fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LÚH! NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

Tenemos un problema

El dossier #QueNoJueguenContigo 

Los últimos once meses los he dedicado a investigar junto a Itxaso Cabrera, psicóloga y diputada en las Cortes de Aragón, y Jesús Cortés, miembro de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y especialista en inspección del juego, la situación actual de la industria del mal llamado “juego” en cada una de las CCAA. Esto es, realizar un dosier lo más completo posible sobre el juego presencial separando por tipos de negocios, desde salones de juego, como casas de apuestas específicas, pasando por casinos y bingos y terminando por el conteo de personas que se encuentran en el Registro de “autoprohibidos”.

Para la elaboración de este dosier han sido fundamentales varias líneas de trabajo: por un lado, los datos de los diferentes estudios que las y los investigadores han ido publicando durante los últimos dos años. Esencial. Algunos trabajos son brillantes. Por otro lado, hemos tenido muy en cuenta las conclusiones de los diferentes informes elaborados por los Observatorios del Juego en algunas CCAA, cuyo denominador común es que los jóvenes españoles vuelven a pisar las casas de apuestas físicas en grupo como forma de diversión. Todo un drama y un fracaso sin paliativos de nuestras instituciones.
En tercer lugar se han valorado los datos de algunas federaciones, y asociaciones han ido publicando sobre esta temática en los últimos doce meses. Y en cuarto lugar, hemos realizado un trabajo a pie de calle, gracias a los informes que la militancia de Podemos ha realizado en cada uno de sus territorios. Esta última parte ha sido esencial para la elaboración de las conclusiones finales, y una vez más demuestra la importancia de una militancia activa que no ha dejado de creer en este proyecto. Podemos goza de una militancia muy fiel. En nuestra opinión este ha sido el punto que más nos ha sorprendido: la entrega de una militancia que, sin recibir nada a cambio, es capaz de trabajar por el bien común.

El dossier #QueNoJueguenContigo de Podemos supone un antes y un después en nuestra Organización por varios motivos. El primero de ellos, es que Podemos se conforma como la única organización política que ha realizado un estudio completo a nivel nacional sobre la materia, tratándola como un auténtico problema de salud pública. En España sigue siendo tabú hablar de ludopatía y sigue siendo un tema social no prioritario para algunos Ayuntamientos y CCAA. Otro drama. Y otro fracaso de las Instituciones.
En España se estima que hay cerca de 1,5 millones de personas con trastornos de juego problemático, y un porcentaje muy elevado de chavales que sufren de ludopatía. Los años de Mariano Rajoy han sido claves para llegar a estos datos. Durante sus gobiernos no hubo planes de prevenciones, se bajaron hasta en cinco puntos el impuesto de Sociedades a la industria, y se aprobaron más de un centenar de licencias de juego online. Las conexiones de algunos de sus ministros con la industria son archiconocidas y durante todos esos años la normalización de los anuncios y las casas de apuestas fueron la tónica general. Un dato: en el año 2017, en España hubo más de 2.744.100 anuncios invitando a la población española a apostar. La cultura digital y este sistema de valores individualistas ha funcionado de auténtico abono para que la industria de las apuestas haya podido colonizar sin resistencias el mundo del deporte. Otro dato: a julio de 2020 todos los equipos de fútbol masculinos de Primera y Segunda División (excepto la Real Sociedad) tenían algún tipo de contrato con las casas de apuestas. Haber inoculado la idea entre nuestra juventud que apostar es en sí un deporte ha sido el gran éxito de la industria con la connivencia de las instituciones deportivas. El papel de algunas Federaciones, o el que ha tenido especialmente la Liga de Fútbol española ha sido (y sigue siendo) inaceptable e indecente.

En segundo lugar este dosier viene a constatar una hipótesis que manejábamos y teníamos la intuición de era así pero ahora con datos lo sabemos a ciencia cierta: donde mayor precariedad hay, mayor proliferación de casa de apuestas existe. Este dato es demoledor en algunas provincias y municipios y se repite constantemente en cada ciudad que hemos investigado. El caso de Canarias, Extremadura, Andalucía y, especialmente en algunos barrios de Madrid y su cinturón Sur (junto al corredor del Henares) son el ejemplo claro. Madrid llega incluso a casi 700 locales. Sólo en Madrid nos encontramos con más de 360 locales (8 veces más que en Barcelona). Las tasas de ludopatía juvenil no han parado de crecer y la lista de autoprohibidos no ha dejado de incrementar.
Caso aparte merece la región de Murcia: allí hay tres veces más locales de juego que la media de toda España. De hecho es la región de Europa con más locales de juego por habitante. Un local de 4263 habitantes. Otro drama. Y otro fracaso de los sucesivos gobiernos.
Llamativo en el caso de Valencia, que con más de 20.000 máquinas de tipo “b” (las tragaperras) se coloca en el puesto número uno de todo el país. Castilla la Mancha también es especial. Allí es donde más casinos han proliferado (hasta 10) de toda la nación.

Y en tercer lugar, este dosier pone de relieve también una certeza que también suponíamos aunque ahora es una constatación. Existe una clara connivencia política con la industria del juego en algunos territorios, especialmente los gobernados por el Partido Popular. Las faltas de políticas destinadas a generar alternativas de ocio, culturales o deportivas en algunos lugares son bochornosas. La incertidumbre de un futuro incierto, la cultura del materialismo han sido y siguen siendo elementos centrales para que las y los jóvenes españoles construyan sus identidades a partir de la individualización. Ya no creen que estudiar les pueda reportar recompensas a largo plazo y reconocen el capital como vehículo adecuado que les transportará a los placeres consumistas. No podemos llevarnos las manos a la cabeza cuando vemos que los jóvenes de nuestro país se sientan atraídos por los cantos de sirena de las apuestas, y también y por qué no decirlo, de las famosas criptomonedas.
La connivencia política es una constante en muchas CCAA y ciudades. Desde la Galicia de Nuñez Feijóo que llegó a modificar a su antojo una Ley para poder permitir a la patronal construir el Casino de Vigo, pasando por las exenciones fiscales y la alfombra roja al sector en regiones como la Murcia de López Miras, el Madrid de la libertad (sólo para los amiguetes) de Isabel Díaz Ayuso, y terminando por leyes insuficientes que han permitido seguir abriendo casas de apuestas a una distancia ridícula de 150 metros de institutos y colegios, como es el caso de Euskadi. En este sentido el caso de Badajoz es realmente denigrante, con casas de apuestas que han sitiado algunos colegios.
Una gestión que resulta sangrante es Córdoba: según un informe de la Junta de Andalucía el gasto en juego presencial de su población ha sido de un 50% más en el último año, y las personas en autoprohibidos se han duplicado en tan solo doce meses. La solución del consistorio para frenar esta locura ha sido la de aprobar varias licencias más de aperturas de locales.
España cuenta además con dos auténticos paraísos fiscales para la industria: se trata de Ceuta y Melilla, una auténtica vergüenza admitida por sus gobiernos que les abren las puertas de par en par mientras la población española sigue cayendo enferma.
Varios megaproyectos en marcha de grandes casinos y bingos en Extremadura y Catalunya, y el famoso “EuroVegas” que ya vuelve a estar sobre la mesa de Díaz Ayso rematan esta indecente connivencia.

Pese a todo existe algo de luz. Islas Baleares, cuyas competencias en juego las tiene Podemos, se ha convertido en la primera CCAA que no aprobará más licencias en la próxima década, y ha hecho grandes progresos en la modificación de una Ley que fue hecha a la medida del PP al sector. Aragón, cuyo gobierno en coalición forma parte Podemos, está a punto de aprobar la nueva Ley del Juego redactada bajo un modelo preventivo y de protección de la salud pública dotando de recursos públicos de atención sociosanitaria y siendo especialmente duros en el tema de la inspección y las distancias, algo que también el gobierno progresista de la Comunidad Valenciana ha sido muy contundente llevando hasta los 850 metros las casas de apuestas de los colegios e institutos.

El dosier #QueNoJueguenContigo de Podemos es fundamental para comprender que en España tenemos un problema con el “juego” y que vamos con retraso para deshacer todo el lío de salud pública que han hecho los negociantes de la salud, es decir, las casas de apuestas. Lo que verdaderamente está en juego es el propio futuro de un país. Y no hay tiempo que perder.

Roberto Sotomayor

Consejero Ciudadano Estatal y Coordinador Estatal de la campaña #QueNoJueguenContigo

 

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes