fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LUH NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

No van a callarnos

El próximo jueves 10 de febrero, las asociaciones de taxistas Élite Taxi Barcelona y Taxi Project nos vamos a manifestar por la libertad de expresión y contra las mordaza que nos pretenden imponer desde el sistema, en este caso representado por el gigante Uber, el cual y después de sonados fracasos tanto a nivel judicial como en la calle contra nuestro sector, ahora pretende anularnos de la única manera que les queda, esto es, con la amenaza de una espeluznante multa que podría hacer peligrar el futuro de nuestras dos asociaciones simplemente por ejercer nuestro derecho de libertad de expresión: dar nuestra opinión sobre trabajar para una empresa como Uber y sobre el drama de las demás trabajadoras y trabajadores o consumidoras y consumidores que sufren las consecuencias tanto de la uberización, como de los abusos de este tipo de empresas.

La realidad es que esta denuncia presentada por el gigante de Silicon Valley puede poner en graves aprietos no sólo el futuro de nuestras organizaciones, sino que puede afectar de manera muy grave también al futuro tanto de nuestras familias y de nuestros puestos de trabajo. Esto, sólo por posicionarnos contra las prácticas de una multinacional con la que no queremos trabajar y por informar a los demás ciudadanos de estas prácticas.

Uber ha presentado una denuncia ante la ACCO (el organismo que controla el buen funcionamiento de los mercados en Cataluña) después de años de hostigamiento contra el sector del taxi sin éxito (sobre todo en la ciudad de Barcelona) y al no ser capaz de penetrar en este sector de la ciudad. Uber no ha encontrado taxistas que quieran trabajar con ellos. Y ahora, como último recurso y a la desesperada, usa las mismísimas instituciones públicas que pagamos entre todas y todos ( y a las que ellos no aportan al tener Uber su fiscal fuera del estado español, más concretamente en Países Bajos) para denunciarnos por advertir a la sociedad de los peligros de su modelo de negocio.

En un país donde a diario se denuncian (sobre todo en redes sociales, como pasa con Uber entre otras) los abusos de estas empresas, nos denuncian a nosotros, exponiéndonos a un verdadero drama para un pequeño grupo de taxistas. Además señalan a nuestro coordinador, Tito Álvarez por ejercer su libertad de expresión y de actuar conforme sus convicciones.

Lógicamente esto no es más que la estrategia del miedo para poder callarnos, porque saben que somos molestos para sus intereses. Y lo saben porque nosotros no decimos más que la verdad, una verdad que se esconde detrás de la careta de modernidad de estas empresas que venden de puertas para afuera y que en realidad, simplemente no son más que un modelo que está sustentado tanto en los abusos tanto a los trabajadores y trabajadoras como a las consumidoras y consumidores.

Siempre hemos creído que desde nuestras asociaciones, Taxi Project y Élite Taxi Barcelona, tenemos la responsabilidad de actuar ante este modelo de negocio que creemos que perjudica tanto a las demás trabajadoras y trabajadores como al resto de la ciudadanía, ya sea dando nuestra opinión y ejerciendo esa libertad de expresión (que nos quieren quitar) o ya sea ante las administraciones y los juzgados. Es decir, utilizando herramientas y recursos legítimos que disponemos y que se nos reconocen constitucionalmente.

Es por ello que, como indicaba al principio, este jueves 10 vamos a salir a la calle. Vamos a salir en una manifestación histórica para protestar por nuestra libertad de poder decir lo que sentimos, lo que sabemos y lo que tenemos de Uber. Vamos a movilizarnos para que la gente sepa lo que hacemos desde Taxi Project y Elite Taxi Barcelona y por lo que nos estamos jugando perderlo todo.

Y no vamos a hacerlo solos. Tenemos muchos compañeros y compañeras de otros colectivos y de otras ciudades que nos respaldan. Sin libertad para poder decir lo que pensamos, no somos nada.

Vamos a movilizarnos porque no se trata de boicot contra Uber (como pretenden hacer creer), sino que llevamos más de dos años actuando para defender lo que creemos que es justo para todas y todos, para defender cuestiones como los servicios públicos (y de que cada cual pague los impuestos que les corresponde para mantenerlos), los derechos de los consumidores, los derechos de los trabajadores o el derecho a la competencia y ahora que, curiosamente, les estábamos estrechando el cerco, van a intentar borrarnos por donde saben que somos más débiles, y por donde cualquier trabajador y cualquier trabajadora sufre y teme: por nuestra economía y nuestros puestos de trabajo.

Somos libres de expresar lo que creemos en cualquier momento del mismo modo que somos libres de elegir con quién queremos trabajar y lo que es mejor para el interés general, para el interés de todos y de todas.

Y por supuesto creemos en las instituciones públicas y en todo lo que representa la ACCO para el interés general, por eso confiamos en que hagan la justicia que nosotros hemos intentado representar con nuestras palabras.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes