fbpx
Síguenos en

Búsqueda

LUH NOTICIAS

Inicio de sesión ¡Bienvenido/a de vuelta!

¿No tienes cuenta en LA ÚLTIMA HORA NOTICIAS? hazte socio/a ahora

Política

Villarejo, en el banquillo junto al marido de Ana Rosa Quintana

Arranca el primer juicio al comisario jubilado, que se ha presentado en la sede judicial con dos mensajes a la monarquía.

Villarejo, en el banquillo junto al marido de Ana Rosa Quintana
José Manuel Villarejo

Arranca este miércoles en la Audiencia Nacional el primer juicio al comisario de Policía jubilado José Manuel Villarejo por tres presuntos proyectos de espionaje –enmarcados en la macrocausa Tándem, configurada también por otras 27 líneas de investigación– por los que la Fiscalía le pide un total de 109 años de cárcel. Casi cuatro años después de ser detenido en la operación Tándem –que sacó a la luz anotaciones y grabaciones que Villarejo guardó durante años, y su causa judicial se ha ido agrandando a medida que se descubrían más negocios presuntamente ilícitos, que han llegado a salpicar también a exdirectivos de empresas del IBEX 35 o a la cúpula del Ministerio del Interior del Gobierno del PP de Mariano Rajoy–, Villarejo será juzgado, por esos tres presuntos encargos de espionaje –‘Iron’, ‘Land’ y ‘Thew’ o ‘Pintor’–, junto a más de 30 acusados –entre personas físicas y jurídicas–, entre los que están su mujer, Gemma Alcalá; su hijo José Manuel Villarejo Gil; el comisario de Policía jubilado Enrique García Castaño ‘Gordo’, exjefe de la UCAO (Unidad Central de Apoyo Operativo) de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional, o el empresario Juan Muñoz, marido de Ana Rosa Quintana, conductora del espacio de Telecinco ‘El programa de Ana Rosa’.

En su comparecencia, el pasado mes de mayo, ante la comisión del Congreso que investiga la operación Kitchen, Villarejo reconoció relaciones “permanentes y continuas” con el poder mediático y lamentó: “Ahora dirán que no me conocen”. En aquella comparecencia, habló sobre Mauricio Casals, Antonio García Ferreras, Eduardo Inda, Esteban Urreiztieta, Pedro J. Ramírez, Ana Terradillos, José María Olmo y la propia Ana Rosa Quintana, de la que había anotado en su cuaderno que en una “comida agradable” le dijo que “en agosto” estaría en su casa de verano “y nos invitan”. “Yo desconozco si anoté o no anoté eso, espero que algún día me lo permitan ver y diré si es cierto o no. ¿Que tenía una relación con Ana Rosa? Fíjese, de cuando ella era soltera, imagínese si ha pasado tiempo. No fui novio suyo, ¿eh?”, zanjó.

“Espero que no sea una justicia folclórica; sería como un linchamiento, como en el Oeste”, ha declarado Villarejo a los medios este miércoles a su llegada a la sede judicial, ubicada en el municipio madrileño de San Fernando de Henares y en la que se ha presentado con dos recados más que evidentes a la monarquía.

El primero, un dibujo en su mascarilla: la flor de lis, la marca de la Casa Borbón –de Bourbon, pues se trata de una casa real de origen francés–, presente en el escudo de armas del rey de España –tanto en el del anterior, Juan Carlos I (1975-2014), como en el del actual, Felipe VI (2014-¿?)– y en los propios escudo y bandera oficiales de España.

El segundo, una advertencia: “Yo no he tenido miedo jamás de ningún individuo por muy importante que fuera este señor tan importante, el gran lord protector de la Corona”. Se da por supuesto que ese “gran lord protector de la Corona” al que se ha referido Villarejo es el general del Ejército español Félix Sanz Roldán, director del CNI (Centro Nacional de Inteligencia) con dos jefes del Estado –Juan Carlos I y Felipe VI– y con tres presidentes del Gobierno –con José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE) de 2009 a 2011, con Mariano Rajoy (PP) de 2011 a 2018 y con Pedro Sánchez (PSOE) de 2018 a 2019– y que en julio del pasado año 2020 fue contratado como asesor del presidente de Iberdrola –una de las tres grandes empresas del oligopolio eléctrico español, junto con Endesa y Naturgy–, Ignacio Sánchez Galán, imputado en una de las piezas de la macrocausa Tándem por un presunto encargo a Villarejo. El comisario jubilado ya fue absuelto por otro tribunal en un juicio en el que por un lado Sanz Roldán y un periodista del diario ‘El País’ lo acusaron de denuncia falsa y por otro lado el propio exdirector del CNI lo acusó de calumnias por haber asegurado en laSexta que Sanz Roldán amenazó de muerte a la examante de Juan Carlos I Corinna Larsen en Reino Unido en 2012, poco después de que el anterior jefe del Estado protagonizara el escándalo de Botsuana.

El tribunal de la Audiencia Nacional que juzga a Villarejo –presidido por la magistrada Ángela Murillo– ha decidido este miércoles seguir adelante con el juicio tras rechazar las peticiones de suspensión realizadas por la defensa del comisario jubilado y de otros acusados, a las que se han apuesto la Fiscalía Anticorrupción y la acusación popular, representada por Podemos.

Cohecho, descubrimiento y revelación de secretos, falsedad documental…

A lo largo del juicio que arranca este lunes y que podría extenderse hasta principios de 2022, los acusados serán juzgados por delitos como cohecho, descubrimiento y revelación de secretos, falsedad documental, tráfico de influencias y extorsión en grado de conspiración, aunque esta semana el juicio se centrará sólo en las cuestiones previas y será ya en noviembre cuando se reanudará con los primeros interrogatorios a los encausados.

El proyecto ‘Iron’ –investigado en la pieza 2 de la macrocausa Tándem y por el que la Fiscalía pide 57 años de cárcel para Villarejo– se lo encargó presuntamente el despacho de abogados H & A (Herrero & Asociados) –también acusado en la pieza– para espiar y desacreditar –a través de medios de comunicación– a Balder IP Law, un despacho rival. Junto a Villarejo, se sentarán en el banquillo 13 personas, entre ellas su mujer, Gemma Alcalá –para la que la Fiscalía pide 50 años de cárcel–; su socio Rafael Redondo (51 años); el exjefe de la UCAO Enrique García Castaño ‘Gordo’ (52 años) y otros antiguos mandos policiales.

El proyecto ‘Land’ –investigado en la pieza 3 de la macrocausa– se lo encargó presuntamente Procisa –también acusada en la pieza–, empresa de Susana García-Cereceda, hija del empresario Luis García Cereceda, promotor de la urbanización de lujo La Finca –ubicada en el municipio madrileño de Pozuelo de Alarcón– y uno de las personas más ricas de España hasta su muerte en 2010. Precisamente este presunto encargo a Villarejo fue realizado en el marco de la disputa familiar por la herencia de Luis García Cereceda para obtener información reservada sobre Jaime Ostos –marido de Yolanda-García Cereceda, la otra hija del promotor inmobiliario, e hijo del extorero del mismo nombre– o Silvia Gómez Cuétara, viuda de Luis García Cereceda. La Fiscalía pide por estos hechos 38 años de cárcel para Villarejo, 36 para Alcalá y Redondo y 30 para García Castaño. La Fiscalía también llegó a pedir 16 años de cárcel para Susana García-Cereceda y 19 para Francisco Peñalver y David Fernández –administrador y asesor de Procisa, respectivamente–, pero los tres evitarán la cárcel tras haber reconocido que efectivamente contrataron a Villarejo.

El proyecto ‘Thew’ –investigado en la pieza 6 de la macrocausa– se lo encargaron presuntamente el empresario Juan Muñoz –el marido de Ana Rosa Quintana– y su hermano Fernando Muñoz –también acusados en la pieza– para espiar y presionar a su exsocio Mateo Martín y al abogado de este, Javier de Urquía, para que modificaran su estrategia en un procedimiento judicial. La Fiscalía pide por estos hechos 14 años de cárcel para Villarejo y otros 14 para su hijo José Manuel Villarejo Gil. La Fiscalía también llegó a pedir ocho años de cárcel para Juan y Fernando Muñoz, pero ambos evitarán la cárcel tras haber reconocido que efectivamente contrataron a Villarejo, al que habrían pagado 20.000 euros por el encargo.

‘Iron’, ‘Land’ y ‘Thew’ –piezas por las que Villarejo ha empezado a ser juzgado este miércoles– son sólo tres de las 30 piezas de la macrocausa Tándem, algunas de las cuales siguen en periodo de instrucción, como las relativas a los proyectos relacionados con la eléctrica Iberdrola o con el banco BBVA –dos de las empresas más potentes del IBEX 35–, en las que están imputados el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, y el expresidente del BBVA Francisco González. En otras piezas de la macrocausa ya hay autos de procesamiento, como la relativa al proyecto relacionado con la petroquímica Repsol o con el banco CaixaBank, donde están procesados un exjefe de Seguridad de cada una de las dos empresas –como Iberdrola y el BBVA, otras dos de las más potentes del IBEX 35– pero en la que el juez archivó la causa para el presidente de Repsol, Antonio Brufau, y para el expresidente de CaixaBank Isidre Fainé –que estuvieron imputados como personas físicas–, así como para las propias Repsol y CaixaBank, que estuvieron imputadas como personas jurídicas. Por el contrario, sí están procesados –en este caso en la pieza 7, relativa a la operación Kitchen–, entre otros, Jorge Fernández Díaz y Francisco Martínez Vázquez, números uno y dos del Ministerio del Interior del Gobierno de Rajoy.

Comparte esta noticia

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes

1 Comentario

1 Comentario

  1. Topo Gigio

    14 de octubre de 2021 16:27 at 16:27

    Esta es la casta de personajes inmundos (aunque vistan ropa cara y no lleven rastas) que funcionan como mafias y que impiden que España sea una democracia plena.
    Luego, la impresentable «Mama Rosa» se permite el lujo, desde su púlpito televisivo de criticar a la gente que trabaja por los más necesitados y defender y blanquear a los fascistas de voX a los que se ha unido el pP por el simple hecho de que estos no cuestionan cómo funciona la mafia (forman parte de ella) y se dedican a poner el foco en los inmigrantes para desviar la atención de los verdaderos ladrones.

¿QUIERES AÑADIR UN COMENTARIO?

HAZTE SOCIO/A AHORA o para poder comentar todas nuestras noticias

TE NECESITAMOS PARA SEGUIR CONTANDO LO QUE OTROS NO CUENTAN

Si piensas que hace falta un diario como este, ayúdanos a seguir.

HAZTE SOCIO por 5 euros al mes