fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LÚH! NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Opinión

Un editorial sin disculpas

Esta semana el diario El País obsequió a sus lectores y suscriptores con uno de los audios más vergonzosos de la reciente historia de este país, que los tiene en demasía. Sin embargo, esa información en exclusiva no ha tenido la misma repercusión mediática que tuvieron en su día las falacias y difamaciones cocinadas por el Gobierno del Partido Popular contra Podemos a través de maniobras ilegales, como revelan esas conversaciones entre el comisario Villarejo y toda una ministra de Defensa en los audios ofrecidos por el citado periódico.

Era de esperar esa actitud de encubrimiento o aminoramiento al estilo Feijóo entre los medios de la derecha y la extrema derecha, pues forma parte de sus hábitos y costumbres, pero al leer este mañana el editorial del propio diario El País, que desde hace varios meses viene publicando los audios secretos de la corrupción, eché de menos un reconocimiento por su parte de lo que le corresponde en la difusión de algunos de los bulos que se perpetraron contra el partido morado, en base a la campaña mediática de desprestigio sufrida por Podemos casi desde su misma fundación.

Es de celebrar que El País considere que hubo dos víctimas principales de esa guerra sucia (Podemos y los independentistas catalanes), porque es algo que a estas alturas sabe o debería saber toda persona bien informada. Nunca en la historia de este país hubo una pena de telediario impuesta con tanto denuedo y persistencia contra un partido político como el que nació después del 15 M.

Pero ya que se reconoce esa pena de telediario en un editorial y se reprueba al partido que se sirvió de los aparatos del Estado para combatir de modo tan indigno a sus adversarios políticos, creo que El País ha perdido una oportunidad de disculparse con sus lectores y suscriptores por lo que tanto al periódico como a la SER le corresponde por haber colaborado a veces en esa campaña de desprestigio contra Podemos que, como se afirma en el editorial, se inició casi desde el mismo momento de su fundación.

Al diario de PRISA no solo le faltaron esas disculpas en el texto editorial de este sábado, sino algún tipo de consideración diagnóstica sobre la gravedad que para la salud democrática comporta que la gran mayoría de los medios de comunicación se haya prestado, durante años, a difundir informaciones de cloaca contra determinados partidos políticos. Quizá esperábamos demasiado de ese periódico.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

Click para comentar

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes