fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LUH NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Sociedad

Los trabajadores de LCG Fruits, también vinculada a Zumosol, inician una huelga indefinida

Se encargan de la planta de envasado y, tal como han sufrido sus compañeros de la planta de exprimido de Palma del Río, se encuentran en una situación laboral crítica

FOTO: José Coy.

Los trabajadores y trabajadoras de LCG Fruits, empresa vinculada a Zumosol, han iniciado una huelga indefinida en la planta de envasado en Palma del Río (Córdoba). Esto sucede 150 días después de que los trabajadores de Zumosol de Palma del Río (línea de exprimido) iniciaran un encierro en protesta por el limbo legal en el que han quedado sus puestos de trabajo: "no somos trabajadores de ninguna empresa pero tampoco estamos despedidos", aseguraban a este medio.

Las plantas de exprimido y envasado no estaban divididas originariamente hasta que la planta de exprimido Zumos Palma se vendió al grupo Toksöz, y la de envasado a LCG Fruits. Esto ha sido muy perjudicial para ambas plantas ya que comparten desde entrada de agua, caldera de vapor o torres de refrigeración. Trabajadores y sindicato estiman que para que ambos proyectos sean viables, exprimido y zumo, tendrían que volver a producir unidas.

Concentración ante la empresa de los trabajadores de LCG Fruits, que han iniciado una huelga indefinida. FOTO: José Coy.

Los trabajadores en huelga manifiestan temerse lo peor porque son plenamente conscientes de que los clientes con los que cuentan "son residuales". Los trabajadores exigen a la empresa un plan de viabilidad que les dé garantías de futuro en lo laboral y económico. Pero el detonante por el que estos 60 trabajadores han decidido iniciar la huelga indefinida ha sido que la empresa de envasado, que se encuentra en preconcurso de acreedores desde el 13 de diciembre, no se ha presentado al acto de conciliación en el Servicio Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales (Sercla).

Sergio Marín es el presidente del Comité de Empresa de LCG Fruits y lleva trabajando casi 20 años para una empresa que hoy no da respuestas a sus demandas ni paga las nóminas a tiempo. Nóminas que, en el caso de muchos trabajadores, pueden ser el único sustento que entre en sus hogares (la última que han cobrado es la correspondiente al mes de marzo).

"Lo que le pedimos firmemente a la empresa", asegura Marín, "es un plan de viabilidad para mantener nuestros puestos de trabajo y para que esta planta tenga futuro". Los trabajadores se han comprometido con las dificultades de la empresa y han defendido la producción y sus puestos de trabajo, "tirando de la planta". Asegura el presidente del Comité de Empresa que en los buenos tiempos "se han llegado a exprimir más de un millón y medio de kilos de naranjas y han llegado a salir al final de línea más de 1000 palets diarios". Sostiene que la responsabilidad de los puestos de trabajo no puede recaer "sobre las espaldas de los propios trabajadores" e insta a las administraciones para que, haciendo uso de los fondos europeos, transformen la fábrica y la dediquen a "productos ecológicos, a que se exploten otras posibilidades con otros productos no solo la naranja" y añade que son los políticos quienes "tienen la oportunidad de buscar un nuevo futuro a esta empresa".

La conexión y colaboración mutua entre los trabajadores de la línea de exprimido que permanecen en el encierro y los que secundan la huelga indefinida de la línea de envasado es total, no solo porque otrora pertenecieran a una misma empresa y prácticamente compartan recursos sino porque han descubierto la fortaleza que pueden llegar a tener juntos ante la empresa que les ha dejado en esta situación.

 

 

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes