fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LUH NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

Teresa Ribera contrata para gestionar los fondos europeos a una empresa sancionada

“Se están repartiendo el botín como cuatreros”, dice Sánchez Mato sobre la adjudicación a la multinacional Deloitte del contrato para asesorar al Ministerio para la Transición Ecológica en la captación y ejecución de los fondos europeos destinados a la reconstrucción tras la crisis del COVID-19.

Teresa Ribera contrata para gestionar los fondos europeos a una empresa sancionada
Teresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica del Gobierno de coalición

El Ministerio para la Transición Ecológica del Gobierno de coalición, dirigido por Teresa Ribera (PSOE), ha adjudicado por el procedimiento de urgencia el contrato para asesorar al departamento en la captación y ejecución de los fondos europeos destinados a la reconstrucción tras la crisis del COVID-19 a la sancionada Deloitte, la mayor de las ‘Big Four’ –Cuatro Grandes– de la consultoría y auditoría en el mundo, que son precisamente Deloitte, PwC (PricewaterhouseCoopers), EY (Ernst & Young) y KPMG, cuatro de las multinacionales más potentes del planeta. Además, se da la circunstancia de que Deloitte asesora también, e igualmente de cara a la captación de fondos europeos, a diversas multinacionales de España y de fuera de España.

“Tanto el Gobierno, en sus diferentes ministerios, como las empresas están mirando cómo actuar con esos fondos europeos”, explica, consultado por LUH, Carlos Sánchez Mato, profesor de Economía Aplicada de la Universidad Complutense y responsable de Políticas Económicas de Izquierda Unida. “Una de las primeras que se han movido, y lo ha hecho hace ya unos meses, es la patronal CEOE, que ha tirado de las consultoras habituales, entre ellas la propia Deloitte pero también otras como KPMG”, añade. Y explica que “esto que ha hecho Ribera, y que no sólo está haciéndolo el Ministerio para la Transición Ecológica, sigue la senda iniciada por la propia Comisión Europea, que por ejemplo para los planteamientos de sostenibilidad medioambiental de planes como el Next Generation y similares contrata a un fondo de inversión como BlackRock, lo que viene a ser la zorra a guardar las gallinas”. “Que eso lo haga Ursula von der Leyen, conservadora que fue mano derecha de Angela Merkel, todavía tiene una cierta lógica, pero que lo haga una ministra de este Gobierno tiene menos pase”, apostilla.

Mato critica asimismo “que sean invitados a la mesa de evaluación de los fondos europeos y de toma de decisión de hacia dónde van los mismos compañías como Deloitte y otras muchas que durante la anterior crisis también se han caracterizado precisamente por fallar más que una escopeta de feria”. Y es que Deloitte es la empresa que, por encargo de la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores), auditó las cuentas de Bankia –entonces presidida por Rodrigo Rato, ex vicepresidente económico del Gobierno del PP de José María Aznar y ex director gerente del FMI (Fondo Monetario Internacional)– con motivo de la salida a Bolsa de la entidad bancaria, y lo hizo mal. Tanto, que el ICAC (Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas) impuso a la multinacional en 2014 una sanción de 12 millones de euros por haber vulnerado su deber de independencia al supervisar las cuentas de una entidad, multa que el Ministerio de Economía confirmó en 2016, es decir hace cinco años.

Sólo cinco años después de que el Ministerio de Economía confirmara esa sanción de 12 millones de euros a Deloitte, el Ministerio de Transición Ecológica ha contratado, por 338.000 euros, a la consultora y auditora para asesorar al departamento en la captación y ejecución de los fondos europeos destinados a afrontar la crisis del COVID-19 y lo ha hecho por el procedimiento de urgencia.

“Matrimonios de interés absolutamente perversos”

“Pero no pensemos sólo en lo mas llamativo –que puede ser lo de Bankia–, pues todas esas grandes compañías han sido las consultoras, asesoras o auditoras de las empresas del IBEX 35 y desde luego de todo el sector bancario; incluidas las cajas de ahorro, que han sido pioneras en el falseamiento de las cuentas anuales que presentaban a sus accionistas y cuyo rescate nos ha costado tantísimo dinero en fondos públicos”, advierte el profesor de Economía. “Ante esto, algunos criticamos profundamente que ahora, en el momento en que hay que pensar hacia dónde va este país con la inmensa cantidad de fondos que van a venir desde Bruselas, alguien de una administración pública vuelva a fiarse del criterio de quienes nos han estado durante tantos años falseando la realidad en la contabilidad bancaria, por poner un caso”, añade. ¿Existe alguna explicación? “Está claro que tiene que ver con los matrimonios de interés absolutamente perversos que existen entre esas grandes consultoras-auditoras y las élites financieras de este país, que se están repartiendo el botín como cuatreros”, asegura.

Mato también destaca que “que esto ocurra” también “tiene que ver” con que las administraciones públicas “llevan años siendo esquilmadas desde el punto de vista del personal”, y muchas veces –y esta es una de ellas, como va a quedar de manifiesto– no hay o no va a haber –y así lo dice el propio Ministerio para la Transición Ecológica– personal funcionarial suficiente para gestionar las ayudas europeas”. “Y, una vez más, hay que externalizar o privatizar, fruto de unas decisiones, durante las décadas pasadas, que pretenden dejar en nada o en prácticamente nada el músculo de personal que las administraciones publicas necesitan para afrontar su obligación, que es que los servicios públicos puedan ser prestados de manera adecuada”, añade.

“Cuando esa situación se produce, tenemos tendencia a señalar con el dedo acusador al PP –y por supuesto, porque lo que hizo con la tasa de reposición del personal de las administraciones públicas fue letal para las mismas–, pero el PSOE se ha caracterizado por seguir por esa senda –incluso en este Gobierno de coalición y con nuestra total oposición–, y eso es algo que va de la mano de ese tipo de actuaciones de ‘como no tenemos personal público para poder afrontar la ingente cantidad de fondos europeos a gestionar, pues nos encomendamos precisamente a esa gente’ que ya digo que falla más que una escopeta de feria y que va a ser la que se encargue de evaluar los proyectos”, advierte Mato.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

3 Comentarios

3 Comments

  1. Bernal de Loureiros

    3 de febrero de 2021 10:28 at 10:28

    No actúan como gestores de lo público. Actúan como gestores de sus intereses personales.
    Con su actitud demuestran lo poco que les preocupa lo que es de todos, excepto para apropiarse de ello cuanto pueden. Quizás ahora, Teresa Ribera está preparando su puerta giratoria para el futuro.
    Y esto tiene consecuencias a medio y largo plazo, pues empobrece el Estado, trasciende al exterior y después,si como consecuencia de dicho empobrecimiento, los políticos españoles recurren a pedir ayuda a la Unión Europea, se topan con las reticencias de sus socios a los que no les falta razón cuando les echan en cara que, si ganas cien, debes ahorrar diez; en lugar de que si ganas cien y te prestan diez, derrochar ciento diez.
    Lo que pasa es que, llegado ese momento, Teresa Ribera y sus cómplices dentro Gobierno actual, ya estarán, como tantos antecesores suyos, a otra cosa en consejos de administración de las empresas a las que favorecen ahora con sus chanchullos a costa del erario público.
    ¿Y quién paga con sufrimiento y pobreza el daño hecho? Pues el pueblo mismo que les vota, del que ellos se ríen.

  2. Jovella

    3 de febrero de 2021 11:59 at 11:59

    Las grandes consultoras como las que se citan en este artículo son de las que más puertas giratorias han acogido como bien saben muchos exministros socialistas.

  3. José L. Soto

    4 de febrero de 2021 13:13 at 13:13

    Y eso que se supone que es un gobierno de izquierdas, no quiero ni pensar si ahora estuviésemos en manos del PP, nos esquilmaría todo lo que recibamos de la UE.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes