consejero también del Grupo PRISA, propietario de ‘El País’ o de la Cadena SER– y José Antonio Torre de Silva –también directivo de CVC–, y promovida por GIP lo hizo la británica Lucy Chadwick, directiva de GIP. En el Consejo de Administración de Naturgy también se sienta Helena Herrero, presidenta y consejera delegada de la multinacional estadounidense HP para España y Portugal. O Francisco Belil, presidente de la Fundación Princesa de Girona, cuya presidenta de Honor es Leonor de Borbón desde 2014, con motivo del acceso a la Jefatura del Estado de su padre, Felipe VI –presidente de Honor de la Fundación desde su constitución en 2009 precisamente hasta 2014–, tras la abdicación de su abuelo Juan Carlos I.

Además de Felipe González, por el Consejo de Administración de Naturgy han pasado otros políticos del PSOE como Narcís Serra, ministro de Defensa primero y vicepresidente después del Gobierno del propio González.

EDP España

La cuarta en discordia del oligopolio eléctrico, EDP España, es la filial española de la portuguesa EDP (Energias De Portugal). El consejero delegado de EDP España es el portugués Rui Teixeira, a quien acompañan en el Consejo de Administración de la eléctrica los también portugueses y directivos de EDP Miguel Stilwell y Vera Pinto, así como los españoles Manuel Menéndez –presidente de EDP España–, Fernando Masaveu, Víctor Roza y Felipe Fernández, todos ellos vinculados al banco Liberbank –producto de la absorción de las privatizadas cajas de ahorros Caja Extremadura y Caja Cantabria por la también privatizada caja de ahorros Cajastur–, del que el propio Menéndez es consejero delegado. Los Masaveu –Fernando y sus hermanos– son propietarios del grupo Corporación Masaveu –presente en los bancos Bankinter o el propio Liberbank, en las cementeras Alfa o Tudela Veguín o en la empresa de máquinas expendedoras Azkoyen– y, según publicó el pasado año 2020 la revista estadounidense ‘Forbes’, son la familia más rica de Asturias y una de las más ricas de España. “Las empresas participadas por los cinco hermanos suman una valoración de 1.125 millones de euros (225 millones cada uno), pero el poder real de la familia Masaveu suma hasta 2.000 millones de euros”, según publicó ‘Forbes’.

La raíz de EDP España está en la asturiana Sociedad Civil Privada de Saltos de Agua de Somiedo, fundada en 1913 y que en 1920 pasó a denominarse Hidrocantábrico (Hidroeléctrica del Cantábrico). Actualmente, EDP España está dirigida desde Portugal, aunque sigue teniendo su sede en Oviedo, donde la tenía la también la privatizada caja de ahorros Cajastur; Liberbank la tiene en Madrid.

En el Consejo de Administración de EDP España se sentó en su día Ana Palacio (PP), ministra de Asuntos Exteriores del Gobierno de Aznar durante la invasión y ocupación ilegales de Irak. Palacio compartió el Consejo de Ministros de Aznar –el después consejero de Endesa que aquellos días pronunció la frase “el régimen iraquí tiene armas de destrucción masiva, puede estar usted seguro y pueden estar seguras todas las personas que nos ven de que les estoy diciendo la verdad” mirando a cámara– con Acebes, actual consejero de Iberdrola.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

9 Comentarios

9 Comments

  1. mochuelillo

    17 de junio de 2021 01:09 at 01:09

    Muy bien documentado el artículo,excelente.
    No sabía que estábamos tan en manos de otros paises,eso que en los 50 se montó la mayoría de las centrales hidroeléctricas nosotros,algunas por cierto con mano de obra bien barata.Vaya negocio tienen montados a costa de nuestras chepas,lo cierto es que nos venden siempre la moto.Pues hay varias opciones,una es la expropiación forzosa de estas empresas,otra es que la compren los chinos para formar una sola y mas asequible sin tanto mangoneo.Mas opciones es aprovechar cualquier charco de agua,pero ahora el agua cotiza en bolsa,luego lo hará el oxigeno que respiramos que según las electricas lo contaminamos y hay que pagarles ecotasa porque resulta que no son ellos quienes contaminan.Pues nada,seguiremos siendo el pais de la pandereta.No es de recibo que españa donde luce el sol,sopla el aire,kilometros de costa y la mejor arena para el sílice estemos aplastados por cuatro empresas que les importa una mierda la gente.

  2. mochuelillo

    17 de junio de 2021 01:25 at 01:25

    Por cierto,este rollo de punta,llano,valle,tarifa plana,lava a las tres AM,cocina a las dos AM,pon climatizador a las once PM,esto que idiotez es?.
    Cuando los que se levantan a las siete AM para darles de tripear a este menchucerío lo que tienen que hacer es no parar alternadores para decir que tienen que tirar de energía mas cara de producir y como somos unos manirrotos nos castigan con subir la tarifa,nos toman por idiotas o que?.Menos mal que desde hace 15 años ponemos leds,aparatos mas eficientes,etc,porque estariamos pagando medio SMI para las tripitas de esta gente y anda que son pocas y no se conforman con un chusco,como en la mili.

  3. Adomaino

    17 de junio de 2021 10:51 at 10:51

    No recuerdo el título, sólo que era una película malísima, pero sí que me llamó la atención una cosa, que estaba ambientada en un mundo en el cual ya no existían los países como tal sino que el mundo estaba gobernado por tres o cuatro empresas. Me temo que eso es a lo que tendemos, porque actualmente hay empresas con más poder económico que muchos países. Y no solo eso, sino que poseen el control de información realmente confidencial que pasa por internet a través de correos un otros medios de contacto. Todo está digitalizado: información bancaria, servicios de administraciones públicas, mensajes privados… Y son cada vez más los ataques de hackers. Son servicios en manos de empresas privadas a los que los Gobiernos no tienen acceso o no pueden evitar su acceso por parte de dichas empresas porque son ellas quien las gestionan. Los lobbys empresariales influyen en la legislación de los países hasta el punto de cambiar la Constitución y crean métodos de legalización de la evasión fiscal, controlan los medios de comunicación para dirigir el voto hacia partidos controlados por ellos, estamentos judiciales con indusimulada tendencia a favorecer intereses privados… En fin, que el mundo está más podrido de lo que parece en los países «modernos».
    En nuestra mano está elegir la pastilla azul para continuar viviendo en un mundo de ignorancia y sumisión absoluta (algunos ducen que la sumisión absoluta es una forma de libertad) o la roja, con la cual puedes alcanzar la libertad real pero que conlleva enormes sacrificios. Peeo debemos elegir rápido, porque el control es tan brutal que incluso dudo que sea posible tomar el control sin acudir a la violencia. Si medios, justicia, finanzas, Gobierno, energía, comunicaciones, etc, está en sus manos, ¿Como puede el pueblo volver a recuperar la soberanía por vías legales? Revisemos la historia y comprobaremos que los derechos se han conseguido en multitud de ocasiones ignorando la legalidad vigente, de lo contrario aún sería legal el derecho de pernada o ilegal que una negra se sentase en una plaza de autobús reservada para blancos. No se trata de cumplir la legalidad, sino de actuar de forma justa, no conforme a la justicia establecida.
    Todo el mundo percibe que el cobro de impuestos es injusto, que se subvencionen determinadas actividades privadas, que se rescaten bancos o autopistas, pero se dejen caer negocios modestos en las crisis, que tengamos que pagar tan cara la luz, la gasolina, el gas, el agua, la justicia, la educación (supuestamente gratuíta), que los bancos cambien las condiciones de un contrato de forma unilateral,… Sin embargo todo eso está amparado por la legalidad vigente que ha creado un paraguas de normativas a las que sólo los privilegiados pueden agarrarse.
    ¿Qué coño podemos hacer contra todo este entramado mafioso sino enseñar los dientes de una puñetera vez?!!!

  4. Manuel Casanova Monroig

    17 de junio de 2021 12:57 at 12:57

    Habría que añadir que ENDESA es hoy italiana gracias al PP de Esperanza Aguirre. Gas Natural (catalana) intentó la compra de Endesa, pero Aguirre dijo: «antes alemana que catalana»…… Al final fue Berlusconi quien se quedo con la compañía. A saber los chanchullos que se cometerían. Ya sabéis «Lo que no esté atornillado al suelo, el PP intentará robarlo».

  5. mochuelillo

    17 de junio de 2021 17:28 at 17:28

    Durante cincuenta años me he dedicado a los electrones y os aseguro que:
    En las hidroelectricas lo que cuesta dinero es la infraestructura (la presa) no los hierros y cobre que hay dentro,la presa la paguemos hace tiempo.
    El transporte mediante cable soterrado o aereo vale cuatro chavos el kilometro,transformadores,seccionadores de hexafloruro,arrancadores,disyuntores,electrovalvulas,aisladores,torres,etc,eso se ha pagado en la primera factura.
    Nos dicen que hay que cambiar de energética,que desenchufar todo,que hay que bajar la potencia (esto es curioso,en determinadas autonomías vives en x metros cuadrados y te corresponde x potencia,osea,no puedes contratar 3Kw y tener una vivienda de 150m2).
    Ese es el negocio,que gastes muy poco pero el mínimo lo pagas,gastes o no.El kw/h es relativamente barato en comparación con el global de la factura,el resto son inventos.Que no vengan con milongas que producir energía es sencillo,barato y no complicado.Esta gente cuando se adueñó de la energía española las infraestructuras estaban realizadas,ahora solo cobran,ni las mantienen ni las amplian,curioso es que bruselas encima les va a regalar un huevo de millones para hacerla mas «verde»,estos son los que se llevaran la pasta.Incluso creo que en la factura camufladamente viene un canon de «pérdida»,(enganchados ilegales y morosos) y sigue el impuesto al sol pero desde luego no con ese nombre.Que no se pueda hacer nada como dicen los socialistos lo diran ellos,sencillamente cuando salgan les espera un sillón de 7000 euros,asco de pais.

  6. Topo Gigio

    17 de junio de 2021 20:12 at 20:12

    Toda esta panda, más la de los bancos y alguno más, son los que mandan en España de verdad. Los gobiernos de turno son solo sus capataces, por eso UP es tan vilipendiado, atacado y demonizado porque son los únicos a los que no pueden comprar.

  7. mochuelillo

    18 de junio de 2021 13:08 at 13:08

    Pues la pasta que van a recibir estas cuatro empresas de bruselas es para caerse de culo.
    Ese dinero tendría que ir a las comunidades para que montaran eolica en costas y montañas,fotovoltaicas por andalucia,minicentrales en arroyos,rios y acequias,mareomotriz en costas,ostras,que en el pais sobraría energía.Que pesados son ya los medios con la energía,si ya damos por sentado que contra las energéticas no se puede hacer nada que no nos den tanto la paliza,parece que la culpa es nuestra.

  8. José Ramón

    18 de junio de 2021 17:25 at 17:25

    El gobierno más progresista de la historia no contempla la nacionalización de la electricidad pese a ser un bien básico», el PSOEZ son socialistas…pero tambien Neoliberales??, son republicanos….pero tambien monárquicos?? ….. en fin, el PSOEZ en su onda

  9. ESTRELL@

    19 de junio de 2021 08:58 at 08:58

    la gallina de los huevos de Oro …

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes