fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LÚH! NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Internacional

Perú, amenazada de golpe de Estado por la derecha que perdió las elecciones

“Lo que se está urdiendo aquí es un golpe de Estado”, alerta un dirigente del partido de Castillo.

Perú, amenazada de golpe de Estado por la derecha que perdió las elecciones
Keiko Fujimori

Seguidores de la derechista Keiko Fujimori se enfrentaban este jueves a seguidores del izquierdista Pedro Castillo en el exterior de la sede del JNE (Jurado Nacional de Elecciones) de Perú –ubicada en Lima–, donde los primeros llevan acampados más de medio mes, a la espera de que el JNE proclame oficialmente los resultados de las presidenciales, celebradas hace casi tres semanas y en las que Castillo, con el 50,12% de los votos, se impuso a Fujimori, con el 49,87%.

La proclamación oficial de los resultados –es decir la proclamación oficial de la victoria de Castillo, candidato del izquierdista Perú Libre– la está retrasando la insistencia de Fujimori –candidata de la derechista Fuerza Popular– en no reconocer los propios resultados y en denunciar, sin ningún tipo de prueba, un supuesto fraude electoral que ha sido descartado por observadores, expertos y jurados y por la propia comunidad internacional. Pero Fujimori insiste en no reconocerlos, amparada por los sectores más ultraderechistas de la derecha peruana, que incluyen incluso un grupo de militares retirados que han llegado a pedir a las Fuerzas Armadas que no reconozcan como presidente a Castillo si el JNE proclama oficialmente su victoria.

Por su parte, el Pleno del JNE comenzaba a rechazar este miércoles, por considerarlas infundadas, las primeras peticiones de nulidad de actas que llegaron al órgano electoral central, tras haber sido rechazadas en los JEEs (jurados electorales especiales), que ya han revisado todas las impugnaciones presentadas Fujimori sin hallar ninguna irregularidad. Pero la decisión del Pleno del JNE fue tomada con el voto en contra del magistrado Luis Arce –investigado por el escándalo de corrupción judicial de ‘Los cuellos blancos’, organización criminal de jueces dedicada a beneficiar, a cambio de determinadas contraprestaciones, a empresarios y políticos con problemas legales–, quien después presentaba su dimisión irrevocable como miembro del jurado, al que acusaba de llevar a cabo “falsas deliberaciones constitucionales que son en realidad decisiones con clara parcialización política en el JNE” y que anteponen “los formalismos” a “la justicia y la verdad electoral”.

El JNE respondía a esa dimisión irrevocable de Arce –que deja al jurado sin el quórum necesario para resolver el proceso electoral según los cauces legales previstos– asegurando que ha empezado a hacer una “evaluación legal” de la misma para “tomar medidas inmediatas en salvaguarda de la democracia” y “evitar” que afecte a la “culminación” de un proceso electoral “sobre el cual no existe prueba alguna de fraude atribuible a los organismos electorales”. “Invocamos a la sociedad en general a respaldar los principios democráticos de nuestro país”, añadía.

Por su parte, desde Perú Libre alertaban de que la dimisión de Arce “es parte de un plan macabro orquestado por Fuerza Popular” para dar “un golpe de Estado”. “Lo que se está urdiendo aquí es un golpe de Estado”, insistía Julio Arbizu, dirigente del partido liderado por Castillo, este jueves en una entrevista con la cadena de televisión peruana Canal N.

La jornada electoral de la segunda vuelta de las presidenciales –celebrada el pasado día 6– fue supervisada por numerosos organismos y delegaciones diplomáticas –incluidas las de observadores de la Organización de Estados Americanos y de la Unión Europea–, y todas han descartado irregularidades.

La delegación de OEA –que sigue en Perú, pendiente de la última parte del proceso– destacaba además este jueves en un comunicado que los órganos jurisdiccionales están resolviendo “con apego a la ley” las reclamaciones presentadas por Fujimori. “La Misión observó que los partidos políticos en contienda tuvieron las mismas oportunidades para presentar sus reclamos y ser escuchados, y constató que las decisiones de los órganos electorales colegiados son deliberativas, expeditas y públicas”, manifestaba, y calificaba de “insólita” la dimisión irrevocable de Arce en “un momento delicado del proceso electoral”.

En la misma línea, la delegación de la Unión Europea –que también sigue en Perú– aseguraba este jueves en su perfil de Twitter que tanto la propia UE como sus Estados miembros consideran que el proceso electoral del pasado día 6 fue “libre y democrático”. “Confiamos en las autoridades electorales para la solución de los litigios pendientes dentro de los cauces legales establecidos”, añadía.

Desde España, la secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales del Gobierno de coalición, Ione Belarra, destacaba este sábado en su perfil de Twitter que, “según todos los observadores internacionales”, las presidenciales del pasado día 6 fueron “libres, transparentes y democráticas” y que, “escrutadas todas las actas”, Castillo fue “el candidato más votado”. Belarra insistía asimismo en que “es fundamental para la estabilidad del país una pronta finalización del proceso con todas las garantías, pero sin retrasos injustificados o maniobras dilatorias que puedan poner en cuestión los resultados o las propias elecciones”.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

1 Comentario

1 Comentario

  1. Josu Monreal

    27 de junio de 2021 09:44 at 09:44

    Buen esto es tremendo y me recuerda mucho al drama que montó Donald Trump cuando perdió las elecciones del año pasado. Trump habló de FRAUDE lo mismo que Fujimori, ambos emplean la misma peligrosa táctica contra la democracia.

    Recuerdo que Trump justo entonces cambió la cúpula del Pentágono y colocó en su lugar a gente afín a él. Este primer movimiento ya se vio como un intento de golpe de estado, por suerte el alto mando militar y el tribunal supremo se movilizaron con celeridad para declarar ganador a Joe Biden.

    Entonces Trump comenzó a llamar a gobernadores de estados clave como: Georgia, Pennsylvania o Arizona para que se inventaran votos que le dieran la victoria. Tampoco le dio resultado.

    Paralelamente movilizó a su fuerza civil de los Q-Anon, paranoicos de la teoría de la conspiración, que invadieron el Capitolio.

    Nunca sabremos hasta que punto el presunto golpe de estado de Trump estuvo cerca de tener éxito, pero la cuestión es que a este señor le importaba muy poco la democracia.

    La fascistas Keiko Fujimori está haciendo lo mismo que Trump, negar la democracia e intentar un golpe de estado de momento a base de impugnaciones falsas. Fujimori y Trump hablaban de FRAUDE para deslegitimar la democracia…Fujimori es ideológicamente muy cercana a VOX o a Donald Trump, su padre ya fue un corrupto y ruin dictador que sometió al Perú. No creo que para ella exista la democracia sino como un medio para conquistar el poder. Es increible que siendo de una familia tan corrupta, y estando imputada y condenada ella misma por corrupción, haya podido estar cerca de ganar la presidencia al menos 2 veces consecutivas.

    Todo lo que hizo Fujimori en esta campaña es mentir sobre Pedro Castillo, intentando meter miedo a la gente. Les dijo que era comunista, lo cual es falso porque es socialista, les dijo que les iba a quitar sus propiedades…es decir la basura que emplea siempre esta gente y que caló en muchos votantes. Eso no es democracia. No lo es.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes