fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LUH NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Análisis

Un adiós con generosidad e inteligencia

Pablo Iglesias quiere ganar, no tener razón, por eso dimite cuando es consciente de que no puede ganar porque sus enemigos, que son muchos y poderosos, se han encargado de que su popularidad esté por los suelos

Pablo Iglesias se va. Deja todos sus cargos tanto en la política institucional como en Podemos. Se va de la misma forma que llegó: con generosidad e inteligencia. Se va porque es consciente de que los medios de comunicación lo han convertido en el villano más odiado de España. Es el precio a pagar por haberse enfrentado al Estado del 78, al establishment que el franquismo dejó en herencia. Rozó con los dedos tocar el cielo por asalto pero el poder mediático concentrado se encargó de diabolizarlo hasta que las familias desahuciadas terminaron odiando al hombre que quería parar los desahucios.

Iglesias es una rara avis política y, quizás, por eso se va tan pronto, a los siete años de irrumpir con fuerza en las elecciones europeas de 2014. Iglesias es más del mundo de las ideas que de los aparatos, por eso todas sus decisiones políticas han sido en clave externa y no a la interna. Iglesias es más de política que de partido, lo que fue clave también para que le naciera otro partido en el interior de Podemos, de lo que se enteró por un mensaje en Telegram. El ya exdirigente político quiere ganar, no tener razón, por eso dimite cuando es consciente de que no puede ganar porque sus enemigos, que son muchos y poderosos, se han encargado de que su popularidad esté por los suelos sin posibilidad de ser reseteada, que es un privilegio que los medios sólo le otorgan a las formaciones del bipartidismo.

En lo personal, Iglesias ha perdido más de lo que ha ganado en esta aventura política. Ha perdido algo tan valioso como el anonimato. No sabe lo que es llevar de la mano a sus tres hijos al parque porque hordas de ultraderechistas lo acosan delante de su casa. Ha tenido que soportar que los medios de las cloacas se salten la tapia de su casa para grabar a sus hijos. Se ha visto obligado a cambiar de guardería a sus hijos porque los medios de la ultraderecha acosaban a las monitoras. Ha tenido que ver publicado en un periódico las ecografías de sus hijos. Lo amenazaron de muerte enviándole cuatro balas, una para él mismo, otra para su pareja, otra para su padre y otra para su madre. Demasiado sufrimiento para tan poca dote. Iglesias podría haberse quedado en la Universidad Complutense dando clases de Ciencia Política y creando productos mediáticos para la batalla de las ideas, que es lo que hacía y como se ganaba la vida antes de 2014, pero decidió poner el cuerpo para liderar el espacio de la indignación que nació con el 15-M, reventó el tablero político español y habló el idioma del pueblo que sufre las tropelías de las élites.

La política española ya no se puede explicar sin su participación activa. Deja como testamento político la idea de que la izquierda puede ganar. Su herencia es que se marcha dejando el primer gobierno de coalición desde la recuperación de la democracia. Algo que parecía imposible porque los dueños de España nunca permitieron que la izquierda estuviera en el salón de mandos del Estado. Rompió el bipartidismo, aceleró la abdicación de Juan Carlos I de Borbón, puso al PSOE contra las cuerdas y echó a Mariano Rajoy, exlíder del partido político más corrupto de Europa, en una moción de censura en la que los diputados del PSOE parecía que estaban tristes por acceder al poder.

También ha cometido errores en lo estratégico, pero no lo podrán acusar de haber metido la mano ni de haberse equivocado nunca de bando. Otra herencia que deja a nuestra democracia es la revelación de que los grandes medios de comunicación en España no informan de la realidad, la crean, que funcionan como faro y no como espejo. Esos medios, propiedad del poder económico concentrado, no le han perdonado su osadía de mirar de frente al Estado del 78 y de situar la desigualdad económica, que sufre un tercio de la población española, en el centro de la cuestión política. Al PSOE le hubiera ido bien distinto en Madrid si hubiese regulado el precio de los alquileres. Cuando la izquierda no se diferencia de la derecha en lo económico, la alternativa siempre es el autoritarismo.

Su último acto de servicio  ha sido poner la cara en la batalla de Madrid para movilizar a la izquierda y evitar que Unidas Podemos sufriera una debacle sin paliativos en las elecciones autonómicas. Ha crecido tres escaños, pero ha sido insuficiente para vencerle a la derecha. No le ha echado la culpa al mal resultado del PSOE, lo que ha hecho imposible que el bloque progresista sume más diputados que el bloque trumpista. Se hace responsable en primera persona, dejando a todo el mundo con la boca abierta. Otra vez.

Se marcha dejando nominada a Yolanda Díaz como candidata a la Presidencia del Gobierno, la ministra mejor valorada. Díaz, de la que es amigo personal desde hace muchísimos años y con quien ensayó Podemos en Galicia dos años antes de que naciera la formación morada en Madrid, aglutina lo que necesita el momento político actual y los ingredientes que pueden hacer que el llamado espacio político del cambio se reconcilie para dar una alternativa a la que el PSOE sigue renunciando. Iglesias ha aceptado que su liderazgo ya no suma y se marcha como llegó. Con generosidad e inteligencia. La historia lo engrandecerá como el gran político que es y el hombre que lo puso todo patas arriba. Los poderes económicos nunca le perdonarán que se atreviera a tanto, hasta estar a punto de ganar y de poner en peligro los privilegios de las élites. Miró fijamente a los ojos de los dueños de España y eso se paga muy caro.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

23 Comentarios

23 Comments

  1. ESTRELL@

    5 de mayo de 2021 09:10 at 09:10

    gracias Pablo .

  2. Topo Gigio

    5 de mayo de 2021 09:46 at 09:46

    Una pena que tantos ciudadanos machacados por las élites no hayan sido capaces de ver más allá del día a día y hayan arrojado la toalla. Quizás no te merecían. Gracias por lo que has hecho y eres y por lo que vas a seguir haciendo y siendo.
    Gracias a tu familia también.

  3. Antonio Moreno

    5 de mayo de 2021 09:48 at 09:48

    Pablo, gracias por tu inteligencia. No todo es válido en política ni todo se puede soportar. Ha valido la pena seguirte estos años, nunca habíamos tenido en la izquierda un referente tan importante tras Anguita. Espero que ahora te dejen en paz y puedas dedicarte más a tus hijos.
    Hasta siempre !

  4. Josu Monreal

    5 de mayo de 2021 09:55 at 09:55

    Gracias Pablo por tu lucha. Te han difamado y acosado, a tí y a tu familia, desde que entrantes en política hace 7 años, porque eras una amenaza para las élites y la esperanza para el Pueblo…

    Una pena que millones de personas no lo hayan sabido ver y se hayan creido las mentiras y bulos de Pantuflo, Federico, Ana Rosa, Cloaquín, y todos los demás pseudo-periodistas vendidos al poder y no a la dignidad de su profesión y a al democracia. Sobre su conciencia recae que construyamos un futuro muchos peor para las sucesivas generaciones.

  5. Chema Ferrer Martínez

    5 de mayo de 2021 10:12 at 10:12

    El pueblo español, en su mayoría y con alguna rara excepción histórica (12-14/04/1931), nunca ha estado a la altura de sus mejores candidatos. Actúa y seguirá actuando, o inactuando, como un suicida en potencia eligiendo, cuando le dejan, a lo peor de entre lo elegible, por mucho qe se le muestren las cosas claras. Una condición lamentable qe debemos asumir, sin dejar de pensar qe un mundo mejor es posible. Pablo, hiciste lo qe debías; lo qe tu conciencia te dictaba: intentar mejorar el mundo abanderando la mejor de las causas. Estás entre los mejores qe ha dado este país. Un recuerdo sentido a Manuel Azaña, Marcelino Camacho y Julio Anguita, qe también lo fueron, entre otros menos conocidos y/o nombrados, y cuyo recuerdo y legado intelectual inspirarán siempre a lo mejor por venir. Solo puedo añadir qe has sido un valiente como los qe ya no existían, y qe para algunos de nosotros tienes el mayor de los reconocimientos. Gracias enormes y sinceras. Espero qe tú y los tuyos disfrutéis de una vida agradable y larga. Aun no conociéndote personalmente, aqí, un amigo. Salud y República!

  6. mariano tomas Fuentes Alvaro

    5 de mayo de 2021 10:17 at 10:17

    Este espacio es como un velatorio: solo se habla del que se ha ido y sin excepcion alguna se repite lo de «Que bueno que era»».

  7. Julio Pazos Giráldez

    5 de mayo de 2021 10:53 at 10:53

    Mil gracias por todo lo que aportaste en estos años. Eres digno de admirar y ojalá sigas aportando en la sombra, esas ideas que tanto bien hacen a las mayorías, que no te dejaron llevar a cabo. Un abrazo desde Vigo. Cuidate mucho, y cuida a la family… Es lo mejor que la vida nos dió

  8. mekong --

    5 de mayo de 2021 12:13 at 12:13

    Coincido plenamente con el artículo y con todos los comentarios, menos uno (siempre habrá algún listillo en su ignorancia y con mala leche).

    ¡Gracias Pablo!

    Has hecho bien.

    Esta España no te merece (y Madrid, menos).Eres el mejor político que en este desagradecido país ha parido madre

    Te echaremos de menos. Ahora a lo tuyo y a tu familia.

    ¡Hasta siempre, profesor!

  9. Alba Alcántara Calvo

    5 de mayo de 2021 13:49 at 13:49

    Ha sido un verdadero placer tenerte en la política.
    Solo espero que te sientas enormemente orgulloso de lo conseguido, con todo en contra levantaste un partido, llegaste a la vicepresidencia, salvaste el 5%y te has ido con la cabeza bien alta cuando tocaba. Si a mí ayer siendo consciente de que era lo que tocaba y de los rumores que había se me rompió el corazón, no puedo ni imaginarme como te debes de sentir. Solo espero que los árboles te permitan ver el bosque y sientas todo el apoyo y el orgullo que sentimos tus votantes.

    Mis mejores deseos para ti y para tu familia que suficiente habéis tenido que soportar.

    Gracias por tanto!

  10. Sergito

    5 de mayo de 2021 17:20 at 17:20

    Muchas gracias por todo lo que has aportado. Bastante has soportado en nombre de todos para lo poco que te lo han agradecido a la vista de los resultados. Lamentablemente la mediocridad abunda en España, fomentada por los medios como tu bien dices. Espero que al menos sigas asesorando en la sombra. No se puede perder ese capital politico y brillante cabeza. Puedes irte con la cabeza alta, con dignidad y honradez. Muy pocos pudieron y pueden hacerlo en este pais…..

  11. Ursula Camacho vargas

    5 de mayo de 2021 17:47 at 17:47

    Gracias Pablo.Descansa y disfruta de tu familia, que ya es hora.Eres la dignidad hecha persona. Hasta pronto valiente.

  12. Agustín Montes C.

    5 de mayo de 2021 18:13 at 18:13

    Entiendo que se quiera ir por el desgaste y cansancio que ha venido arrastrando durante estos siete años.

    Ahora bien, si como dice el encabezado del artículo, lo hace porque los adversarios, que son muchos y muy poderosos, se han encargado de que su popularidad esté por los suelos, muy malos chalecos antibalas hemos resultado ser los militantes de base.

    En cualquier caso, gracias por todo lo iniciado, emprendido y enseñado.

  13. Mohicano

    5 de mayo de 2021 18:59 at 18:59

    ¡Hasta pronto compañero! Espero verte cuando llegue la hora, Presidente de la tercera República Española.

  14. Eduardo Martín Moreno

    5 de mayo de 2021 19:12 at 19:12

    Quiero empezar dándote las gracias, por todos esos momentos que nos has defendido

  15. Eduardo Martín Moreno

    5 de mayo de 2021 19:19 at 19:19

    Gracias y mil gracias.
    Descansa y disfruta de tu familia a sido un placer.

  16. Lucía Draín

    5 de mayo de 2021 21:11 at 21:11

    Mil gracias, Pablo. Mil gracias al resto de miembros de Podemos. Contáis con mi apoyo e ilusión.

  17. Ramon

    6 de mayo de 2021 16:54 at 16:54

    Solo quiero recordar que desgraciadamete en este país muchos políticos han perdido la vida sin mingun tipo de elección
    Afortunadamente Pablo ha podido elegir cual será su futuro
    Suerte te deseo lo mejor

  18. Carlos Primero de los Míos

    6 de mayo de 2021 22:39 at 22:39

    Siempre estaré agradecido a este señor de coleta y/o moño, la ilusión que despertó en mí de que sí se podía, en contra de la imposibilidad que existía anteriormente, no se puede pagar con dinero. La diferencia abismal de capacidad, inteligencia y honradez con respecto a los demás políticos de cualquier signo, me hizo ver los inútiles y sinvergüenzas que eran los demás y entre ellos sobresale, aunque parezca mentira porque no ha hecho absolutamente nada, excepto romper el futuro de los españoles de bien, el despreciable Iñigo Errejón.
    Un abrazo muy grande, Pablo, y que seas feliz junto a los tuyos y procura enseñar en la Uni que los pobres nunca deben votar a los ricos, porque estarían cavando su propia tumba con antelación, aunque en estas últimas votaciones ha quedado claro que en analfabetismo político somos campeones mundiales.

  19. Ander

    7 de mayo de 2021 00:04 at 00:04

    Enhorabuena por el artículo.

  20. Enrique Asenjo cobos

    9 de mayo de 2021 17:36 at 17:36

    Las élites económicas que controlan todos los estamentos de la sociedad no podían permitir que alguien que representa la honradez , decencia e inteligencia elevado a la máxima potencia ,amenazara sus privilegios.Gracias Pablo nos has devuelto la ilusión y estoy seguro que seguirás empujando para hacer de este país un lugar mejor.

  21. Amador

    20 de mayo de 2021 19:48 at 19:48

    Tipo honesto y horrado.

  22. Amador

    20 de mayo de 2021 19:49 at 19:49

    Tipo honesto y honrado.

  23. GibreelRaval

    24 de mayo de 2021 12:28 at 12:28

    «Conectado como GibreelRaval. ¿Quieres salir?»
    No quiero salir, quiero llorar.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes