fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LÚH! NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

Por una Europa de La Paz

Ione Belarra apuesta, junto con otros líderes europeos, por una vía diplomática en un momento de máxima tensión bélica alimentada por los medios de comunicación

La secretaria general de Podemos y ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, ha mantenido una postura firme frente al conflicto ucraniano, aunque poco compartida entre los aliados del Gobierno. Desde el estallido de la guerra, han sido muchos los políticos que se han mostrado contrarios a la decisión tomada por el PSOE de enviar armamento militar a Ucrania, gran parte, producto de la cesión a la presión mediática y el tono beligerante que se adopta por organizaciones como la OTAN, optando por la defensa de una vía diplomática, aunque parezca que esta ha sido desterrada del mapa.

El movimiento pacifista, por su parte, comparte la postura tomada por algunas personalidades políticas, como Irene Montero, Pablo Echenique o Ione Belarra con el ‘No a la guerra’ y tiene claras las responsabilidades: “Regalar, vender, entregar armas por parte del Gobierno del Estado Español a cualquier gobierno y, en concreto en esta situación, al Gobierno de Ucrania, nos hace cómplices de todos los asesinatos que se están produciendo. La guerra es un crimen contra la humanidad y contra el planeta. Y las causas que llevan a la guerra son las únicas que se mantienen en pie después de ellas”, tal y como señalaba la activista Koldobi Velasco Vázquez, de Alternativa Antimilitarista.Moc, durante una entrevista para LÚH!.

La paz como único camino

Manteniendo su postura inicial y alejándose de la tésis del Gobierno, la ministra de Derechos Sociales, ha asegurado durante el acto "Feminismo para cambiarlo todo", organizado por Unidas Podemos en vísperas del Día Internacional de la Mujer, que Ucrania necesita una solución con urgencia: “No hay derecho a que los intereses económicos que están detrás de las guerras no dejen trabajar a la diplomacia”.

Ahora, la también secretaria general de UP, ha anunciado un movimiento por la paz junto al líder de Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon, y el ex líder del Partido Laborista británico Jeremy Corbyn, conocido por su participación contra la guerra de Irak y su campaña de solidaridad con el pueblo palestino. Alianza que surge en un momento de extrema tensión bélica para conseguir un "alto el fuego" y construir la paz entre ambos países. Esta nueva amistad ha quedado consolidada tras el vídeo publicado en la cuenta personal de Twitter de Belarra. En este, el líder de Francia Insumisa apostaba por una “oferta diplomática radical” y advertía que "el planeta puede ser totalmente destruido por una guerra si la dejamos propagarse".

La actitud internacional

Las voces expertas, como la de José Enrique Ayala, Exjefe de Estado Mayor del Ejército Europeo, explican que el envío de armas a las tropas ucranianas y la promoción de acciones beligerantes, ante una potencia nuclear como es Rusia, ni siquiera equilibra la correlación de fuerzas y puede traer nefastas consecuencias para la población civil de todo el mundo: “Lo que tenemos que hacer es detener la sangría, no alimentarla”. 

Lejos de rebajar las tensiones, la Unión Europea y la ONU no se han movilizado para actuar de mediadores y negociar un final del conflicto pacífico, sino que durante este tiempo han tomado medidas ineficaces, como las sanciones económicas de la UE. Expertos en la diplomacia, como José Ángel López Jiménez, catedrático de Derecho Internacional Público, comentaba que estas sanciones no han servido para nada, además, daba por hecho que Putin era conocedor del impacto de estas, hasta el punto de que solo la subida del precio del petróleo ya le ha supuesto a Rusia "un colchón de más de 700.000 millones de dólares".

Los medios de comunicación también han escogido bando en esta disputa mediante la glorificación de la guerra y sus consecuencias. Han alimentado el fuego posicionando a la opinión pública a través de la simpatía por la "resistencia" ucraniana para que así la ciudadanía se involucre más en los combates, de tal manera que el envío de armamento militar quedaría justificado, a pesar de que esto solo puede conducir a una mayor pérdida de vidas, especialmente la de aquellos civiles que queden atrapados en el fuego cruzado.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

3 Comentarios

3 Comments

  1. Lucía Draín

    7 de marzo de 2022 08:32 at 08:32

    Personalmente estoy a favor de las sanciones y del envío de armas letales contra la agresión imperialista rusa. Pero al mismo tiempo, no después, atender las justas reclamaciones rusas sobre la agresiva OTAN en sus fronteras y sobre las acciones del gobierno neonazi ucraniano contra la población rusófona. No tienen sentido ni las sanciones, ni las armas enviadas, si al mismo tiempo se sigue agrediendo a los rusos.

    Esta posición se llama pacifismo no pueril. Merece la pena esta referencia al Daily Mail, en contraste con la asfixiante atmósfera de propaganda de nuestro Régimen
    https://actualidad.rt.com/actualidad/422791-periodista-britanico-carnaval-hipocresia-occidente-ucrania

  2. Arume

    7 de marzo de 2022 09:24 at 09:24

    Sí a la Paz! Lxs verdaderxs valientes son los que buscan la Paz y no lxs que echan leña al fuego de la guerra, desde su sillón, ni lxs que en un acto político se rodean de la bandera de Ucrania.

  3. Jovella

    7 de marzo de 2022 14:32 at 14:32

    Antes que nada la Paz. Antes de empezar a enviar armas (co ya está haciendo el gobierno del PSOE) hay que tratar de agotar todas las vías de Paz. Una de esas vías de paz es que en la ONU Rusia se comprometa por escrito a retirar sus tropas si Ucrania firma por escrito que no entrará en la OTAN y que será territorio neutral. Y si despues de ello Rusia no retira sus tropas es cuando dejaría al descubierto sus verdaderas intenciones y es cuando ya sí se deberían enviar armas de ayuda a Ucrania pero anes no. Lo que pasa es que esa es una vía que precisamente no quieren ni Estados Unidos, ni la OTAN ni el propio gobierno de Ucrania.Pero sería la mejor solución.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes