fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LÚH! NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

Pedro Sánchez Castejón y la nueva edición de los Acuerdos Tripartitos de Madrid

Pedro Sánchez Castejón y la nueva edición de los Acuerdos Tripartitos de Madrid

Ayer Marruecos puso al descubierto lo que ni el parlamento español y las fuerzas políticas sabían que había decidido su gobierno de forma unilateral y sin consenso: el apoyo por parte del gobierno de España al Plan de Autonomía de Marruecos para el Sahara Occidental, que apuesta de manera clara por las tesis anexionistas de la monarquía alauita. La carta fue hecha pública por el Ministerio de Asuntos Exteriores marroquí antes de ser conocida en España. Sin duda, una medida más de presión del Majzén.

El 14 de diciembre de 1960 la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la resolución 1514 (XV) “Declaración sobre la concesión de la independencia a los países y pueblos coloniales” y España sigue siendo responsable político y jurídico de la descolonización de la ultima colonia en África.

España sabe que el Sahara Occidental es uno de los 17 Territorios No Autónomos pendientes de descolonización y que está incluido en la lista de las Naciones Unidas desde 1963 tras la transmisión de información sobre el Sahara español por parte de España en virtud del artículo 73 de la Carta de las Naciones Unidas, y por lo tanto Marruecos no tiene soberanía sobre el Sahara Occidental y España sigue siendo la potencia administradora del territorio.

Tras el comunicado, desvelado primero por Marruecos y después por el Gobierno de España, lo que sorprende es la forma y tiempo, porque no debería sorprender el giro del Gobierno español actual en relación a su posición sobre el Sahara Occidental en su contencioso con Marruecos, porque la ambigüedad y los vaivenes en su política exterior es una tradición asimilada tanto por el pueblo saharaui como por su movimiento solidario en el Estado español. Pero la paradoja está en si el pueblo español puede entender que su gobierno se movilice para exigir el respeto a la legalidad internacional en Ucrania y no en el Sahara Occidental.

Las fuerzas políticas y los socios de gobierno de Pedro Sánchez están ante un nuevo escenario en el que sus actos deben ser más contundentes que sus discursos, porque no solo el pueblo saharaui es víctima de este paso en falso de la política exterior de José Manuel Albares, también lo son los intereses de España y de los españoles en su conjunto, porque se contradice con la legalidad y el derecho internacional y la libre practica democrática.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha hecho un movimiento muy peligroso y nada rentable para los intereses de España, aunque intente justificarlo con que lo importante es garantizar la seguridad de los españoles. La seguridad de los españoles y sus intereses no se garantizan alimentando las ansias anexionistas de un régimen feudal y dictatorial como Marruecos. España ha legitimado la política de vasallaje, chantaje y despotismo de Mohamed VI y el Majzén marroquí.

La ministra Arancha González Laya debe estar agradecida a los que la sacrificaron porque, tal como se están desarrollando los acontecimientos y la deriva inversa de la política exterior en el Estado español, se ha librado de un gran marrón que tendrá consecuencias muy graves para España pero sobre todo para Canarias, Ceuta, Melilla, Andalucía… y la lista es larga.

El pueblo saharaui, su legítimo representante el Frente Polisario y su gobierno seguirán su legitima lucha por restablecer sus derechos inalienables de independencia y reclamando a España sus ineludibles responsabilidades a pesar de la nueva edición de los Acuerdos Tripartitos de Madrid, esta vez con la rúbrica de Pedro Sánchez Castejón.

 

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes