fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LUH NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

¿Por qué mola hablar mal de Unidas Podemos?

Pareciera que lo más in, lo que se lleva esta temporada, la tendencia, el trending topic… sea hablar mal de Unidas Podemos

¿Por qué mola hablar mal de Unidas Podemos?

Hay comportamientos grupales que de una manera tácita se convierten en convención, en regla asumida. Hay lugares comunes que entran en vena en los usos sociales y que cuesta horrores combatir. En el caso de Unidas Podemos, ni el bombardeo mediático de casi ocho años ha conseguido amilanarlos, aunque ahora parezca que sus detractores andan más cerca de lograrlo. Por una extraña conjunción astral, últimamente da la impresión de que todo lo asociado a Unidas Podemos suena mal y hasta huele mal. Desde mi punto de vista, se trata de una gran injusticia.

Un grupo de profesores, gente procedente de la Universidad poco cauta, es verdad, pero con las ideas muy claras, irrumpió en escena el año 2014 poniendo en solfa la cómoda vida sin sobresaltos que hasta entonces llevaban los políticos en España. Eran jóvenes intelectuales que decían verdades como templos, consiguieron que muchas de sus ideas calaran en ese momento y, partiendo de la nada más absoluta, en poco más de cuatro años lograron llegar al Gobierno de la nación, ostentar una vicepresidencia segunda y cuatro ministerios, entre ellos el de Trabajo.

Acto seguido promovieron, y lograron, la adopción de medidas y la aprobación de leyes sociales que desde entonces han mejorado sensiblemente la vida de millones de españoles. Han ayudado a los más indefensos, han combatido con éxito injusticias flagrantes pero aún así… caen mal. ¿Alguien entiende algo? Y lo que es aún más insólito: caen mal a muchos de quienes en estos momentos se están beneficiando de mejoras en sus vidas que jamás habrían conseguido si los miembros de Unidas Podemos en el Gobierno de coalición no hubieran puesto en ello todo su empeño. Sus compañeros en el Consejo de ministros se resistieron como gatos panza arriba a muchas de aquellas mejoras, se negaban, les llamaron cabezones, pero ellos no dieron su brazo a torcer y… ganaron muchas batallas.

Bueno, pues aún así queda cool hablar mal de ellos, demonizarlos, quitarle importancia a sus logros. El aparato de propaganda de los poderosos que se sienten amenazados y ven peligrar sus privilegios por culpa de las “cabezonerías” de Unidas Podemos ha sido tan eficaz y rastrero, los han machacado con tanta insistencia que al final nos encontramos en una especie de distopía inexplicable: quienes se preocupan porque las víctimas de las injusticias vivan mejor han acabado convirtiéndose en sospechosos, hay que echarlos como sea. Pero vamos a ver, ¿estamos todos locos, o qué?. El mundo al revés, pero ¿qué demonios está pasando aquí?

Al mismo tiempo que estas cosas han ido sucediendo, el partido político con mayor índice de ladrones por metro cuadrado de nuestro país acabó partiéndose en dos, al menos de cara a la galería porque nunca renunciaron a los “tocamientos pecaminosos”. Por separado salían perdiendo y ya llevan un tiempo noviando con renovada pasión para así hacer frente con mayor eficacia a aquella formación promovida por universitarios nacida en 2014 que demostró en un plisplás que sí se podía, que cambiar las cosas era factible.

Les faltaba a aquellos jóvenes universitarios experiencia, retranca y apoyo mediático, les sobraban además sin duda unos cuantos kilos de soberbia y petulancia, es cierto, pero los logros que han conseguido en esta era de pandemias, volcanes y guerras han servido para que buena parte de la ciudadanía hayamos podido respirar durante ese tiempo medianamente aliviados cada vez que imáginábamos qué hubiera sido de nosotros si populares y ultraderechistas hubieran estado al frente del Gobierno de la nación en esos momentos.

La gran paradoja, otra más, es que el Psoe, a cuyos éxitos durante este tiempo tanto ha contribuido Unidas Podemos, ese partido que no estaría donde está si Unidas Podemos no hubiera existido, dedica ahora buena parte de sus energías a denostar a sus socios con cualquier pretexto, a ningunearlo y a disimular cada vez menos las ganas que tienen de quitárselos de en medio cuanto antes. En esta obsesión por acabar con Unidas Podemos coinciden los socialistas con la ultraderecha y con el moribundo partido naranja nacido para hacerles frente y que, dado que tenían los pies de barro, no tardaron en quedarse por el camino.

En resumen, que entre unos y otros han conseguido que mole hablar mal de Unidas Podemos. El objetivo es insistir hasta que la ciudadanía tenga más en mente los ataques que estos reciben que los logros que han contribuido a conseguir, y que eso les haga perder apoyo en las próximas convocatorias electorales. Así parecen predecirlo los sondeos, sobre todo de cara a los comicios que tenemos más cerca, las autonómicas andaluzas el próximo 19 de junio.

Como hace unos días escribía yo en mi cuenta de twitter…

Dieron en la tecla.
Acertaron de plano. 
Pisaron todos los los callos. 
Sus diagnósticos y sus análisis fueron irrefutables. 
Mentiras de muchos años quedaron desnudas de golpe. 
Y fueron a por ellos.”
Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

5 Comentarios

5 Comments

  1. Nando

    6 de mayo de 2022 21:09 at 21:09

    Sencillamente por dos motivos, al menos.
    Uno, los medios de comunicación están al servicio del fascismo y de los antidemócratas. El gobierno de Pedro Sánchez, si quisiera, puede impedir que los medios mientan y engañen al Pueblo. Solo hay que modificar la ley para ello. Igual que para el mundo judicial, solo tienen que modificar la ley para que funcione.
    Dos, Podemos no debio unirse a Izquierda Unida. Podemos se devaluó a los ojos de los ciudadanos, los ignorantes y los adoctrinados por los medios de comunicacion. Esos que como mis amigos-as votan a tal, yo también… Es de lo que vive el fascismo, el delincuente-económico (PP) y el bestia-económico (Vox)
    Hay más motivos, por ejemplo que las calles y las plazas están desiertas de todo lo que significa verdadera Democracia. Podemos ha sido absorbido por el «régimen del 78». No hay lucha, solo sobrevivencia política. !!Que sería peor si no estuvieramos en el Gobierno¡¡ Para ir al médico de Atención Primaria te dan cita de más de un mes. Pueblo, te están diciendo: «muereté después de poner el culo».
    O porque estando en el Gobierno, Podemos no impide que se cumpla lo coaligado. Pedro Sánchez y su séquito ministeril son tan fascistas como PP, y hasta como Vox. Después de casi 3 añazos, aún no se ha cumplido las derogaciones de leyes y cambios que la coalición exigía, algunas las han maquillado.
    Las próximas elecciones nacionales Podemos no tendrá fuerza ciudadana, la han abandonado. Y ojalá exista alguna estrategia para que el Pueblo tenga la palabra, porque sino España se quedará sin ciudadanos españoles. Hasta yo me iría, asqueado de vivir en un país con mayoría absoluta de delincuentes y gente estúpida. NO HAY LUCHA.

  2. Carlos Primero de los Míos

    6 de mayo de 2022 22:18 at 22:18

    Los españoles no nos merecemos un partido como Podemos porque no somos muy listos y además y quizás por eso, somos engreídos, intransigentes, petulantes, sabiondos, ladrones, explotadores, aduladores de nuestros opresores y también, mayormente analfabetos. En España los ricos votan capitalismo y los pobres a los capitalistas y luego están esos progres intelectuales de pacotilla que se creen de izquierdas y que ellos solos van a solucionarlo todo, criticando y atacando a los mismos que critica y ataca la derechona, o sea, que da pena y rabia a la vez, sin posibilidad de sentirse satisfecho de nada ni por nada ni con nadie, excepto con la gente de Podemos, claro.

  3. Lucía Draín

    7 de mayo de 2022 09:01 at 09:01

    Yo seguiré votando siempre a Unidas Podemos, como siempre voté izquierdas … pero las cagadas son muy numerosas y provocan decepción. Desde que Pablito dio la espantada en el Gobierno y nos colocó a su segunda rana (la primera fue Carmena) no hay pulso, ni oposición … todo son excusas como «respeto institucional», «aritmética parlamentaria» y lindezas semejantes.

  4. mariano tomas Fuentes Alvaro

    7 de mayo de 2022 11:24 at 11:24

    Pues efectivamente UP ha sido blanco de todo tipo de ataques, ideologicos, personales,.. pero algunos deberian asumir que del 15M se han quedado muchas cosas en el camino. Es malo que los salvapatrias ideologicos o/y mercenarios periodisticos hayan recurrido a todo tipo de manipulaciones pero justificarse con lo que sin UP habria sido peor pues es eso: solo una justificación.
    Cuando las encuestas, alguna objetiva, dicen lo que dicen algunas cosas no se han hecho bien.

  5. Luis Felipe Sellera Ramos

    7 de mayo de 2022 21:22 at 21:22

    Supongo que el Sr Tortosa y muchos lectores y socios tienen memoria de lo que ocurrió con Julio Anguita cuando encabezaba IU.
    Al principio se le ninguneó, pero cuando IU pasó de los tres millones de votantes se desencadenó la misma furia contra Julio e IU que contra Pablo y Podemos hoy.
    Es cierto que, como en el tenis, Podemos ha cometido muchos «errores no forzados», pero eso no empaña su trayectoria como la organización que puso en mayor riesgo el montaje del Régimen del 78 y lo apostó todo en beneficio de la mayoría social.
    En este país ser republicano, antifascista, antiatlantista, laico y defender con uñas y dientes los DDHH tiene un coste muy elevado.
    Nos acordaremos de Podemos cuando PP-Vox nos hayan convertido en una fotocopia de Polonia o Hungría y esperemos que la gente también se acuerde de quién les puso la alfombra roja:el PsoE.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes