fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LUH NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Análisis

Podemos pone en valor sus hitos políticos y mira al futuro con determinación

Tras las generales de noviembre de 2019, la formación morada rompió una cláusula de exclusión histórica que en España llevaba vigente todo el régimen del 78: la de que lo que el bipartidismo llamaba “los comunistas” no podía acceder al gobierno.

Podemos pone en valor sus hitos políticos y mira al futuro con determinación
Ione Belarra y Pablo Iglesias, este domingo en la clausura de la ‘Universidad de Otoño’ del Instituto 25M | Foto: Dani Gago

La ‘Universidad de Otoño’ del Instituto 25M, celebrada este fin de semana en la localidad madrileña de Rivas, ha servido a Podemos para poner en valor sus hitos políticos y para mirar al futuro con ambición y determinación.

Los hitos alcanzados por Podemos desde su fundación en 2014 –hace sólo siete años– no tienen parangón en la Europa occidental del último medio siglo, y además los ha alcanzado en España, un Estado con una Jefatura del Estado monárquica heredada del franquismo, entre otras particularidades relacionadas con el “atado y bien atado” franquista.

En este sentido, el prestigio internacional de la formación morada se ha visto reflejado en la propia ‘Universidad de Otoño’ –por la que han pasado líderes de la talla intelectual y política del boliviano Álvaro García Linera, la argentina Ofelia Fernández, la colombiana María José Pizarro o la brasileña Manuela D’Ávila–, y es que Podemos, que tanto ha aprendido de diversas experiencias latinoamericanas, se ha convertido a su vez en un referente para formaciones de otras latitudes.

Sus cinco escaños al Parlamento Europeo en 2014, el acceso a todos los parlamentos autonómicos, la conquista de los denominados ayuntamientos del cambio y los 69 diputados en el Congreso en 2015 –así como (conviene no olvidarlo) el “no” a un Gobierno de coalición de PSOE y Cs en 2016 y el nuevo “no” a un Gobierno del PSOE en solitario tras las generales de abril de 2019– desembocaron tras las generales de noviembre de 2019 en la ruptura de una cláusula de exclusión histórica no escrita que en España –aunque no es exclusiva de España sino que se extiende por Europa occidental– llevaba vigente más de cuarenta años de régimen del 78: la de que lo que el centroderecha –en España, primero la UCD y ahora el PP– y el centroizquierda –en España, siempre el PSOE– que conformaban el bipartidismo llamaban “los comunistas” no podía acceder al gobierno.

De hecho, la ley electoral de España se diseñó para implementar esa cláusula de exclusión histórica, es decir para que “los comunistas” –en realidad, eurocomunistas; retórica comunista y programa socialdemócrata– no pudieran acceder al Gobierno. Y ni el PCE ni IU –es decir “los comunistas”, aunque con programas más socialdemócratas que el de Podemos– lograron romperla nunca. Por eso haberla roto pese a tenerlo todo en contra –y tras más de cuarenta años de régimen del 78 sin que ni el PCE ni IU fueran capaces de hacerlo– es el gran hito político de Podemos y lo que por fin ha abierto una oportunidad de profundización democrática inédita, en un escenario que presenta dos bloques enfrentados –uno de profundización democrática (en el que hoy se ubican Unidas Podemos, ERC o EH Bildu) y otro abiertamente reaccionario (que integra al PP, al partido ultraderechista Vox y a lo que pueda quedar de Cs, si es que queda algo)–, con el PSOE –columna vertebral del régimen– pivotando en mitad.

Con los poderes económico y mediático –confluyentes en unas cloacas que trabajaron a pleno rendimiento– frontalmente en contra, curiosamente el último obstáculo que tuvo que superar Podemos antes de acceder al gobierno central llegó desde ciertos sectores de izquierdas que tras las generales de abril de 2019 preferían dejar gobernar en solitario al PSOE y firmar con él un mero acuerdo programático que repetir las elecciones. Fue de nuevo la determinación de Podemos la que –una vez repetidas las generales en noviembre– rompió la cláusula de exclusión histórica y permitió que –tras más de cuarenta años de régimen del 78– haya ministros con carnet de Podemos –Ione Belarra e Irene Montero– o del PCE –Yolanda Díaz y Alberto Garzón–.

El ‘sorpasso’ al PSOE

Pero en Podemos no se conforman con eso y siguen mirando al futuro con ambición, por eso tanto Ione Belarra como Pablo Iglesias han dejado claro en la ‘Universidad de Otoño’ de este fin de semana que el objetivo político prioritario de la formación morada es ahora lograr el ‘sorpasso’ al PSOE para formar un gobierno de coalición pero esta vez llevando ya la voz cantante, pues son conscientes de que, mientras el PSOE siga siendo la fuerza mayoritaria en el seno del gobierno, los avances sociales seguirán siendo bastante más lentos de lo deseable. Un objetivo –el del ‘sorpasso’ al PSOE– que, como siempre, prevén lograr junto a otros y que para alcanzar confían en Yolanda Díaz.

“Debemos trabajar por un espacio político que crezca, que sea más amplio cada vez, que bajo el liderazgo de Yolanda Díaz nos permita hablar con más fuerzas, con más fuerzas políticas, con la sociedad civil, con la academia… y construir ese frente amplio que nos permita perseguir la primera posición, porque sólo el espacio del cambio tiene las manos libres de alianzas con las élites económicas y nos va a permitir acometer los cambios que necesita nuestro país”, apuntó Ione Belarra. En la misma línea, Pablo Iglesias aseguró que está “convencido” de que la actual Dirección de Podemos –una Dirección “femenina” que es “la mejor que hemos tenido nunca”, añadió– sabrá “acompañar a Yolanda para construir el frente amplio para seguir mejorando la vida de la gente en este país”.

Una cosa es el gobierno y otra cosa es el poder, pero un sujeto político tiene más poder estando dentro del gobierno que fuera de él, y tiene más poder estando en el gobierno como fuerza mayoritaria que como fuerza minoritaria, sobre todo si la fuerza mayoritaria es el PSOE, que por necesidades aritméticas ha llegado a acuerdos –de gobierno– con Unidas Podemos o –de investidura y de presupuestos– con ERC o EH Bildu, pero que sigue votando junto a PP y Vox por ejemplo para que el Congreso siga sin investigar los escándalos de Juan Carlos I o las cuentas de la monarquía que el propio Juan Carlos de Borbón encabezó desde la muerte del general golpista Francisco Franco –y por designación de este– en 1975 hasta su abdicación en 2014.

Cuando –tras las generales de noviembre de 2019– Pablo Iglesias firmó con Pedro Sánchez el pacto del primer gobierno de coalición de ámbito estatal desde la II República, estaba poniendo fin a los gobiernos de partido único de ámbito estatal, es decir que estaba poniendo fin al bipartidismo, al sistema de partidos turnista que había marcado el régimen del 78 hasta entonces. Por eso los poderes económico y mediático rabian y siguen rabiando, pero en Podemos han decidido no conformarse tampoco con eso y seguir avanzando. Como siempre.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

3 Comentarios

3 Comments

  1. Jovella

    12 de octubre de 2021 01:03 at 01:03

    Efectivamente lo de Podemos ha sido un auténtico hito histórico que no se había podido lograr ni con el PCE, ni con Izquierda Unida ni con ningún otro partido de izquierdas. Podemos lo ha conseguido en un tiempo récord. Ello explica el enorme odio y los continuos ataques a Podemos por parte de la derecha de este país. Jamás antes se había dado una persecución continua de TODOS los medios de comunicacion contra un único partido como la que están haciendo con Podemos y hasta han montado unas cloacas policiales para elaborar pruebas falsas y bulos contra Podemos para atacarlo. La persecución judicial también ha sido continua.Tienen una auténtica obsesion con Podemos porque es el que realmente les hace daño y el que les ha roto los esquemas. ¡SÍ SE PUEDE!

  2. Luis Felipe Sellera Ramos

    12 de octubre de 2021 14:27 at 14:27

    Una vez roto el maleficio por el que políticos anticapitalistas no podían entrar a formar parte del Gobierno del Estado, esperemos que se rompa también el maleficio de que estar en gobiernos con el PsoE, autonómicos y municipales, tenga como consecuencia que en la siguiente convocatoria electoral el PsoE engorde y adelgace UP.

  3. Diego

    13 de octubre de 2021 21:29 at 21:29

    Totalmente de acuerdo con todos los comentarios anteriores, yo ya no tengo ni facebook, ni twitter, ni ninguna de estas porquerias de «circuitos sociales», no me hacen falta, tengo 70 años, pero las mismas ideas progresistas, siempre, estarè como decía el otro dia Cristina Fallarás, mas a la izda, izda del psoe, que siempre ha sido la derecha monarquica de este país….
    Como no tengo twitter, desde aqui le envio a Ayuso, (la virgen de Madrid), un comentario: no deberia hacer su militancia en fet y jons o en alianza popular?, le va mejor con sus ideas, seguro

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes