fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LUH NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

El Ciudadano

Refugiado Karwan: "Si no los sacamos de Afganistán serán asesinados"

Por Sofía Belandria para El Ciudadano

Karwan lleva siete años en España donde trabaja como camarero. Llegó con el Ejército español tras haber trabajado como intérprete en Afganistán. Entonces, huyó de los talibanes*, ahora pide auxilio para su familia. Sus cinco hermanos y sus padres están fichados y amenazados: si Karwan no regresa a Kabul, serán asesinados.
En unas horas debe reponerse para sonreír y trabajar de cara al público en la barra de un populoso bar del centro de Sevilla. Pero la angustia le sobrecoge. «Un mes de plazo», repite continuamente, «necesito ayuda para rescatar a mi familia». Es el testimonio indirecto del horror que decenas de miles de civiles viven en Kabul, con eco en Sevilla.

Suliman Shah Karwan tiene hoy una familia en España. Lleva 4 años como camarero en el barrio de la Alfalfa de Sevilla, antes había trabajado en otro establecimiento. A estas alturas, ya habla con acento sevillano, y con él, nos explica: «estamos marcados, los talibanes nos han localizado, han pintado los dedos de mis hermanos chicos y las narices con rotulador. Si no vuelvo a Kabul en un mes empezarán cortando dedos y narices. Si sigo sin volver, los matarán a todos».

Karwan, nacido en 1991, dejó en Kabul a cinco hermanos menores que oscilan entre los 26 y los 14 años, además de su madre y su padre. Los talibanes han dejado clara su amenaza, si Karwan no deja Sevilla y regresa a Kabul para enfrentarse a la justicia de los talibanes (movimiento terrorista, proscrito en Rusia y otros países), «matarán a todos. No me cabe duda que lo harán, son unos bárbaros y no amenazan gratuitamente».

Que el camarero afgano de Sevilla sea perseguido, por violencia a través de su familia, tiene que ver con su trabajo como intérprete de las Fuerzas Armadas de España en la base de Herat, entre 2007 y 2013. Karwan habla farsí, pastún, hindú, inglés, algo de árabe y español. Rememora que cuando los españoles abandonaron Afganistán en 2013, su vida cambió: «las amenazas y el peligro volvieron, así que salí de allí».

Karwan comparte la documentación de sus familiares atrapados en Kabul, y sus titulaciones militares por el servicio a las FFAA españolas, aunque de poco le ha servido. Los datos de su historia, los de sus hermanos Sajad, Edris, Abasin, Shafiq o Esma… todo lo ha remitido a Defensa; pero sin respuesta por ahora. «Solo han tenido respuestas los compañeros afganos en mi misma situación de Madrid, pero yo, al estar en Sevilla, sigo sin saber nada. He escrito cartas. He llamado, ¡pero si no hacemos nada los asesinarán a todos!».

El domingo 22 de agosto estaba prevista la llegada a Torrejón de Ardoz de 177 repatriados de Afganistán, de los que 77 sirvieron a los militares de EE.UU. La conversación entre el presidente español Pedro Sánchez y el estadounidense Joe Biden ya muestra resultados. Las bases en territorio español que acogen a las fuerzas armadas de EE.UU, la de Rota (Cádiz) y Morón (Sevilla), acogerán temporalmente a los repatriados afganos.

«Solo pido que mi familia esté en esos viajes, tienen todo el derecho, sino salen los matarán», implora Karwan.Karwan era joven cuando los talibanes mostraron los dientes en su régimen del terror, pero sí recuerda la estabilización que supuso la llegada de los uniformados extranjeros, «con las tropas extranjeras y las españolas todo cambió poco a poco, había más paz y podíamos acceder a cosas insospechadas como educación para las mujeres o internet. Pero ahora, todo eso desaparecerá, los talibanes están mostrando un rostro falso, quieren que volvamos al pasado».

Sobre la degradación que ha sufrido el país, se muestra igual de sorprendido que medio mundo, confiesa que no podía esperar el ascenso vertiginoso de los talibanes, «en dos semanas han controlado Kabul, yo estaba preparando los papeles para viajar y ver a la familia», explica el exintérprete. Ahora, nada le da más miedo que regresar a Afganistán donde encontrará «una muerte segura para él y toda su familia».

Karwan valora que la salida del presidente afgano Ashraf Ghani fue «la gota que colmó el vaso» para la expansión del control talibán. Ahora, lo que le espera a su país no es nada positivo, pronostica, «la gente morirá por ellos, de miedo o de hambre», sentencia.

Medios internacionales como The New York Times (NYT) o la agencia AFP mencionaron un documento de la ONU que, a raíz de una investigación de Norwegian Center for Global Analyses fechada el 18 de agosto, confirma que los talibanes están llevando a cabo una lista con personas y direcciones para, puerta a puerta, ir «arrestando y/o amenazando con matar o arrestar a miembros de la familia de las personas objetivo a menos que se entreguen ellos mismos a los talibanes».

Karwan termina rápidamente la entrevista, tiene que prepararse para trabajar. Su día a día pareciera estar lejos, a más de 6.000 km de distancia —que separan Sevilla de Kabul—, pero esta semana, el dolor y el terror llaman a su puerta de nuevo.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes